Guerra gótica (376-382)

Guerra gótica (376-382)
Guerras góticas
Grande Ludovisi Altemps Inv8574.jpg
Fecha376-382
LugarBalcanes
ResultadoVictoria pírrica del ejército romano
Beligerantes
Byzantine imperial flag, 14th century, square.svg Imperio romanoGodos
Alanos
Hunos
Comandantes
Valente,
Teodosio
Fritigerno,
Alateo,
Sáfrax

La guerra gótica de 376-382 es el nombre que se le da a una serie de batallas entre el Imperio romano de Oriente contra los godos de los Balcanes, entre los años de 376-377 y 382 de nuestra era. La guerra, y en particular la batalla de Adrianópolis, fue uno de los momentos decisivos en la historia del Imperio romano; el primero de una serie de acontecimientos que en el siglo siguiente desembocarían en el desplome del Imperio romano de Occidente.

Trasfondo

En el verano y el otoño del 376, decenas de miles de godos y de otros pueblos desplazados llegaron a las márgenes del Danubio, en la frontera del Imperio romano, solicitando refugio de los hunos. Fritigerno, líder de los tervingios, apeló al emperador romano Valente para que le permitiera asentarse con su gente en la margen sur del Danubio, donde esperaban encontrar refugio de los hunos que carecían de la habilidad de cruzar el ancho del río con sus fuerzas. Valente lo permitió e incluso ayudó a los godos a cruzar el río, probablemente cerca de la fortaleza de Durostorum (actual Silistra en Bulgaria).

Valente prometió a los godos que les daría tierras, raciones de grano y protección bajo los ejércitos romanos como foederatii. Las razones más importantes para aceptar tan rápidamente a los godos en territorio romano fueron aumentar el tamaño de su ejército y ganar una nueva base tributaria para aumentar su tesoro. La selección de los godos a los que les era permitido cruzar el Danubio era implacable: los débiles, los viejos, y los enfermos fueron dejados a su suerte para defenderse por sí mismos de los hunos. Los que cruzaron debían aceptar que sus armas fuesen confiscadas; sin embargo, los romanos aceptaron sobornos para que pudieran retenerlas.