Guerra de Restauración portuguesa

Guerra de la Restauración (crisis de 1640)
Joao IV proclaimed king-modificated.jpg
Proclamación de D. João IV como rey de Portugal, pintado por Veloso Salgado ( Museu Militar de Lisboa).
Fecha 1 de diciembre de 164013 de febrero de 1668
Lugar Portugal.
Resultado

Victoria decisiva de Portugal:[1]

Cambios territoriales Portugal y sus colonias recobran la independencia del Imperio español (excepto Ceuta y Hermisende que no reconocen a los Bragança  y tras el Tratado de Lisboa de 1668 pasa a la corona de Castilla.[3]
Beligerantes
Bandera de Portugal Portugal
Apoyado por:
Bandera de Francia Reino de Francia
(1641-59)
Flag of England.svg Reino de Inglaterra
(1661-68)
Flag of Cross of Burgundy.svg España
Comandantes
Bandera de Portugal João IV de Portugal
Bandera de Portugal Alfonso VI de Portugal
Bandera de Portugal Pedro II de Portugal
Bandera de Portugal Marqués de Marialva
Bandera de Portugal Conde de Vila Flor
Bandera de Portugal Conde de Mértola
Bandera de Portugal Conde de Alegrete
Bandera de España Felipe IV de España
Bandera de España Marqués de Carpio
Bandera de España Juan de Austria
Bandera de España Duque de Osuna
Bandera de España Marqués de Caracena
[ editar datos en Wikidata]

La Guerra de la Restauración (en portugués: Guerra da Restauração) fue una serie de enfrentamientos armados entre el reino de Portugal y la Monarquía Hispánica. Esta confrontación tuvo inicio en el levantamiento por la Restauración de la Independencia del 1 de diciembre de 1640 —que puso fin a la monarquía dual de la dinastía filipina iniciada en 1580— y terminó con el Tratado de Lisboa de 1668, firmado por Alfonso VI de Portugal y Carlos II de España, en el cual se reconoció la total independencia de Portugal. La revolución de 1640 puso fin a un periodo de 60 años de dominio de la Casa de Austria sobre Portugal.[5]

El período de 1640 a 1668 se caracterizó por enfrentamientos periódicos entre Portugal y España, tanto pequeñas contiendas como graves conflictos armados, de los cuales muchos de ellos fueron ocasionados por conflictos de España y Portugal con potencias no ibéricas. España participó en la guerra de los Treinta Años hasta 1648 y en la guerra franco-española hasta 1659, mientras que Portugal participó en la guerra luso-neerlandesa hasta 1663.

La guerra estableció la casa de Braganza como nueva dinastía reinante de Portugal, en sustitución de la Casa de Habsburgo. Esto puso fin a la llamada Unión Ibérica.

Antecedentes

Tras la muerte sin herederos del rey Sebastián I de Portugal en 1578 y de su sucesor Enrique I de Portugal en enero de 1580, se instauró un vacío de poder en el trono de Portugal que provocaría una crisis dinástica. Las debían decidir quién de entre varios reclamantes debería ocupar el trono portugués, pero antes de que la elección fuera hecha, Felipe II de España se anticipó a la decisión, y amparándose en sus derechos a la sucesión a la corona portuguesa, ordenó la invasión militar del país.

El 20 de junio de 1580, adelantándose a la decisión del consejo regente, Antonio, prior de Crato se autoproclamó rey de Portugal en Santarém, siendo aclamado en varias localidades del país; su gobierno duró treinta días, puesto que sus escasas tropas fueron superadas por el ejército español comandado por Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel, Duque de Alba, en la Batalla de Alcántara en agosto de 1580. Al año siguiente Felipe II fue proclamado por las Cortes de Tomar como rey Filipe I de Portugal.

Este sería el comienzo de un periodo en el que Portugal junto con los demás reinos hispánicos fue gobernado por virreyes o gobernadores de los reyes de España, viviendo bajo el dominio de la rama española de la casa de Habsburgo, compartiendo el mismo monarca en una monarquía dual aeque principaliter, que se prolongaría hasta 1640.

Este periodo acumuló descontentos —mayormente durante el reinado de Felipe IV— que resultaron en dos revueltas populares habidas en 1634 y 1637 en la región del Alentejo y en algunas otras ciudades que no llegaron a tener proporciones decisivas, y en la instauración, el 1 de diciembre de 1640, de la Dinastía de Braganza, iniciándose con ella la Guerra de Separación de Portugal que enfrentó a Portugal y España.

Other Languages