Guillermo Eizaguirre

Eizaguirre
Datos personales
Apodo(s) Ángel volador
Nacimiento Sevilla, España
17 de mayo de 1909
Nacionalidad(es) España
Fallecimiento Madrid, España
25 de octubre de 1986
Carrera
Deporte Fútbol
Debut deportivo 1924
( Sevilla FC)
Posición Guardameta
Retirada deportiva 1936
( Sevilla FC)
Part. 3
[ editar datos en Wikidata]

Guillermo Eizaguirre Olmos más conocido como Eizaguirre, nacido en Sevilla el 17 de mayo de 1909. Jugaba de portero, y es una de las leyendas futbolísticas tanto del Sevilla FC, equipo al que perteneció toda su carrera, como de la Selección Española de Fútbol.

Biografía

Debutó en el Sevilla FC en la temporada 1924- 25, y abandonó su carrera futbolística en 1936, con el inicio de la Guerra civil, en la que participó como oficial de la Legión junto al bando sublevado.[1]

Guardameta elegante y espectacular, sus felinas estiradas para capturar los más difíciles balones le otorgaron el apodo del ángel volador.[1]


Ingresa al equipo infantil del Sevilla a los 13 años de la mano de su padre, Eugenio Eizaguire y Pozzi, que entrenaba al equipo inferior de forma altruista, pues era magistrado y que también había sido entrenador del primer equipo. La carrera de Guillermo es meteórica, y cuando todavía no ha cumplido los 16 pasa al primer plantel, su debut fue en un amistoso ante el Racing de Madrid. De carácter abierto y jovial, meticuloso con su atuendo deportivo – fácilmente reconocible en las fotos de aquella época por los dos chalecos de la “uve” roja sobre fondo claro, y el de bandas horizontales en tonos marrones-, sabe ganarse con sus espectaculares intervenciones la admiración de la afición, que en muchas ocasiones saca al guardameta a hombros del recinto deportivo. Al Sevilla llega el interés de grandes equipos, en una ocasión la directiva consigue retener a Eizaguirre comprándole un automóvil deportivo “Amilcar”, aunque el jugador quería una Harley Davidson los directivos sevillistas temían por su integridad. Consigue el Campeonato de Segunda división 1928/29 pero el Racing de Santander vence en la promoción de ascenso, era el mismo rival que un año antes había impedido al Sevilla formar, en la máxima categoría, de la primera edición del Campeonato liguero. En 1933/34 vuelve a ser campeón con el Sevilla y asciende a la Primera división, Cuando está en la cima de su carrera, la mala suerte se ceba con él. Una fractura del antebrazo, la víspera del Mundial de fútbol de Italia 1934, le aparta de la lista. En 1935 consiguió con el Sevilla FC el mayor logro, al proclamarse campeón de Copa frente al Sabadell por 3-0. Desde el comienzo de la guerra ya sólo disputaría algunos partidos amistosos durante la contienda y algún partido de homenaje tras ella, retirándose como futbolista profesional.


Other Languages