Guerra ruso-japonesa

Guerra ruso-japonesa
RUSSOJAPANESEWARIMAGE.jpg
Fecha 8 de febrero de 1904 - 5 de septiembre de 1905
Lugar Corea, Manchuria y Mar Amarillo
Casus belli Rivalidad político-militar entre Japón y Rusia.
Resultado Victoria japonesa; Tratado de Portsmouth.
Consecuencias
Beligerantes
Bandera de Rusia  Imperio ruso
Bandera de Montenegro Principado de Montenegro[nota 1]
Bandera de Japón Imperio del Japón
Comandantes
Bandera de Rusia Nicolás II
Bandera de Rusia Alekséi Kuropatkin
Bandera de Rusia Stepán Makárov
Bandera de Rusia Zinovy Petrovich Rozhestvensky   Rendición
Bandera de Japón Mutsuhito
Bandera de Japón Oyama Iwao
Bandera de Japón Heihachiro Togo
Bandera de Japón Nogi Maresuke
Fuerzas en combate
Ejército Imperial ruso
• 500.000 efectivos
Ejército Imperial japonés
• 300.000 efectivos
Bajas
• 34.000-52.623 muertos en combate
• 9.300-18.830 muertos por enfermedad
• 146.032 heridos
• 74.369 prisioneros
• 47.152 muertos en combate
• 21.802-27.200 muertos por enfermedad
[ editar datos en Wikidata]

La guerra ruso-japonesa (Русско-японская война en ruso) (日露戦争, Nichirosensō en japonés) ( 8 de febrero de 1904 - 5 de septiembre de 1905) fue un conflicto surgido por las ambiciones imperialistas rivales de la Rusia Imperial y el Japón en Manchuria y Corea. Los principales escenarios del conflicto fueron el área alrededor de la península de Liaodong y Mukden, los mares de Corea y Japón y el mar Amarillo.

Los rusos buscaban un puerto de aguas cálidas (que no se congelaran en invierno)[1] en el océano Pacífico para uso de su Armada y para comercio marítimo. El puerto de Vladivostok solo podía funcionar durante el verano, pero Port Arthur ( China) sería capaz de mantenerse funcionando todo el año.

Después de la Primera Guerra Sino-Japonesa (1894-1895), el tratado de Shimonoseki le concedió a Japón la isla de Taiwán, así como el protectorado sobre Corea y la península de Liaodong. Posteriormente Japón se vio obligado a entregar Port Arthur a Rusia. En 1903, las negociaciones entre Rusia y Japón resultaron ser inútiles, así que Japón decidió entrar en guerra para mantener su dominio exclusivo de Corea.

Las campañas resultantes, en las cuales el Ejército Imperial Japonés logró obtener varias victorias de manera consistente sobre sus oponentes rusos, fueron un hecho inesperado para muchos en el mundo, pues fue la primera vez que un pueblo no caucásico se enfrentaba y vencía a una potencia imperialista europea. Estas victorias transformaron profundamente el balance de poder en el Este de Asia, lo que diera como resultado la consolidación de Japón como país importante en el escenario mundial. Las vergonzosas derrotas generaron insatisfacción en los rusos con su corrupto e ineficiente gobierno zarista, y fueron una de las principales causas que ocasionaron la Revolución Rusa de 1905.

Los orígenes de la guerra

En los últimos años del siglo XIX y principios del siglo XX, varios países occidentales compitieron por influir, comerciar y dominar un territorio en Asia Oriental. Mientras, el Japón se esforzaba por asumir el papel de una potencia moderna.

La situación geográfica de Japón lo alentó a enfocarse en Corea y el norte de China, lo que chocaba con los intereses expansionistas rusos. El esfuerzo japonés por ocupar Corea condujo a la primera guerra sino-japonesa. La derrota china por parte del Japón condujo al Tratado de Shimonoseki ( 17 de abril de 1895), por el cual China renunciaba a sus reclamaciones sobre Corea, cediendo además Taiwán y Lüshunkou (a menudo llamado Port Arthur). Sin embargo, la presión occidental (por parte de Rusia, Alemania y Francia) obligó al Japón a devolver Port Arthur y Manchuria a China ( Triple Intervención del 23 de abril de 1895).

