Guerras Liberales

Guerras Liberales
Miguel of Portugal.jpg
Miguel I de Portugal
Fecha 1828- 1834 (recrudecimiento del conflicto desde 1832)[1]
Lugar Reino de Portugal
Casus belli Imposición del absolutismo por Miguel I
Resultado Victoria liberal o pedrista
Consecuencias Convención de Évora-Monte
• Monarquía constitucional restaurada
Dom Miguel renuncia a sus derechos al trono y parte al exilio
Beligerantes
Flag Portugal (1830).svg Pedristas
Apoyados por:
Flag of the United Kingdom.svg Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda
Flag of Belgium.svg Voluntarios belgas
Flag of France.svg Reino de Francia (desde 1830)
Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg Reino de España (desde 1833)
Flag Portugal (1707).svg Miguelistas
Apoyados por:
Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg Reino de España (hasta 1833)
Figuras políticas
Flag Portugal (1830).svg Pedro IV de Portugal
Flag Portugal (1830).svg María II de Portugal
Flag Portugal (1707).svg Miguel I de Portugal
Comandantes
Flag Portugal (1830).svg António Severim de Noronha
Flag Portugal (1830).svg João Oliveira e Daun
Flag Portugal (1830).svg Charles John Napier
Flag Portugal (1707).svg Luís Vaz Pereira Pinto Guedes
Flag Portugal (1707).svg Manuel Gregório de Sousa Pereira de Sampaio
Flag Portugal (1707).svg Manuel António Marreiros
Fuerzas en combate
Desconocidas, menores 70.000-80.000[2]
[ editar datos en Wikidata]

La Guerra Civil Portuguesa, también conocida como Guerras Liberales ( portugués: Guerras Liberais), Guerra de los dos Hermanos (Guerra dos Dois Irmãos) y Guerra Miguelina (Guerra Miguelista), fue un conflicto interno del Reino de Portugal, entre los liberales constitucionalistas o pedristas y los absolutistas o miguelistas, que se dio entre 1828 y 1834.

Antecedentes

La muerte del rey Juan VI el 10 de marzo de 1826 creó una disputa sobre la sucesión real. Se coronó a su hijo mayor Pedro I de Brasil, pero este sólo gobernó hasta el 2 de mayo porque ni portugueses ni brasileños querían la unión personal (en la persona del rey) de ambos países. Tuvo que abdicar en su hija de siete años, María da Glória, con la condición que se casara con su tío paterno Miguel de Bragança cuando tuviera edad. Revisó la Constitución portuguesa de 1822, promulgando una nueva el 26 de abril y volvió al Brasil.