Guerra del rey Felipe

Guerra del rey Felipe
Fecha 20 de junio de 1675- 12 de abril de 1678
Lugar Actuales estados de Massachusetts, Connecticut, Rhode Island y Maine
Resultado Victoria colonial
Consecuencias Tratado de Casco Bay
Beligerantes
Alianza de wampanoag, nipmuck, podunk, nashaway, penobscot, narragansett y pocomtuc New England pine flag.svg Confederación de Nueva Inglaterra
Pequot
Mohegan
Mohawk
Fuerzas en combate
1.000[2] 1.000 colonos[3]
200 pequot[4]
150 mohegan[3]
300 mohawk[5]
Bajas
3.000[6] muertos
400[3] narragansett vendidos como esclavos
3.000 muertos[6]
[ editar datos en Wikidata]

La llamada guerra de King Philip o del guerra del Rey Felipe fue un violento conflicto que tuvo lugar entre 1675 y 1678 entre los colonos llegados a América del Norte y los indios que habitaban lo que antiguamente se conocía como Nueva Inglaterra, actualmente Estados Unidos.

Historia

Los indios Wampanoag dieron la bienvenida y ayudaron a los Peregrinos, primeros colonos, a sobrevivir un invierno para el que no estaban preparados. Su convivencia fue pacífica al principio, pero la continua llegada de colonos europeos y su expansión hacia el interior del continente, les llevó a invadir cada vez más tierras de los indios. Ello empezó a ocasionar continuos enfrentamientos, hasta que en 1675 se desencadenó el conflicto que sería definitivo: La guerra del rey Philip. Philip era el nombre cristiano del jefe de los Wampanoag, Metacomet. Los colonos se referían a los jefes indios como rey. Philip fue capturado por los ingleses. Enfermó y murió mientras era cautivo. Su muerte provocó la ira de los nativos.

Los ingleses sufrieron ante las bandas indias. Tenían informantes y teóricamente podían emboscar a los indios, pero la emboscada no era vista como una táctica noble. El terreno tampoco ayuda ni su mentalidad defensiva. Su situación era peor si se tiene en cuenta la falta de profesionalismo militar y de preparativos defensivos.[7]

Las consecuencias de la guerra fueron dramáticas para ambos bandos; pero, especialmente, para las poblaciones indígenas: los narragansett, los wampanoag, los podunk, los nipmuck, los mohicanos y otros poblados fueron, prácticamente, exterminados, y según indica el museo Pilgrim Hall:[8]

El modo de vida de los indios en Nueva Inglaterra fue erradicado. Los sobrevivientes fueron hechos esclavos y vendidos fuera de la región.

Entre diciembre de 1675 y enero de 1676 Metacomet viajó a reunirse con los mohawk para pedir su ayuda, pero estos se negaron; de hecho, en febrero con 300 guerreros atacaron el campamento invernal de los indios rebeldes, cerca del río Hoosick, donde aplastaron a 500 guerreros wampanoag y nipmuck.[5] En marzo los mohawk enfrentaron a los nipmuck y pocumtuck sin mucho éxito. El 12 de julio nuevamente emboscaron a los wampanoag en otro campamento.

La población indígena de Nueva Inglaterra sumaba originalmente 100.000 personas en 1614.[12]

Después de la destrucción del ejército indígena en batalla, 3.000 no combatientes murieron de hambre o fueron masacrados sistemáticamente. Los guerreros sobrevivientes fueron ejecutados de caer en manos enemigas.[11]

Other Languages