Guillermo Rodríguez Lara

Guillermo Rodríguez Lara
Guillermo rodriguez lara.png

Coat of arms of Ecuador.svg
Presidente de la República del Ecuador
de facto
15 de febrero de 1972- 11 de enero de 1976
Predecesor José María Velasco Ibarra
Sucesor Consejo Supremo de Gobierno

Información personal
Nacimiento 4 de noviembre de 1924 (92 años)
Bandera de Ecuador Pujilí, Ecuador.
Nacionalidad Ecuatoriana Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Catolicismo Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Cónyuge Aída Judith León
Hijos Nancy, Guillermo, Geoconda, Myriam y Antonio.
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación Político, militar, ingeniero y agricultor
Distinciones
Firma Guillermo Rodriguez Lara signature.png
[ editar datos en Wikidata]

El General de División Guillermo Rodríguez Lara ( Pujilí, Cotopaxi, 4 de noviembre de 1924) es un expresidente, militar, político, agricultor y hombre público ecuatoriano. Fue el hombre fuerte y dictador del Ecuador durante un lapso de casi cuatro años, suceso ocurrido tras el derrocamiento pacífico de José María Velasco Ibarra. Gobernó el país desde el 15 de febrero de 1972 hasta el 11 de enero de 1976.

Asumió el poder en virtud de ser el oficial más antiguo al momento en que las Fuerzas Armadas del Ecuador decidieron intervenir políticamente y dar un golpe de Estado para establecer un gobierno que se autodenominó arbitraria y unilateralmente "nacionalista y revolucionario", cuyo objetivo era controlar e invertir los cuantiosos ingresos producidos por la exportación de petróleo que se comenzaron a percibir a comienzos de la década de los setenta, coincidiendo esto con la crisis energética mundial que aquejó al mundo por aquellos años, y que en lo principal afectó al mundo industrializado y a los países más pudientes o con mayor poder adquisitivo, más que nada a Europa y Estados Unidos.

Su asunción al poder se dio en medio de un ambiente bastante convulsionado e incierto, y debido a que se quiso evitar la celebración de unas elecciones generales cuyo ganador ya se sabía de antemano. Con ello se logró impedir que Assad Bucaram participara y ganara en las nunca celebradas elecciones de 1972. En un principio se pensó, e incluso pareció, que el gobierno de Rodríguez Lara iba a ser de una tendencia marcadamente progresista o izquierdista, mas esto no se cumplió tal y como se esperaba, y el paso del tiempo se encargó de rectificar y/o desmentir dicha creencia. Finalmente no se cumplieron las expectativas iniciales de cambio que se depositó en el nuevo gobernante, lo cual a la postre produjo un desgaste inevitable e irreversible de la gestión gubernamental del general Rodríguez Lara, circunstancia que culminó con su alejamiento definitivo del poder y de la política ecuatoriana. Nunca después volvió a tener una participación destacada o digna de nombrarse en la vida pública del Ecuador. La dictadura de Rodríguez Lara marcó el inicio de una breve lapso en el cual Ecuador estuvo gobernado por militares, el cual, no obstante, solo duró siete años, contraponiéndose así a lo sucedido en otros países latinoamericanos. El triunvirato que sucedió a Rodríguez decidió asumir voluntariamente un plan de retorno a la democracia que se ejecutó sin mayores dificultades, aunque en un plazo relativamente largo o dilatado, y con una gran distancia de tiempo entre la celebración de la primera y segunda vuelta para elegir el presidente y vicepresidente.

Other Languages