Tras la revuelta de los bóxers chinos de 1898, e incumpliendo la promesa hecha al Japón, los rusos negociaron con China un arrendamiento de 25 años de la base naval, un puerto libre de hielos para su flota de Extremo Oriente. Mientras tanto, soldados rusos ocupaban Manchuria y el norte de Corea, amenazando la influencia japonesa en Corea (cuyo gobierno seguía siendo controlado en la sombra por China, pese a la independencia que le otorgara Japón). El gobierno coreano concedió a Rusia una base naval próxima a las costas japonesas, en un intento de ofrecer una doble amenaza a Japón, la de Rusia y la de China.

Escenario del conflicto

Rusia aprovechó la desestabilización de la zona y en 1896 se firmó un acuerdo con China para el uso de Port Arthur como base ubicada al extremo de la península de Liaodong, ahora perteneciente a Manchuria, así como el libre acceso ruso a todos los puertos chinos. Más adelante, en 1898, los rusos impidieron el uso de Port Arthur a los mismos chinos, y se empezó a ejercer el control que el Japón había deseado cuatro años atrás. Esto fue un desafío para el Imperio del Japón y provocó la desaprobación del Reino Unido, quien vio al gigante ruso como una amenaza a sus posesiones británicas y su provechoso comercio asiático.

Reino Unido, en una hábil maniobra diplomático-estratégica, consiguió la cesión de Wei-Hai-Wei, un emplazamiento portuario a solo 40 km de Port Arthur, y de este modo se buscó la neutralización de las pretensiones rusas. Sin embargo, los rusos unían este puerto con el Transiberiano mediante la construcción de una vía de ferrocarril. Esto hizo pensar a Inglaterra que Rusia deseaba consolidarse militarmente en la región y buscó la alianza con Japón.

En 1902, Reino Unido firmó una alianza con Japón, y entre las cláusulas de dicho tratado figuraba la construcción de unidades navales para Japón que se puso de inmediato en marcha, así como la aceleración en la entrega de las unidades ya encargadas. Inmediatamente se aprobó un plan de rearme naval de 200.000 toneladas denominado «Esperanza y determinación» [ cita requerida] y se encargaron al Reino Unido 6 acorazados, 4 cruceros armados, 2 cruceros ligeros, 16 destructores y 10 torpederos. Otras unidades fueron encargadas a Francia, Italia e incluso Alemania y Estados Unidos. En Japón se empezó la construcción acelerada de 10 torpederos y 8 destructores. Se comenzó un programa de adiestramiento del personal de la Armada Imperial Japonesa de 15.100 hombres hasta incrementarse a 40.800 marineros y oficiales.

Al considerar que la penetración rusa en Corea y Manchuria suponía un riesgo para su seguridad nacional, Japón exigió a Rusia que abandonase Manchuria, en cumplimiento de los acuerdos de 1900. Rusia dilató las conversaciones diplomáticas durante dos años y Japón, harto de esperar en vano una respuesta, rompió las relaciones diplomáticas el 6 de febrero de 1904.

El recién modernizado Ejército Imperial Japonés se hallaba más que preparado para enfrentarse a las fuerzas que Rusia había estacionado en Asia al inicio de la contienda, que representaban solo una pequeña parte de las tropas del zar. Se calcula que los rusos movilizaron durante el conflicto hasta 2.000.000 de soldados mientras que los efectivos japoneses nunca llegaron a los 900.000 hombres.[2]

Other Languages
azərbaycanca: Rus-yapon müharibəsi
башҡортса: Рус-япон һуғышы
Bahasa Indonesia: Perang Rusia-Jepang
日本語: 日露戦争
한국어: 러일 전쟁
Bahasa Melayu: Perang Jepun-Rusia
srpskohrvatski / српскохрватски: Rusko-japanski rat
Simple English: Russo-Japanese War
slovenščina: Rusko-japonska vojna
српски / srpski: Руско-јапански рат
татарча/tatarça: Рус-япон сугышы
oʻzbekcha/ўзбекча: Rus-yapon urushi
Tiếng Việt: Chiến tranh Nga-Nhật
吴语: 日俄战争
中文: 日俄战争
粵語: 日俄戰爭