Guillermo Cano Isaza

Guillermo Cano
Busto de Guillermo Cano Isaza.JPG
Busto en homenaje a Guillermo Cano en Medellín
Información personal
Nombre de nacimientoGuillermo Cano Isaza
Nacimiento12 de agosto de 1925
Bandera de Colombia Bogotá, Colombia
Fallecimiento17 de diciembre de 1986 Ver y modificar los datos en Wikidata (61 años)
Bogotá, Colombia Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de la muerteAsesinato Ver y modificar los datos en Wikidata
NacionalidadColombiana Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
PadreGabriel Cano Villegas Ver y modificar los datos en Wikidata
CónyugeAna María Busquets de Cano
Información profesional
OcupaciónPeriodista Ver y modificar los datos en Wikidata
Años activo1952-1986
Empleador
MedioEl Espectador
ProgramasNoticias
Distinciones
[editar datos en Wikidata]

Guillermo Cano Isaza (Bogotá, Colombia 12 de agosto de 1925[1]​ — † Bogotá, 17 de diciembre de 1986) fue un periodista colombiano. Perteneció a la tercera generación de periodistas de la familia de Fidel Cano Gutiérrez, fundador de El Espectador. Se desempeñó como cronista taurino, deportivo, hípico, cultural y político. Dirigió El Espectador desde 1952 hasta el día de su muerte. Cano se caracterizó por denunciar durante la década de los 80 los crímenes cometidos por el Cartel de Medellín y su líder, Pablo Escobar. En consecuencia, Cano fue asesinado por sicarios del narcotráfico.

Biografía

Cano Isaza fue el guía y el maestro de toda una generación de periodistas, que recibió de él no sólo la formación profesional, sino los principios éticos que defendió a lo largo de su vida y el ejercicio de su carrera como periodista. Hijo de Gabriel Cano y Luz Isaza, se vinculó directamente a la redacción del diario El Espectador, como cronista taurino, deportivo, hípico, cultural y político, recién egresado del Libreta de Apuntes", cuya variedad temática iba desde los recuerdos de personajes de la vida nacional, hasta comentarios críticos acerca de los problemas del país. Fue aficionado al fútbol e hincha de Independiente Santa Fe.

En 1980 le fue otorgado el Premio Simón Bolívar a la vida y obra de un periodista. Con motivo del centenario del nacimiento de don Fidel Cano, fundador de El Espectador, escribió "El abuelo que no conocí", y para la conmemoración del 90 aniversario de El Espectador, escribió "Posdata a la autobiografía de un periódico", páginas donde se integran el escritor sensible y el periodista veterano.

Fue enviado especial a los Juegos Olímpicos de Múnich en 1972, y en notas especiales escribió acerca de lo ocurrido en el "Septiembre Negro", aunque esto no fue muy relevante

Fue asesinado al salir de la sede del periódico, el 17 de diciembre de 1986. Su crimen fue declarado en 2010 por la Fiscalia General de la Nación como delito de lesa humanidad, al hacer parte de “un plan sistemático y generalizado” que los narcotraficantes colombianos desarrollaron en aquel momento contra periodistas, líderes y dirigentes políticos que defendían la extradición; lo que significa que las investigaciones por este hecho no prescribirán.[2]