Gustavo Adolfo Madero

Gustavo Adolfo Madero
Gustavo A. Madero.jpg
Información personal
Nacimiento 16 de enero de 1875
Parras de la Fuente, Coahuila de Zaragoza
Fallecimiento 19 de febrero de 1913 (38 años)
México, D. F.
Nacionalidad Mexicana Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Revolucionario, Político y Empresario
[ editar datos en Wikidata]

Gustavo Adolfo Madero González ( Parras de la Fuente, Coahuila de Zaragoza, 16 de enero de 1875- Ciudad de México, 19 de febrero de 1913) fue un político mexicano, hermano de Francisco I. Madero, miembro fundador del Partido Constitucional Progresista por el cual fungió como diputado. Antiporfiristas y antirreeleccionistas, los dos hermanos Madero, Gustavo Adolfo y Francisco Ignacio, lucharon en contra de la renovación del gobierno del general Porfirio Díaz y para evitar su reelección.

Su incursión en la política no fue circunstancial, obedeció más a la relación estrecha entre él y su hermano Francisco, misma que puede rastrearse desde la niñez y a través de los estudios que ambos cursaron en Europa y Estados Unidos, Gustavo se identificó con la causa democrática y los principios que enarbolaba su hermano, apoyándolo durante el proceso revolucionario y una vez electo Francisco como presidente de la república. Personaje clave en el gobierno del presidente Madero, fue brutalmente asesinado y torturado durante el golpe de Estado llevado a cabo por Huerta.

Gustavo se dedicó a los negocios industriales y agrícolas, no solamente en su estado natal, sino también en Jalisco y otras entidades de la República Mexicana. En 1910 administraba un buen establecimiento del ramo de papelería en Monterrey. Instalado el régimen de su hermano, Gustavo no quiso aceptar puesto alguno en la administración; pero en 1912 se vio obligado a ocupar una curul en la Cámara de Diputados en la XXVI legislatura.

En 1941 se da su nombre a una de las delegaciones del Distrito Federal.

Financiero en la Revolución

Repuestos de la decepcionante respuesta al llamado del 20 de noviembre y después de enterarse de los pequeños levantamientos que se venían produciendo en el norte del país, en enero de 1911, Gustavo se trasladó a Washington para conseguir un empréstito, con el que pudiera comprar armas y pertrechos de guerra. Un mes después, el 14 de febrero, Francisco Ignacio Madero cruzó la frontera.

En mayo de 1911, a unos días de la Toma de Ciudad Juárez (batalla que determinó la caída del dictador) y en medio de un nuevo armisticio pactado para negociar la paz, Gustavo escribió: «Hoy resolvimos definitivamente pedir la renuncia de Díaz como condición para la paz y como sabemos que no accederá nos estamos preparando para la guerra, pues probablemente habrá necesidad de atacar Juárez».

Por entonces Gustavo negociaba ya el empréstito. Confidencialmente obtuvo un importante préstamo que significó (en términos del apoyo material que recibieron los revolucionarios) la puntilla final del régimen porfirista. El día 9, los petroleros de la Standard Oil entregaron una buena cantidad de dólares a los revolucionarios. Al día siguiente, ya sin problemas financieros, la revolución se apoderó de Ciudad Juárez y el 25 de mayo, Porfirio Díaz estaba presentando su renuncia.[2]

Other Languages