Háptica

Un niño riendo mientras se le hacen cosquillas.

Háptica, designa la ciencia del tacto, por analogía con la acústica (oído) y la óptica (vista). La palabra proviene del griego háptō (tocar, relativo al tacto).

Algunos teóricos como Herbert Read han extendido el significado de la palabra háptica, refiriéndose por exclusión a todo el conjunto de sensaciones no visuales y no auditivas que experimenta un individuo.

Generalidades

El Háptica puede considerarse como el estudio del comportamiento del contacto y las sensaciones. El sentido del tacto es extremadamente importante para los seres humanos, pues no solo provee información sobre las superficies y texturas, es un componente de la comunicación no verbal en las relaciones interpersonales, y es vital para llegar a la intimidad física. Puede ser tanto sexual ( besar o sexo oral) como platónica (como los abrazos o las cosquillas).

Los sentidos hápticos (tacto) son los primeros que se desarrollan en el feto y junto con la forma en que estos se relacionan con el desarrollo de los otros sentidos en los infantes (por ejemplo la visión) han sido objeto de muchos estudios. Se ha observado que los bebés humanos tienen una enorme dificultad para sobrevivir si no poseen el sentido del tacto, aún teniendo los sentidos de la vista y el oído. Bebés con el sentido del tacto, incluso sin vista u oído, tienen más oportunidades. El tacto puede considerarse como un sentido básico en la mayoría de las formas de vida.

En los chimpancés el sentido del tacto está muy desarrollado. Los chimpancés recién nacidos casi no pueden ver o escuchar por lo que se aferran fuertemente a sus madres. Harry Harlow condujo un controvertido estudio entre 1963 y 1968 utilizando macacos rhesus. Harlow observó que los macacos adultos que habían sido criados con una madre de trapo, un aparato de alimentación de alambre envuelto en tela de paño suave y capaz de brindar cierto nivel de estimulación táctil, eran considerablemente más estables emocionalmente que aquellos macacos que habían crecido con una madre meramente de alambre.

El contacto físico es tratado, entendido y aceptado en forma diferente de un país a otro y lo que es aceptable en un grupo cultural podría ser inaceptable en otro. En la cultura tailandesa, por ejemplo, tocar la cabeza de alguien es considerado un acto grosero e irrespetuoso. Los estudios de Remland y Jones ( 1995) sobre la comunicación entre grupos de personas encontraron que el contacto físico era extraño en países como Inglaterra (8 %), Francia (5 %) y los Países Bajos (4 %), en comparación con la muestra Italiana (14 %) o Griega (12.5 %).

Stoeltje (2003) escribió sobre cómo los estadounidenses están perdiendo contacto con esta importante habilidad en la comunicación. En un estudio realizado por el Instituto de Investigación sobre el Contacto, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Miami, se encontró que los niños estadounidenses eran más agresivos que sus homólogos franceses cuando jugaban en un campo de juegos. En el estudio se notó que el contacto físico entre las mujeres francesas y sus niños fue más frecuente que entre los padres estadounidenses y sus respectivos niños.

Other Languages
čeština: Hmat
Deutsch: Berührung
Esperanto: Tuŝo
français: Toucher
עברית: מישוש
italiano: Tatto
한국어: 촉각
norsk bokmål: Følesansen
polski: Dotyk
Simple English: Touch
slovenčina: Hmat
svenska: Beröring
українська: Дотик