Guerra de Sucesión Polaca

Guerra de Sucesión Polaca
Siege of Danzig 1734.PNG
Sitio de Danzig ( 1734), de autor desconocido.
Fecha 1733- 1738
Lugar Europa: Polonia, Renania e Italia
Resultado Victoria franco-hispano-saboyana:
Augusto III subió al trono.
Tratado de Viena (1738).
Beligerantes
POL COA Wieniawa.svg Estanislao I
Chorągiew królewska króla Zygmunta III Wazy.svg Reino de Polonia
Alex K Grundwald flags 1410-03.svg Gran Ducado de Lituania
Apoyado por:
Royal Standard of the King of France.svg Reino de Francia
Bandera de España 1701-1760.svg Reino de España
Flag of the Kingdom of Sardinia.svg Reino de Cerdeña
Flag of the Duchy of Parma.svg Ducado de Parma
Coat of Arms of Wettin kings of Poland.svg Augusto III
Chorągiew królewska króla Zygmunta III Wazy.svg Reino de Polonia
Alex K Grundwald flags 1410-03.svg Gran Ducado de Lituania
Flag of Electoral Saxony.svg Electorado de Sajonia
Apoyado por:
Flag of Russia.svg Imperio ruso
Banner of the Holy Roman Emperor (after 1400) Haloes.jpg Sacro Imperio Romano Germánico
Flag of the Habsburg Monarchy.svg Archiducado de Austria
Flag of the Kingdom of Prussia (1701-1750).svg Reino de Prusia
Comandantes
Bandera de España 1701-1760.svg Flag of the Duchy of Parma.svg Duque de Parma
Bandera de España 1701-1760.svg Duque de Montemar
Royal Standard of the King of France.svg Duque de Berwick
Royal Standard of the King of France.svg Duque de Broglie
Royal Standard of the King of France.svg Duque de Villars
Flag of the Kingdom of Sardinia.svg Carlos III de Cerdeña
Banner of the Holy Roman Emperor (after 1400) Haloes.jpg Príncipe de Saboya
Banner of the Holy Roman Emperor (after 1400) Haloes.jpg Conde de Abensberg-Traun
Banner of the Holy Roman Emperor (after 1400) Haloes.jpg Friedrich Heinrich von Seckendorff
Flag of Russia.svg Conde de Münnich
Flag of Russia.svg Conde Lacy
[ editar datos en Wikidata]

La Guerra de Sucesión Polaca, que tuvo lugar entre los años 1733 y 1738, fue una guerra con un alcance global europeo a la vez que una guerra civil polaca, con considerable interferencia de otros países, cuyo objetivo inicial era el de determinar quién iba a suceder a Augusto II como rey de Polonia y Lituania, pero que en realidad supuso también un nuevo enfrentamiento dirigido por los Borbones con la intención de socavar o eliminar el poder de los Habsburgo en la Europa occidental, como continuación de la propia Guerra de Sucesión española.[1]

La guerra enfrentó por un lado a los partidarios de Federico Augusto II, elector de Sajonia, quien reinaría en Polonia con el nombre de Augusto III y por otro a los partidarios de Estanislao Leszczynski, quien a su vez había ya reinado (y reinaría de nuevo) en Polonia con el nombre de Estanislao I.

Augusto III recibió durante estas luchas la ayuda del Imperio ruso y del Sacro Imperio Romano Germánico, con el archiducado de Austria y Sajonia especialmente (territorio del que además era soberano), mientras que Estanislao I fue apoyado por Francia, Baviera, ducado de Saboya, el reino de Cerdeña y España.[2]

Antecedentes

Polonia

Augusto II de Polonia (cuadro del pintor polaco de temas históricos Jan Matejko, serie de retratos de los reyes de Polonia).

El día 1 de febrero de 1733 falleció en Varsovia Augusto II de Polonia, rey de Polonia a la vez que elector de Sajonia, sucediéndole en ambos títulos su hijo Augusto. Con esta muerte, sin embargo, se reabría el mal cerrado enfrentamiento con Estanislao Leszczynski, que ya había sido rey de Polonia como Estanislao I entre 1704 y 1709 con apoyo de Suecia, para verse exiliado en Francia y sustituido por Augusto III con apoyo de Rusia tras la batalla de Poltava. En realidad, la crisis política en la Mancomunidad polaco-lituana ya se venía gestando de tiempo atrás, y se iba arrastrando sin ser resuelta al menos desde finales del siglo XVI, debilitando cada vez más al país frente a cuatro nuevos poderes emergentes que aparecían en sus fronteras: Suecia al norte, el Imperio ruso al este, Prusia (irónicamente una dependencia feudal de la propia Polonia que se había unido a Brandenburgo) al oeste y Austria al sur.

