Gymnopédies

Partitura de la obra (pulse en la imagen para acceder a la obra completa).
Gymnopédie n.º 1

Gymnopédie n.º 3

Las Gymnopédies son tres obras para piano compuestas por Erik Satie y publicadas en París en 1888. Estas piezas junto a Trois sarabandes y las Gnossiennes suelen clasificarse como danzas. Un gran número de producciones cinematográficas, televisivas e incluso videojuegos han incluido alguna o varias gymnopédies dentro de su banda sonora. Asimismo diversos artistas musicales han hecho sus propias versiones y adaptaciones de estas obras.

Historia

Después de haber leído la novela histórica Salammbô de Gustave Flaubert, Satie tiene la idea de crear piezas para piano inspiradas en las danzas de la antigüedad griega.[1]

Otra fuente de inspiración fue posiblemente la obra de J. P. Contamine de Latour (1867–1926), que escribió el poema Les Antiques que contenía estos versos:[3]

Oblique et coupant l'ombre un torrent éclatant
Ruisselait en flots d'or sur la dalle polie
Où les atomes d'ambre au feu se miroitant
Mêlaient leur sarabande à la gymnopédie

Oblicua y cortada la sombra de un torrente brillante
Fluía en ondas de oro sobre la losa pulida
Donde los átomos de chispeante fuego ámbar
Mezclaban su sarabande a la gymnopédie

La connotación exacta prevista por Contamine al usar la palabra griega gymnopédie sigue siendo incierta. Entre las posibilidades están:

  • danza – probablemente; ya que lo menciona junto a otra danza, la sarabande;
  • antigüedad – supuestamente; dado el título del poema. Pero esto aún no da una idea clara de cómo se percibía la antigüedad a finales del siglo XIX en Francia;
  • desnudez – tal vez; palabras como «gymnastique» (gimnasia) y «gymnase» (gymnasium) sobre la base de la misma palabra griega para desnudez (γυμνός - «gymnos») eran comunes en esos días, pero había perdido toda referencia a la desnudez. En Esparta gran parte del trabajo escolar era el entrenamiento físico y los jóvenes por lo general estaban desnudos. Parece claro que «-ped» alude a niños («paed»). Una interpretación razonable puede ser una danza o desfile de los niños del gimnasio.
  • guerra – probablemente no; ya que aunque en la Antigua Grecia la palabra indicaba una danza de guerra en el poema no se observa intención bélica;
  • ceremonia / festividad religiosa – probablemente no; aunque era el contexto de la antigua gymnopaedia, no parece haber ninguna alusión a ello en el poema.

«Gymnopédie» no era una palabra que se usase con frecuencia en el siglo XIX en Francia, hasta el punto de haber podido ser percibida como un neologismo por muchos. No obstante, ya se había mencionado en el Dictionnaire de musique escrito por Jean-Jacques Rousseau en París en 1768. En este diccionario «Gymnopédie» se describe como «Air ou Nome sur lequel dansoient à nu les jeunes Lacédémoniennes».[4]​ Satie eligió el término gymnopédies o gimnopedias que designa una danza practicada por jóvenes bailarines desnudos de Esparta. Dicha danza es mencionada sobre todo por Jenofonte en Helénicas, por Platón en Leyes y por Plutarco en su Tratado de la música. Según Jean-Joël Barbier, la palabra pudo ser elegida en alusión a las nociones de ascetismo y de austeridad que se refieren a todo lo que tiene relación con la civilización espartana, dos nociones cercanas a la estética de Satie. La temática griega antigua recorre toda la producción de Satie, desde las Gnossiennes hasta Sócrates.

Las gymnopédies son las primeras composiciones con las que Erik Satie intentó soltarse del entorno convencional de su padre y su madrastra de "música de salón" del siglo XIX. En septiembre de 1887 Satie compuso tres sarabandas (Trois sarabandes), tomando una cita de La Perdition de Contamine a modo de introducción. Por aquel tiempo Satie conoció personalmente a Contamine. Satie aparentemente usó la palabra gymnopédiste (gimnopedista), antes de haber escrito una nota de sus célebres gymnopédies posteriores. La anécdota en la que Satie se presentó como gimnopedista en diciembre de 1887 ocurrió de la siguiente manera: la primera vez que Satie visitó el cabaré Le Chat Noir le presentaron a su director, Rodolphe Salis, que era famoso por hacer comentarios afilados. Satie fue coaccionado para hablar de su profesión y a falta de ocupación profesional reconocible se presentó a sí mismo como gimnopedista, supuestamente en un intento de burlar al director.

La composición de las tres gymnopédies comenzó solo dos meses más tarde y se terminó en abril de 1888. En agosto de 1888 la primera gymnopédie fue publicada, acompañada por el verso de Contamine citado anteriormente. No obstante, sigue siendo incierto si el poema fue compuesto antes que la música, o si Contamine creó el verso como homenaje a su amigo, que ahora había completado una serie de sarabandas y gymnopédies. Más tarde el mismo año, la tercera gymnopédie fue publicada. No hubo, sin embargo, publicación de la segunda gymnopédie hasta siete años después, mediante diversos anuncios de una inminente publicación de esta gymnopédie que se hicieron en los periódicos Chat Noir y Auberge du Clou. La serie pertenece a la categoría de obras de su período de Montmartre. Las piezas fueron publicadas por primera vez por su padre Alfred Satie en 1888 en París, pero no conocieron una verdadera popularidad sino a partir de 1910 cuando la joven generación de compositores e intérpretes franceses de la época descubrieron su música.

Other Languages
български: Гимнопедии
català: Gymnopédies
Ελληνικά: Gymnopédies
English: Gymnopédies
italiano: Gymnopédies
polski: Gymnopédies
português: Gymnopédies
svenska: Gymnopédies