Guerra de continuación

Guerra de continuación
Frente Oriental - Segunda Guerra Mundial
Sommeenmotti.jpg
Soldados finlandeses pasan con sus bicicletas junto a cadáveres de soldados soviéticos en la bolsa de Sommee.
Fecha 25 de junio de 1941- 19 de septiembre de 1944
Lugar Finlandia, Carelia y Múrmansk
Resultado Victoria soviética
Consecuencias
Beligerantes
Bandera de Finlandia  Finlandia
Flag of the German Reich (1935–1945).svg Alemania
Flag of the Soviet Union.svg Unión Soviética
Comandantes
Bandera de Finlandia C.G.E. Mannerheim
Flag of the German Reich (1935–1945).svg Nikolaus von Falkenhorst
Flag of the German Reich (1935–1945).svg Eduard Dietl
Flag of the German Reich (1935–1945).svg Lothar Rendulic
Flag of the Soviet Union.svg Markián Popov
Flag of the Soviet Union.svg Mijaíl Jozin
Flag of the Soviet Union.svg Kirill Meretskov
Flag of the Soviet Union.svg Valerián Frolov
Flag of the Soviet Union.svg Leonid Góvorov
Bajas
72.000 muertos
196.000 heridos
1.500 bajas civiles
90.939 muertos o desaparecidos
141.149 heridos
7.000 bajas civiles
[ editar datos en Wikidata]

La Guerra de continuación (en finlandés: jatkosota, en sueco: fortsättningskriget), del 25 de junio de 1941 al 19 de septiembre de 1944, fue una de las dos guerras libradas entre Finlandia y la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial.

El Reino Unido declaró la guerra a Finlandia el 6 de diciembre de 1941, pero no participó en la misma activamente. Alemania intervino mediante el envío de material de guerra vital y cooperación militar con el bando finlandés. Los EE. UU. no lucharon ni declararon la guerra contra ninguno de los dos bandos. La guerra acabó formalmente con los Tratados de paz de París en 1947.

La Guerra de continuación (o Segunda guerra ruso-finlandesa) recibió su nombre en Finlandia ya durante el conflicto, con el fin de dejar claro su carácter de continuación de la Guerra de Invierno (o Primera guerra ruso-finlandesa) de 19391940, el intento de Iósif Stalin de ocupar Finlandia basándose en el Pacto Ribbentrop-Mólotov firmado entre Stalin y Hitler en 1939. En ese contexto, siempre se ha considerado como una guerra separada de la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, la Unión Soviética explicó la guerra como uno más de los frentes de la Gran Guerra Patriótica librada contra la Alemania nazi y sus aliados.[1] Alemania a su vez veía las operaciones en la región como parte de su esfuerzo bélico conjunto durante la Segunda Guerra Mundial.

Introducción

Fuerzas relativas finlandesas, alemanas y soviéticas al inicio de la Guerra de continuación en junio de 1941. Las fronteras finlandesas anteriores al Tratado de Paz de Moscú se muestran en color claro.

Aunque la Guerra de continuación se libró en un área periférica de la Segunda Guerra Mundial e implicando a cantidades relativamente pequeñas de tropas, su historia es interesante, ya que plantea dudas tanto sobre la sabiduría convencional acerca de la certeza moral de los Aliados como sobre la teoría de la Paz Democrática, según la cual los países democráticos no se declaran la guerra los unos a los otros: al contrario que durante la Guerra de Invierno, el Reino Unido y sus dominios declararon la guerra a Finlandia el 6 de diciembre de 1941, aunque la única acción de guerra británica en suelo finlandés fue un ataque mediante aviones Fairey Swordfish contra buques alemanes atracados en el puerto finlandés de Petsamo, en el norte. Existen pruebas de que el servicio de inteligencia finlandés participó de forma efectiva en las acciones alemanas contra los convoyes británicos con destino a Múrmansk.[2]

Durante el conflicto, Finlandia actuó en coordinación con Alemania contra la Unión Soviética, la cual a su vez estaba aliada con el Reino Unido y los Estados Unidos de América durante la mayoría del periodo. El recuerdo de la Guerra de Invierno de 1939 contra la URSS y la incapacidad aliada para apoyar a los finlandeses fueron las causas principales de la alianza con Alemania.

Dicha alianza fue escasamente discutida en Finlandia, y un amplio consenso en el país apoya la idea de que, de no haberse producido, los finlandeses no habrían sobrevivido a la guerra como Estado independiente. Aunque la sabiduría convencional entre los nativos que crecieron entre los 60 y 70 (en pleno auge de las relaciones amistosas entre Finlandia y la URSS) afirma que la Guerra de continuación fue un error finlandés, la opinión actual es que no había nada que Finlandia pudiera haber hecho para evitar ni la Guerra de Invierno ni la Guerra de continuación, por lo menos en los años inmediatamente anteriores a ambas.

Los grandes eventos durante la Segunda Guerra Mundial y el curso de la guerra en general tuvieron un impacto significativo en la Guerra de continuación:

Other Languages