Guerras marcomanas

Guerras marcomanas
Sarcofago dio portonaccio, 03.JPG
Batalla entre romanos y germanos en el Sarcófago de Portonaccio recogiendo imágenes de las campañs de 172-175.
Fecha Primera guerra: 165- 175
Segunda guerra: 177- 182
Tercera guerra: 186- 189
Lugar Territorios romanos y germanos en torno al Danubio.
Conflicto Invasión del Imperio romano por tribus germánicas
Resultado Victoria romana. Expulsión de los germanos del Imperio romano.
Beligerantes
Imperio romano Tribus germánicas:
Marcomanos
Cuados
Sármatas
Naristios
Otras tribus ribereñas del Danubio
Comandantes
Marco Aurelio
Cómodo
Lucio Vero
Bellomarius ( mar.)
Areogaesus ( cua.)
Zanticus ( yáz.)
Banadaspus ( yáz.)
Valao † ( nar.)
Fuerzas en combate
10 legiones
Aprox. 120 000 hombres
Desconocidas, cientos de miles de guerreros
Bajas
Desconocidas Desconocidas
[ editar datos en Wikidata]

Las guerras marcomanas fueron una serie de batallas que duraron 24 años durante el imperio de Marco Aurelio, su coemperador Lucio Vero y su hijo y sucesor Cómodo, desde 165 hasta 189, que enfrentó al Imperio romano con marcomanos, cuados y otros pueblos germánicos ribereños del Danubio.

Marco Aurelio tuvo que hacer frente al mayor intento de invasión bárbara desde los tiempos de la Roma republicana. Los frentes del Danubio y el Rin se vieron sacudidos por una oleada de ataques que no pudieron ser detenidos por las escasas guarniciones con que contaban los limes ya que la mayoría de las legiones se encontraban regresando de la campaña contra los partos.

Hay que tener en cuenta que en esa época Roma no contaba con contingentes en retaguardia. Basaba sus defensas en unas sólidas fronteras que se consideraban infranqueables. Pero en esta ocasión los bárbaros abrieron una brecha en las defensas, debido a las bajas producidas por las campañas de Lucio Vero contra Partia, parte de cuyas tropas procedían del limes de Panonia, y a la peste que estos soldados habían traído consigo de Oriente al regresar a sus bases.

Invasiones parecidas harían mella en el Imperio durante la crisis del siglo III pero entonces, el Imperio estaba perfectamente engrasado, en el punto álgido de su poder, y reaccionó como un resorte, con total contundencia.

Causas

Estatua de Marco Aurelio thoracata, procedente de la Ny Carlsberg Glyptothek ( Copenhague, Dinamarca) en la que este emperador aparece como general a punto de arengar a sus tropas, gesto que realizó numerosas veces durante las guerras marcomanas

A mediados del siglo II tribus procedentes de Escandinavia, los gépidos[1]

En aquella época el Imperio romano se encontraba con gran parte de sus legiones en Oriente. Producto de las constantes disputas por el dominio del reino de Armenia cuyo trono se encontraba vacante, en 161 el general persa Cosroes invadió Armenia con un gran cuerpo de caballería pesada y derrotó en Elegía o Elgia (en el Alto Éufrates) a un pequeño ejército romano.[3]

Un año después tanto Capadocia como Siria cayeron bajo control persa, la respuesta romana no se hizo esperar, un poderoso ejército de 16 legiones más auxiliares se movilizó en el este, comandado por el coemperador Lucio Vero.[3]

La llamada peste antonina fue una epidemia que se extendió por todo el imperio que produjo una gran pérdida de población, inestabilidad política y social, decadencia del comercio y una enorme debilidad militar. Cerca de 5[1]

Por ello el imperio se encontraba en una posición militar y económica débil, y hacia 165 los germanos que intentaban entrar en el Imperio sabían que las unidades que guarnecían la frontera estaban muy mermadas y debilitadas por la guerra en Partia y por la peste, por lo que podían ser fácilmente superadas, mientras que el grueso de las legiones todavía se encontraba en Oriente.[1]

Other Languages
lietuvių: Markomanų karai
Nederlands: Marcomannenoorlog
português: Guerras marcomanas
srpskohrvatski / српскохрватски: Markomanski ratovi
slovenčina: Markomanské vojny
slovenščina: Markomanske vojne
oʻzbekcha/ўзбекча: Markoman urushi
Tiếng Việt: Chiến tranh Marcomanni