La Unión de Lublin entre Polonia y Lituania que había formado dicha mancomunidad de naciones había supuesto la potenciación del poder de la nobleza de Polonia y Lituania, que ejercía sus prerrogativas a través de su pertenencia al Sejm o Parlamento, y que no estaba en absoluto dispuesta a renunciar a sus privilegios frente al poder real.

La debilidad del país ante las potencias vecinas quedó pues ampliada por el papel de la nobleza y por las luchas intestinas entre la misma, que acabaron por plasmarse en el apoyo, a principios del siglo XVIII, a dos familias o clanes rivales que aspiraban a la corona del reino. El primero de ellos es el de Augusto II de Polonia, elector de Sajonia elegido rey por el Sejm en 1697.

El segundo de ellos era el clan de los Wieniawa, representado por Stanisław Leszczyński, elegido rey de Polonia el 12 de julio de 1704 con el nombre de Estanislao I tras la invasión de Polonia por las tropas de Carlos XII de Suecia, que rechazaba un ataque conjunto del zar Pedro I de Rusia y de Augusto II. Sin embargo, tras invadir a su vez Rusia Carlos XII con el apoyo de su nuevo aliado, fue derrotado en la batalla de Poltava en 1709, huyendo hacia el sur para ser hecho prisionero en Besarabia por el Imperio Turco. Estanislao, depuesto por el nuevo avance ruso, que reintegró el trono polaco-lituano a Augusto II, se unió voluntariamente a Carlos XII en su prisión. Puestos en libertad, Carlos XII cedió a Estanislao el disfrute de su posesión del principado de Zweibrücken en la frontera con Francia. A la muerte de Carlos XII, Estanislao se acogió a la protección de Leopoldo I de Lorena.

Estanislao parecía haberse olvidado de Polonia, a la vez que Augusto II de Polonia se consolidaba en el trono; sin embargo, el 2 de abril de 1725, Luis XV de Francia pidió la mano de María Leszczynska, hija de Estanislao, devolviendo la familia al primer lugar de la escena política europea y haciendo que concibiese esperanzas de recibir el apoyo de su yerno para la recuperación del trono polaco.

La oportunidad para Estanislao se presentó el 1 de febrero de 1733, con la muerte del rey Augusto II. La alternativa planteada era elegir como sucesor del rey al hijo del fallecido, Federico Augusto II, elector de Sajonia, o bien proceder a la restauración en el trono de Estanislao I. Cada una de estas opciones recibió apoyos, tanto en el interior de Polonia como en el resto de Europa.

Augusto III de Polonia (cuadro del pintor polaco de temas históricos Jan Matejko, serie de retratos de los reyes de Polonia).

Europa

En 1714 se había firmado el Tratado de Utrecht, que ponía fin a la Guerra de Sucesión española y que suponía que la dinastía Borbón se instalaba en España, sin que Francia no obstante se anexionase el país como se había llegado a temer por algunas potencias europeas. Para Francia suponía un gran triunfo en una larga historia de enfrentamientos con los Habsburgo que tenían su remoto origen en el Tratado de Verdún del año 843 que había establecido la partición del Imperio carolingio. Pero lo cierto es que Francia, a pesar de que había logrado eliminar la presencia de los Habsburgo en la corona española y sus posesiones en América, no había alcanzado en la paz ningún provecho territorial en su búsqueda del avance de la frontera francesa hasta el río Rin. Por el contrario, los Países Bajos españoles habían pasado a manos de la rama austriaca, bloqueando el avance francés por la costa del canal de la Mancha hacia el mar del Norte y la desembocadura del Rin, mientras que hacia el este la situación no había variado tampoco en la cuestión de avances territoriales.

Al mismo tiempo, la rama borbónica instalada en España ( Felipe V) inició una campaña de recuperación de las posesiones perdidas por España en la península italiana, posesiones que habían sido cedidas a los austriacos por la Paz de Utrecht.

Por lo que respecta al Reino Unido, se limitaba a ejercer una cierta vigilancia sobre los asuntos europeos, a la vez que potenciaba su Marina de guerra (la Royal Navy) ayudándose para ello con las diversas bases que había ido adquiriendo en diversos lugares.

Hacia el este de Europa, estaba apareciendo el Imperio ruso, que se había consolidado como una potencia continental y aspiraba a obtener una salida hacia el mar en zonas libres de hielos, especialmente en el mar Báltico.

Se había instalado pues un inestable equilibrio de poder en Europa, que podía romperse ante cualquier movimiento de una de las grandes potencias aprovechándose de alguna circunstancia.

Y la circunstancia que se presentó en 1733 fue la existencia de disputas en la sucesión en el trono de la confederación formada por Polonia y Lituania.

Other Languages