Guillermo I de los Países Bajos

Guillermo I de los Países Bajos
Rey de los Países Bajos y Gran Duque de Luxemburgo, Estatúder de las Provincias Unidas y Príncipe de Orange
King Willem I - Van Bree.jpg
Royal coat of arms of the Netherlands (1815-1907).svg
Rey de los Países Bajos y Gran Duque de Luxemburgo
1815 - 1840
Predecesor Título de Nueva Creación
Sucesor Guillermo II
Información personal
Nombre secular Willem Frederik van Oranje-Nassau
Nacimiento 24 de agosto de 1772
La Haya, Holanda Meridional, Países Bajos
Fallecimiento 12 de diciembre de 1843 (71 años)
Berlín, Berlín, Alemania
Entierro Nieuwe Kerk (Delft),
Flag of the Netherlands.svg Países Bajos
Religión Calvinista
Residencia Palacio Huis ten Bosch
Familia
Casa real Casa de Orange-Nassau
Padre Guillermo V de Orange-Nassau
Madre Federica Guillermina de Prusia
Consorte Federica Luisa Guillermina de Prusia
Descendencia véase Hijos
Carrera militar
Condecoraciones
Wapen van Koning Willem I met helmteken.jpg
Escudo de Guillermo I de los Países Bajos
[ editar datos en Wikidata]

Guillermo I (Willem Frederik van Oranje-Nassau; La Haya, 24 de agosto de 1772 - Berlín, 12 de diciembre de 1843), Príncipe de Orange, Duque de Nassau-Dietz y de Fulda ( 1806 - 1843). Estatúder de las Provincias Unidas (Guillermo VI) ( 1813 - 1815), Rey de los Países Bajos y Gran Duque de Luxemburgo entre 1815 y 1840.

Biografía

Los padres del Rey Guillermo I fueron los últimos estatúderes de los Países Bajos, Guillermo V de Orange-Nassau y su esposa la Princesa Guillermina de Prusia. Hasta 1813 Guillermo fue conocido como Príncipe Guillermo VI de Orange, En 1791 Guillermo contrajo matrimonio con su prima Guillermina (1774-1837), nacida en Potsdam. Su esposa era la hija del rey Federico Guillermo II de Prusia. Después de que Guillermina muriera en 1837, Guillermo volvió a casarse con la Condesa Henriette d´Oultremont de Wegimont en 1841 en Berlín. Dos años después, Guillermo moría en esa ciudad.

Guillermo V era el estatúder hereditario de la República de los Siete Países Bajos Unidos hasta que el país fue invadido por los ejércitos revolucionarios de Francia, por lo que huyó con su hijo a Inglaterra. Al contrario que su padre –que dio permiso a su pueblo para colaborar con los franceses –Guillermo tenía una fuerte personalidad y trató de recuperar la República.

En 1799 Guillermo desembarcó en el actual territorio de Holanda Septentrional. La población holandesa local no se mostró muy contenta con la llegada del príncipe. Algunos partidarios de la Casa de Orange-Nassau incluso fueron ejecutados. Tras una serie de escaramuzas menores fue obligado a abandonar de nuevo el país. Napoleón Bonaparte, decidió cederle algunos pequeños principados alemanes, en compensación por sus territorios perdidos. Sin embargo, estos principados le fueron confiscados cuando los ejércitos napoleónicos invadieron el Sacro Imperio Romano Germánico en 1806 y Guillermo decidió apoyar a sus parientes prusianos contra Napoleón. Ese mismo año, tras la muerte de su padre, Guillermo V, le sucedió como príncipe de Orange.

Estatua de Guillermo I, Rey de los Países Bajos, situada en Apeldoorn. Levantada en 1913 y esculpida por Pieter Puype.

Después de la derrota de Napoleón en la Batalla de Leipzig (octubre de 1813), los ejércitos franceses se retiraron del territorio de los Países Bajos. Se formó un gobierno provisional, formado bajo el liderazgo de algunos de los llamados “Patriotas”, que pidieron el regreso de Guillermo, en contraste con su rebelión de 1785. Desde su punto de vista, se daba por descontado que los demás países europeos aceptarían el liderazgo del príncipe Guillermo en el nuevo orden, y sería positivo para restaurar la unión entre los holandeses y los lazos internacionales. Por lo que se refiere a la población holandesa, en general estaba satisfecha con la retirada de los franceses, que habían arruinado la economía del país, y el regreso del príncipe fue considerado con agrado.

El 30 de noviembre de 1813, el príncipe Guillermo desembarcó en la playa de Scheveningen, a sólo unos pocos metros del lugar desde donde había abandonado el país con su padre dieciocho años antes, y el 6 de diciembre el gobierno provisional le ofreció el título de rey, que Guillermo rechazó, proclamándose “príncipe soberano”. También aceptó que los derechos del pueblo fuesen garantizados por “una constitución razonable”.

De hecho, la nueva constitución ofrecía al príncipe Guillermo extensos poderes (casi absolutos). Los ministros del gobierno sólo eran responsables ante él y el parlamento (dividido en dos cámaras) ejercía sólo un poder limitado. Fue coronado como príncipe soberano en la Nieuwe Kerk (Nueva Iglesia) de Ámsterdam. En 1814 obtuvo la soberanía sobre todo el territorio de los Países Bajos, incluyendo las Provincias Unidas y el territorio de la actual Bélgica.

Al sentirse amenazado por la huida de Napoleón Bonaparte de su confinamiento en la isla de Elba, Guillermo se proclamó rey del “Reino Unido de los Países Bajos” el 16 de marzo de 1815, con el apoyo de los países reunidos en el Congreso de Viena. Su hijo, el futuro Guillermo II, luchó como comandante en la Batalla de Waterloo, que terminó con la derrota de los ejércitos franceses. Tras la victoria, el rey Guillermo I adoptó una nueva constitución, que adoptaba la mayor parte de lo establecido en la anterior, pero que también incrementaba sus poderes.

Other Languages
العربية: فيلم الأول
беларуская: Вілем I
Bahasa Indonesia: Willem I dari Belanda
қазақша: I Виллем
한국어: 빌럼 1세
latviešu: Villems I
Bahasa Melayu: William I dari Belanda
norsk nynorsk: Vilhelm I av Nederland
norsk bokmål: Vilhelm I av Nederland
русский: Виллем I
Türkçe: I. Willem
українська: Віллем I
Tiếng Việt: Willem I của Hà Lan