Guillermo I de Bearne

Guillermo Raimundo (1173 - 1224) recibió de su padre los señoríos de Montcada y de Castelviel, en Cataluña. A la muerte de su hermano en 1214 heredó los vizcondados de Bearne, de Gabardan y de Brulhois, siendo conocido como Guillermo I.

Infancia

Guillermo era hijo de María, vizcondesa legítima de Bearne desde 1170, y de Guillermo de Montcada, señor catalán al que el rey Alfonso II de Aragón había impuesto en 1171 como marido de María y vizconde. Los nobles bearneses se habían rebelado contra la intromisión aragonesa y habían nombrado vizcondes sucesivamente a dos señores a los que luego rápidamente ejecutaron al no respetar los fueros de Bearn. En 1173 una delegación bearnesa acudió por fin al monasterio donde María se había refugiado para pedirle que les entregara a uno de los dos hijos gemelos que acababa de tener. María accedió y les entregó a Gastón, a partir de entonces Gastón VI de Bearn. Guillermo, por su parte, heredó el patrimonio de su padre en Cataluña: los señoríos de Montcada y Castelviel así como los derechos sobre las ciudades de Lérida y Tarragona.