Guillermo Delgado

Guillermo Antonio Delgado Quinteros
Datos personales
Apodo(s) El León de José Díaz, Papi
Nacimiento Bandera de Perú Ica, Perú
11 de enero de 1931
Nacionalidad(es) peruano
Fallecimiento Cádiz, España
29 de marzo de 2014
(83 años)
Altura 1,80 metros
Carrera
Deporte Fútbol
Debut deportivo 1949
( Centro Iqueño)
Posición Defensa
Retirada deportiva 1965
( Cádiz CF)
Part. 36
[ editar datos en Wikidata]

Guillermo Delgado Quinteros ( Ica, 11 de enero de 1931Cádiz, 29 de marzo de 2014)[1] fue un futbolista peruano, apodado "El León de José Díaz". Fue un jugador con calidad técnica, fuerza, anticipación, garra y agilidad. Jugó 36 partidos como internacional en la selección de fútbol del Perú entre 1952 y 1957. Su nieto es el futbolista Erick Delgado.

Trayectoria

Hijo de Manuel Jesús Delgado Guevara y Teresa Quinteros Montes de Oca.Manuel Jesús Delgado Guevara fue un importante político de Cajamarca, en la década del 60.

El jugador Guillermo Delgado Quinteros se formó e hizo su debut en el fútbol peruano en las filas de Centro Iqueño el año 1949, su buen rendimiento lo llevó un año después al Alianza Lima.

En el año 1952, pasa por el Huracán de Medellín ( Colombia), en la época conocida como " el Dorado", enfrentando a grandes figuras del fútbol sudamericano como Di Stéfano, Pedernera, Rossi o Rial.

En 1953 regresa al Alianza Lima y debido a la personalidad y el carisma que poseía, se convirtió en el capitán. Son famosos los duelos que sostenía con Alberto Terry, en los clásicos Alianza Lima- Universitario de Deportes. Delgado consiguió el campeonato en 1954 y en 1955, siempre con la dirección de Adelfo Magallanes.

La familiaridad que mantenían los jugadores aliancistas hizo que se les conociera como "los íntimos de la Victoria", allí Guillermo compartió éxitos con excelentes futbolistas de la época como Félix Castillo el Aretino, Emilio Salinas, "Huaki" Gómez Sánchez el Carlos Lazón, Willy Barbadillo, Valeriano López, Máximo "Vides" Mosquera, Teobaldo Guzmán, Teódulo Legario, Roberto “Chupón” Castillo, Manuel Grimaldo, Juan de la Vega y otros.

Tras su triunfal trayectoria en Alianza, terminó su carrera en España, jugando por el Real Zaragoza y el Cádiz, en una etapa en la que no tuvo el rendimiento "superlativo" que se esperaba puesto que llegaba con vitola de crack, algo que había demostrado en su país y Sudamérica. Aunque si pudo dejar constancia que era todo un entendido del fútbol llegando incluso a ejercer como técnico y padre deportivo de jugadores importantes para el equipo amarillo como Juanito, Acedo, Canito... Por ello y por su veteranía a su llegada al Cádiz se le conoció con el sobrenombre de "el Papi".

Other Languages