Guillaume-Thomas Raynal

Guillaume-Thomas Raynal
Guillaume Raynal2.jpg
Información personal
Nacimiento 12 de abril de 1713 Ver y modificar los datos en Wikidata
Lapanouse, Francia Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 6 de marzo de 1796 Ver y modificar los datos en Wikidata (82 años)
Passy, Francia Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Francesa Ver y modificar los datos en Wikidata
Lengua materna Francés Ver y modificar los datos en Wikidata
Orden religiosa Compañía de Jesús Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Salonnière, historiador, escritor y periodista Ver y modificar los datos en Wikidata
Miembro de
Distinciones
[ editar datos en Wikidata]

Guillaume Thomas François Raynal, llamado abate Raynal, nacido en Lapanouse de Sévérac en Rouergue, el 12 de abril de 1713 y muerto en Passy el 6 de marzo de 1796, fue un escritor y pensador francés.

Biografía

Guillaume-Thomas Raynal es ordenado, tras largos estudios con los jesuitas, sacerdote en 1733, más como una forma de promoción social que por convicción. En 1746 es asignado a la iglesia de Saint-Sulpice en París, dónde, para mejorar su situación económica, hará de preceptor para algunas grandes familias. No duda tampoco en cometer simonía vendiendo sermones a compañeros menos inspirados que él. Sin embargo el escándalo surgirá cuando se descubre que ha aceptado inhumar a protestantes como católicos a cambio de dinero. Raynal estará siempre ligado a lo largo de su vida a los protestantes.

Abandona Saint-Sulpice y comienza a frecuentar los salones, como el de Marie-Thérèse Geoffrin, donde se da a conocer como el apóstol de la libertad. Reúne una pequeña fortuna imprimiendo sus propias obras, encargándose también de su distribución. También escribe obras por encargo para los grandes de la época, como por ejemplo para el duque de Choiseul, lo que le valdrá ser nombrado, por servicios prestados, director del Mercure de France en 1750.

Habiendo hecho figurar un grabado con su retrato en la tercera edición de su Histoire des deux Indes (Historia de las dos Indias), lo que equivalía a reconocer la autoría de la obra, es obligado a huir en 1781. Huye a Suiza, donde hacer erigir un monumento a la gloria de la libertad. De allí pasa a la corte de Federico II de Prusia, luego a la de Catalina II de Rusia, sin dejar de asegurarse de la reedición de su obra.

Autorizado a volver a Francia en 1784, se le prohíbe sin embargo la estancia en París. Se instala en Toulon, luego en Marsella y se convierte en fundador de premios académicos y de beneficencia que prolongarán el éxito de su obra en las grandes academias europeas.

En 1789 invoca, para rechazar un asiento en los États Généraux, su avanzada edad, lo que no le impedirá dos años más tarde denunciar los excesos de la Revolución francesa, a esos revolucionarios que veían en él un padre fundador. En su carta Lettre à l’Assemblée nationale (Carta a la Asamblea Nacional) enviada el 31 de mayo de 1791 comenta: « ... he hablado a los reyes de sus deberes, aguantad hoy que hable al pueblo de sus errores».[1] Su prestigio y su popularidad son tales que los revolucionarios engañados de esta manera no osaron hacerle lo mismo que a Condorcet. En lugar de enviarlo a la guillotina, prefirieron denigrar su intervención acusándolo de senilidad.

Fue elegido miembro del Institut de France en 1795, pocos meses antes de su muerte. Se excusará con su avanzada edad para rechazar la promoción.

Other Languages