Guerra de don Ladislao

La Guerra de don Ladislao fue un engaño político que constituyó uno de los hechos más curiosos de la historia de Chile. Sucedió a mediados de 1920, cuando el entonces presidente Juan Luis Sanfuentes ordenó la movilización parcial del Ejército de Chile por antecedentes secretos que hacían plausible el inicio de una guerra contra Perú, aunque dicha justificación resultó ser falsa.

Antecedentes

En 1920, en Chile se vivía un ambiente de tensión política severa, con motivo de las elecciones presidenciales de ese año que enfrentaban al liberal Arturo Alessandri con el conservador Luis Barros Borgoño, candidato oficalista patrocinado por el presidente Sanfuentes. La candidatura de Alessandri había movilizado a amplias capas de la población chilena, particulamente a la emergente clase media y a la clase obrera, que empezaba a mostrar mayores signos de querer participar en política.

En 1920, Chile cumplía casi tres décadas ininterrumpidas de gobierno conservador en el esquema de la República Parlamentaria, por lo cual la aparición de Alessandri generó una fuerte adhesión popular a su candidatura. Las elecciones se realizaron el 25 de junio, pero ante la existencia de un virtual empate entre las candidaturas, la definición quedaba en manos del Tribunal de Honor, constituido por el propio Congreso chileno. No obstante ello, los liberales temían que este Tribunal, dominado por conservadores al igual que el Congreso, dispusiera el triunfo del candidato oficialista Barros alegando irregularidades en las elecciones.

Other Languages