Guerra greco-italiana

Guerra greco-italiana
Frente de los Balcanes de la Segunda Guerra Mundial
OcupaciónGriegaDeAlbania19401941.svg
Penetración máxima de Grecia en Albania
Fecha 28 de octubre de 1940 al 6 de abril de 1941
Lugar Frontera de Grecia y Albania
Casus belli Negativa del gobierno griego a las propuestas de no-agresión impuestas por Italia.
Resultado Victoria táctica de Grecia, que produciría un estancamiento del frente que conduciría a la intervención de Alemania.
Beligerantes
Flag of Italy (1861-1946) crowned.svg Reino de Italia
Flag of Albania (1939-1943).svg Albania Italiana
State Flag of Greece (1863-1924 and 1935-1970).svg Reino de Grecia
Flag of the United Kingdom.svg Reino Unido
Figuras políticas
Flag of Italy (1861-1946) crowned.svg Benito Mussolini State Flag of Greece (1863-1924 and 1935-1970).svg Ioannis Metaxás
State Flag of Greece (1863-1924 and 1935-1970).svg Alexandros Korizis
Comandantes
Flag of Italy (1861-1946) crowned.svg Sebastiano Visconti Prasca
Flag of Italy (1861-1946) crowned.svg Ubaldo Soddu
Flag of Italy (1861-1946) crowned.svg Ugo Cavallero
Flag of Italy (1861-1946) crowned.svg Giovanni Messe
State Flag of Greece (1863-1924 and 1935-1970).svg Aléxandros Papagos
Fuerzas en combate
529 000 300 000
Bajas
13 755 muertos
25 067 desaparecidos
50 874 heridos
12 368 incapacitados por el frío
23 000 prisioneros de guerra
13 325 muertos
1237 desaparecidos
42 485 heridos
25 000 incapacitados por el frío
2392 prisioneros de guerra
[ editar datos en Wikidata]

La guerra greco-italiana ( 1940- 1941) fue un conflicto armado que enfrentó al Reino de Grecia y al Reino de Italia durante el curso de la Segunda Guerra Mundial.

A pesar de los planes italianos, que presuponían una rápida rendición griega, los helenos lograron frenar con esfuerzo el ataque italiano y contraatacar, rechazando los avances italianos y tomando el sur de Albania, entonces bajo ocupación italiana. Los distintos intentos italianos de retomar la iniciativa y romper las defensas griegas fracasaron en el invierno y la primavera de 1941 y solo tras el ataque alemán a Grecia a comienzos de abril permitieron el avance final de las unidades italianas.

Causas

Relaciones italo-griegas

Las relaciones entre los dos países en el periodo de entreguerras no habían sido buenas.[1]

Tropas italianas en Albania durante la ocupación del país en abril de 1939. Esta causó una tensión temporal de las relaciones italo-griegas.

En 1935 Grecia participó en las sanciones impuestas a Italia por la Sociedad de Naciones, principalmente por sugerencia británica, a causa del ataque italiano a Etiopía.[2]

El 13 de abril de 1939, Grecia aceptó una garantía territorial anglo-francesa, temerosa de los planes de Mussolini.[1]

A finales de agosto, los italianos concentraron por sorpresa tropas en la frontera griega, trasladando cuatro de las cinco divisiones presentes en la Albania italiana.[3]

A finales del verano de 1940, las relaciones entre los dos países volvieron a tensarse. A las 8:30 a.m. del 15 de agosto de 1940, durante la celebración de la fiesta de la Asunción, importantísima fiesta griega, un submarino torpedeó el obsoleto crucero griego Helle en el puerto de la isla de Tinos, que había acudido a la celebración enviado por el Gobierno.[6]

El 22 de agosto, el Gobierno griego consultó con el británico en qué podría consistir la ayuda británica debida por la garantía recibida en abril en caso de entrar en conflicto con Italia.[8]

En septiembre, llegada la calma a la relación con Yugoslavia, Mussolini desmovilizó gran parte de las tropas concentradas contra esta y parte de las acantonadas en Albania.[10]

Los preparativos para la guerra

Palacio Venezia, Roma, donde el 15 de octubre de 1940 tuvo lugar la reunión en la que los dirigentes políticos y militares italianos decidieron atacar Grecia a final de mes.

