Gustavo Romero Kolbeck

Trayectoria

Estudió la licenciatura en Economía en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) de 1942 a 1946, en donde se graduó con mención honorífica el 16 de octubre de 1963[1]​ con la tesis Tres etapas en la planeación del desarrollo económico. Asimismo, realizó un posgrado en análisis económico en la Universidad George Washington de 1947 a 1948.

Inició su carrera impartiendo cátedra en la Escuela Nacional de Economía de la UNAM de 1949 a 1983, en la Universidad Iberoamericana de 1953 a 1954 y como investigador del Departamento de Estudios Económicos del Banco Nacional de México (Banamex) de 1949 a 1954. Ese mismo año, se afilia al Partido Revolucionario Institucional e ingresa a la Secretaría de la Presidencia como subdirector de la Comisión de Inversiones (1954-1958), al mando de Raúl Salinas Lozano.[2]​Asimismo, se desempeñó como director de Inversiones Públicas (1959-1961) dentro de la misma dependencia.

Fue director de la revista Expansión (1966-1970), director general de la Escuela de Economía de la Universidad Anáhuac (1967-1970), director fundador del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado, miembro del Consejo Universitario de la UNAM (1967-1969) y presidente del patronato de la Universidad Autónoma Metropolitana (1974-1982). En 1971, el presidente Luis Echeverría lo designa embajador de México ante Japón, cargo que ocupa hasta 1973 cuando asume la dirección de Financiera Nacional Azucarera y, al año siguiente, la dirección general de Nacional Financiera (1974-1976).

Director del Banco de México

En 1976, el presidente entrante José López Portillo lo nombra director general del Banco de México. Durante su gestión, Romero Kolbeck simplificó las disposiciones de encaje legal para los bancos, al unificar las tasas en un solo encaje[4]

Por otra parte, la creación de los Certificados de la Tesorería de la Federación (CETES) en 1978, facilitó el surgimiento del mercado de bonos, que a su vez, constituyó la base para la regulación monetaria a través de Operaciones de Mercado Abierto.[5]

Para 1982, en medio de la crisis financiera causada por la deuda externa contratada por el gobierno federal y luego de una serie de intentos para contener la paridad cambiaria, el 17 de febrero, se lleva a cabo la devaluación del peso y el Banco de México se retira del mercado cambiario. Romero Kolbeck es removido como director del banco un mes después, siendo sustituido por Miguel Mancera Aguayo.

Posteriormente es nombrado embajador de México ante la Unión Soviética por un breve periodo y, de 1983 a 1993, ocupó la dirección general del Banco Obrero.[3]

Other Languages