Guillermo I de Henao

Guillermo I de Henao
Conde de Henao y de Holanda
Guillaume Ier de Hainaut.png
Guillermo I de Henao en un grabado del siglo XVI
Información personal
Reinado 13041337
Nacimiento Hacia 1286
Fallecimiento 7 de junio de 1337
Valenciennes
Predecesor Juan I de Henao
Sucesor Guillermo II de Henao
Familia
Casa real Casa de Avesnes
Padre Juan I de Henao
Madre Felipa de Luxemburgo
Consorte Juana de Valois

Hainaut Modern Arms.svg
Escudo de Guillermo I de Henao

[ editar datos en Wikidata]

Guillermo I de Henao, llamado el Bueno (h. 1286 - Valenciennes, 7 de junio de 1337), fue conde de Henao, de Holanda (bajo el nombre de Guillermo III) y de Zelanda desde 1304 a 1337. Era hijo de Juan I, conde de Henao, de Holanda y de Zelanda, y de Felipa de Luxemburgo.

A temprana edad, tomó parte activa en la lucha que su familia mantenía contra los Dampierre, poseedores del condado de Flandes. Elimina las tropas flamencas que habían invadido Holanda en ayuda de los rebeldes zelandeses y somete este condado.

Al haber muerto su hermano mayor, Juan ("Jean Sans Merci") en la batalla de Courtrai (1302), tras la muerte de su padre, Juan II de Holanda, se convierte en heredero de los condados de Henao, Holanda y Zelanda.

Los frisones contra el Obispo de Utrecht

El obispo de Utrecht, Guido de Avesnes, tío del conde Guillermo, asistió al Concilio de Vienne, en el que, a instancia de Felipe el Hermoso, se disolvió la Orden del Temple. Al partir de su diócesis ordenó la construcción de una fortaleza en Stellingwerf para contener a los frisones. Su ausencia y los falsos rumores sobre su muerte enardecieron a los frisones, que se oponían a la edificación del castillo, por lo que éstos arrojaron a los obreros y derruyeron el fortín. Seguidamente pusieron sitio al castillo de Vollenhoven.

Ante estas noticias, el prelado regresó de Francia y reunió a su ejército bajando por el IJssel al Zuiderzee. Mientras tanto su sobrino, Guillermo, avanzaba por tierra. El obispo no pudo desembarcar sus tropas debido al mal tiempo; pero los sitiados alentados por el socorro que les llegaba salieron del castillo y causaron grave daño a los frisones. Estos solicitaron la paz y enviaron delegados a Utrecht.

Algún tiempo después Guido de Avesnes murió, según unos a causa de una apoplejía, según otros envenenado. Su muerte facilitó la incorporación del Amstelland y del país de Woerden al condado de Holanda. El conde Guillermo acudió a Utrecht y promovió la elección de Federico de Sierk, pariente suyo y miembro de su consejo privado, como nuevo obispo de Utrecht.[1]