Guillermo II de Baviera

Guillermo II de Baviera y VI de Holanda
Guillaume IV de Hainaut.png
Guillermo II de Baviera en un grabado del siglo XVI
Hainaut-Bavaria Arms.svg
Duque de Baviera

Conde de Holanda

Conde de Henao
14041417
Predecesor Alberto I de Baviera
Sucesor Juan III de Baviera

Conde de Holanda
14041417
Predecesor Alberto I de Baviera
Sucesor Jacqueline de Baviera
Información personal
Reinado 14041417
Nacimiento 5 de abril de 1365
La Haya
Fallecimiento 31 de mayo de 1417
Bouchain
Entierro Valenciennes Iglesia de los Menores
Familia
Casa real Casa de Wittelsbach
Padre Alberto I de Baviera
Madre Margarita de Brieg
Consorte Margarita de Borgoña Dampierre
[ editar datos en Wikidata]

Guillermo II de Wittelsbach ( La Haya, 5 de abril de 1365 - Bouchain, 31 de mayo de 1417) fue duque de Baviera-Straubing y conde de Henao, de Holanda y de Zelanda como Guillermo VI.

Era hijo de Alberto I de Wittelsbach, duque de Baviera-Straubing y conde de Henao, Holanda y Zelanda, de quien heredó sus estados a la muerte de éste en 1404.

Se distinguió en su juventud por su afición a los torneos y tomó parte, a favor de Carlos V, rey de Francia, en los combates contra los ingleses.

Participó en las cruzadas bálticas con los caballeros teutones. De regreso a Holanda, marchó a Inglaterra donde brilló en los torneos y fue recibido en la Orden de la Jarretera. En vida de su padre ostentaba el título de conde de Oostervant y participaba de todas las tareas de gobierno: dirigía el ejército, otorgaba gracias y privilegios, acordaba los tratados, etc. Su padre se había hecho impopular, a causa de su vida privada, y su amante Adelaida de Poelgeest fue asesinada. La sospecha de que Guillermo había tomado parte en esa conspiración le obligó a refugiarse en la corte francesa. Por tanto, en el momento de la muerte de su padre se encontraba en Francia con su suegro el duque de Borgoña y regresó a Dordrecht en enero de 1405, donde fue reconocido como conde de Holanda, de Zelanda y señor de Frisia.[1]

La revuelta de los Arkel

A su llegada al gobierno tuvo que enfrentarse a la sublevación del señor de Arkel, que violando las condiciones de paz pactadas anteriormente, se había apoderado de Woudrichem durante la primavera de 1405. La mala fe de Arkel obligó a Guillermo a tomar las armas y apoderarse de los castillos de Gasperne, Everstein y Hagestein. Esto forzó a Guillermo, hijo de Juan de Arkel, a concluir una tregua que no fue luego respetada.[3]

En 1406 consiguió restablecer la paz entre las facciones de los Kabelljauws y los Hoeks, tanto en Dordrecht como en el resto de las ciudades.[4]

Other Languages