Guitarra portuguesa

António Chainho tocando una guitarra portuguesa.

La guitarra portuguesa es un instrumento cordófono desarrollado en el siglo XVIII a partir de la cítara al igual que otros cordófonos europeos como por ejemplo la guitarra inglesa. Los primeros ejemplares fabricados en Portugal se le atribuyen al artesano Luis Cardoso Soares Sevilhano.[1]

Poco a poco acabaría sustituyendo a la guitarra española como instrumento de acompañamiento del fado, canto típico portugués.

Descripción

El instrumento está compuesto por una caja de resonancia con forma de pera, ligeramente convexa, con abertura circular y 12 cuerdas metálicas dispuestas por pares, cuyas tres primeras parejas (empezando por la más fina y aguda) comparten afinación y con las tres siguientes parejas afinadas con una octava de diferencia.

Las maderas habituales de construcción son nobles: palo santo, abeto y chopo en su interior.

Iz.: de Coimbra. Der.: de Lisboa.