Guerras párticas

Guerras párticas
ParthianHorseman.jpg
Guerrero parto
Fecha 53 a. C.- 217 (intermitente)
Lugar Mesopotamia, Reino de Armenia, Siria
Casus belli Influencia sobre el Reino de Armenia
Resultado
  • Roma mantiene el control de sus provincias
  • Armenia queda bajo la órbita romana
  • Debilidad parta que sucumbe a los sasánidas.
Beligerantes
República romana
(hasta el 27 a. C.)
Imperio romano
(desde el 27 a. C.)
Reino de Armenia
Imperio parto
Reino de Armenia
[ editar datos en Wikidata]

Las guerras párticas son una serie de campañas que llevaron a cabo los imperios de Partia y de Roma entre sí por el control de Oriente Próximo. Entre estas guerras hubo extensos periodos de paz y treguas. Aunque las guerras fueron varias, seguían usualmente el mismo plan táctico: una gran ofensiva persa llegaba a ocupar las provincias romanas de Siria y Armenia; luego venía el contraataque romano con fuerzas de refuerzo que recuperaban las provincias y ocupaban la Mesopotamia. Por último, habitualmente seguía una ofensiva persa que obligaba a los romanos a evacuar los territorios conquistados, lo que dejaba la situación igual que al momento de iniciarse la guerra.

Las principales campañas sucedieron con Marco Antonio, Nerón, Trajano, Marco Aurelio y Septimio Severo. Se desarrollaron entre los años 53 a. C. y 218, terminando con la caída de la dinastía arsácida ante los sasánidas.

El objetivo primordial que movilizó al Imperio romano fue la necesidad de mantener libre la denominada ruta de la India, de donde obtenía gran provisión de especias, perfumes, objetos de valor y animales exóticos.

La campaña de Craso (53 a. C.)

In 53 a. C., Craso emprendió la invasión de Mesopotamia, con resultado catastrófico; en la batalla de Carras, Craso y su hijo Publio fueron derrotados y muertos por un ejército parto mandado por el general Surena. El grueso de sus fuerzas fue muerto o capturado; de los cuarenta y dos mil hombres, la mitad murió, una cuarta parte volvió a Siria, y el resto permaneció como prisioneros de guerra.[1] Roma fue humillada por esta derrota, y para empeorar la situación, los partos capturaron varias águilas legionarias. La batalla de Carras fue una de las mayores batallas entre romanos y partos.

Other Languages