La decisión de atacar Grecia fue tomada por Mussolini por motivos políticos. Las razones eran diversas: contrarrestar el peso cada vez mayor de la Alemania nazi,[12]

La preparación de la campaña fue insuficiente y confusa:[11]

Mussolini, impuso al Alto Mando italiano la fecha de ataque a Grecia para compensar la ocupación militar alemana de Rumanía, sin apenas preparación de la campaña pero con el respaldo de los dirigentes civiles y militares en Albania y una débil oposición del Estado Mayor.

El 15 de octubre, en el Palacio Venezia de Roma tuvo lugar una reunión secreta, en la cual tomaron parte Mussolini, Ciano, Badoglio, Soddu, Jacomoni, Roatta y Visconti Prasca. Se tomó la decisión de atacar Grecia y se redactó un ultimátum, que el embajador italiano en Atenas, Emanuele Grazzi, debería entregar a las tres de la mañana del 26 de octubre, tres horas antes del comienzo de la ofensiva.[16] Sin embargo, el mismo documento advertía que si las tropas italianas encontraban resistencia, esa resistencia sería doblegada por las armas y el Gobierno griego habría de asumir la responsabilidad de las consecuencias.

La mañana del 17 de octubre, se reunieron los jefes de los Estados Mayores del Ejército, la Armada y la Aviación italianas, para evaluar la campaña decidida dos días antes, en la que los dos últimos no habían podido participar.[18]

Entre la decisión de atacar Grecia y el comienzo de la campaña, sin embargo, algunas de las condiciones que se habían considerado necesarias para lograr la victoria fueron desapareciendo: Bulgaria se mostró contraria[20]

La entrevista Grazzi–Metaxas

El 28 de octubre, como había sido establecido, el embajador italiano le hizo llegar el ultimátum a Metaxas en su domicilio de Kifisiá, a las afueras de Atenas,[23]

Según la tradición griega, Metaxas habría respondido al embajador con un único y tajante «Oxi!» («¡No!»),[22] respuesta que es recordada en Grecia cada año en el llamado « Día del No» (fiesta nacional griega).

Grazzi, en su libro El principio del fin — Las operaciones contra Grecia, da su versión de la entrevista entre Metaxas y él:

Apenas tomamos asiento, y ya que era un poco más de las tres de la mañana, le dije inmediatamente que mi Gobierno me había encargado de hacerle llegar un escrito, que no era si no el ultimátum de Italia a Grecia, con el cual el Gobierno italiano exigía la disolución de las fuerzas armadas griegas, a partir de las 6 de la mañana del 28 de octubre de 1940. Metaxas comenzó a leerlo. Detrás de los vidrios de sus gafas, veía sus ojos en lágrimas. Cuando terminó de leerlo, me dijo con voz triste pero firme: «Alors, c'est la guerre» («Entonces, es la guerra»).

La hija de Metaxas narra la continuación de este diálogo, que no aparece en las memorias de Grazzi: — «No necesariamente, Excelencia», aludiendo a la posibilidad que Grecia tenía de rendirse. —«Sí, es necesario...», respondió el primer ministro.[16]

Mientras, Metaxas comunicó el ultimátum al embajador británico que, a su vez, informó a Londres, que avisó a los Gobiernos yugoslavo y turco del inminente ataque.[29]

Other Languages
Bahasa Indonesia: Perang Yunani-Italia
Bahasa Melayu: Perang Greece-Itali
srpskohrvatski / српскохрватски: Grčko-italijanski rat
中文: 希意戰爭