Guerra de Invierno

Guerra de Invierno
Frente Oriental de la Segunda Guerra Mundial
Finn ski troops.jpg
Tropas finlandesas durante los combates.
Fecha 30 de noviembre de 1939- 12 de marzo de 1940
Lugar Frontera entre Finlandia y la Unión Soviética
Casus belli Incidente de Mainila
Resultado Termina en Tratado de Paz de Moscú
Cambios territoriales Finlandia cede territorios fronterizos a la Unión Soviética
Beligerantes
Bandera de la Unión Soviética Unión Soviética Bandera de Finlandia Finlandia
  • Voluntarios extranjeros:
    • Bandera de Suecia Cuerpo de Voluntarios Suecos
    • Bandera de Hungría Agrupación Sisu
Comandantes
Bandera de la Unión Soviética Kliment Voroshílov
Bandera de la Unión Soviética Semión Timoshenko
Bandera de la Unión Soviética Kiril Meretskov
Bandera de Finlandia Carl Gustaf Mannerheim
Bandera de Finlandia Hjalmar Siilasvuo
Bandera de Finlandia Harald Öhquist
Fuerzas en combate
Ejército Rojo
• 425 640-760 578 hombres[1]
• 2514–6541 tanques
Fuerza Aérea Soviética
• 3880 aviones
Ejército de Finlandia
• 337 000–346 500 hombres[2]
• 8260 voluntarios suecos
• 32 tanques
Fuerza Aérea Finlandesa
• 114 aviones
Fortificaciones
• 194 búnkeres de hormigón
• 805 emplazamientos fortificados
• 534 cañones
Fuerza naval
• 29 barcos
Bajas
•126 875-167 976 muertos o desaparecidos[3]
• 188 671 heridos[4]
• 5572 prisioneros de guerra
316 carros de combate
261–515 aviones
• 25 904 muertos o desaparecidos
• 43 557 heridos
• 1000 prisioneros de guerra[5]
20–30 carros de combate
62 aviones
[ editar datos en Wikidata]

La Guerra de Invierno (en finés: Talvisota; en ruso: Зимняя война; en sueco: Vinterkriget) estalló cuando la Unión Soviética atacó Finlandia el 30 de noviembre de 1939, tres meses después del inicio de la Segunda Guerra Mundial. Como consecuencia, la URSS fue expulsada de la Sociedad de Naciones el 14 de diciembre. La guerra duró 105 días, hasta marzo de 1940, cuando se firmó un tratado de paz por el que Finlandia cedía cerca del 10 % de su territorio, un 20 % de su capacidad industrial y el 33 % de sus instalaciones productoras de energía hidroeléctrica, entre otras cosas, a la Unión Soviética.

Pese a todo, el resultado de la guerra se puede considerar complejo ya que aunque la URSS logró satisfacer sobradamente sus demandas iniciales con la cesión por parte de Finlandia de los territorios de Petsamo, Salla y la mayor parte de Karelia, sus pérdidas para superar las defensas finlandesas fueron tremendas y no cumplieron con su objetivo de conquistar todo el país. Además, su posición internacional sufrió considerablemente y fue puesta en duda la destreza combativa del Ejército Rojo tras las purgas políticas, un hecho que contribuyó fuertemente a la decisión de Hitler de lanzar la Operación Barbarroja. Por otra parte, aunque los finlandeses lograron retener su soberanía y atraerse la buena voluntad internacional, las duras condiciones de paz impuestas por la Unión Soviética provocaron en la población finesa su deseo de revancha y su acercamiento a la Alemania de Hitler, que se plasmaría en la Guerra de Continuación.

La Guerra de Invierno fue un desastre militar para la Unión Soviética. No obstante, sirvió para que el Kremlin hiciera autocrítica interna e iniciara el proceso de reinstaurar a oficiales cualificados y modernizar a sus fuerzas, una decisión que a la larga permitiría a los soviéticos resistir la invasión alemana y ganar la II Guerra Mundial.

Antecedentes

Finlandia había formado parte del Reino de Suecia hasta que el Imperio ruso la conquistó en 1808 y la convirtió en un Estado colchón entre ambos reinos con la finalidad de proteger la capital rusa de la época, San Petersburgo.

La Carelia oriental (incluyendo el istmo de Carelia que sería el campo de batalla de la Guerra de Invierno) tenía unos antecedentes históricos distintos a los del resto de Finlandia. Fue posesión de la república rusa medieval de Nóvgorod (ver también Guerras sueco-novgorodenses) y más tarde del Principado de Moscú. En 1617 la Carelia Oriental llegó a encontrarse bajo dominio sueco, periodo durante el cual la región perdió toda la población rusa y carelia. En 1721, como resultado de la Gran Guerra del Norte, el istmo de Carelia regresó a manos rusas, hasta que un siglo más tarde, en 1809, el zar Alejandro I transfirió esta región al Gran Ducado de Finlandia.

En 1917 la Revolución rusa había llevado a los bolcheviques al poder, los cuales, el 15 de noviembre de 1917, declararon el derecho general a la autodeterminación, además del derecho de secesión, "para los pueblos de Rusia". Así, el 6 de diciembre de 1917 Finlandia se declaró independiente. El 18 de diciembre, el gobierno ruso soviético emitió un decreto, reconociendo la independencia de Finlandia, y el 22 de diciembre fue aprobado por el máximo órgano ejecutivo soviético, el VTsIK. La República Socialista Federativa Soviética de Rusia reconoció la independencia el 4 de enero de 1918, al mismo tiempo que Francia, Suecia y el Imperio alemán.

El Imperio alemán había reclutado voluntarios desde el Gran Ducado de Finlandia durante la Primera Guerra Mundial para entrenarlos como jägers y ponerlos a luchar en el frente para debilitar a Rusia y así provocar la pérdida de las provincias y dependencias occidentales del Imperio ruso. Este reclutamiento, hecho en secreto, fue organizado por círculos de influencia germanos, y se centró en estudiantes universitarios y en la clase media alta finlandesa lo que contribuyó a crear fuertes lazos de unión entre Alemania y Finlandia. La derrota alemana en la guerra mundial impidió el establecimiento de un príncipe alemán como Rey de Finlandia. Sin embargo, los lazos de unión entre ambos países siguieron siendo fuertes.

Por el contrario, a pesar de que Finlandia había obtenido la independencia de la Unión Soviética pacíficamente, las relaciones entre la Unión Soviética y Finlandia fueron frías y tensas casi desde el inicio debido al resultado de la Guerra Civil Finlandesa que entre el 27 de enero y el 15 de mayo de 1918 enfrentó a las fuerzas del senado, controladas desde el otoño anterior por los conservadores (quienes pretendían mantener la independencia y la monarquía constitucional sin parlamentarismo), popularmente conocidos como «blancos» (valkoiset) con las fuerzas socialdemócratas, dirigidas por la delegación popular de Finlandia, comúnmente conocidos como «rojos» (punaiset). Los rojos recibieron la ayuda de la Rusia bolchevique, mientras que los blancos fueron apoyados militarmente por el Imperio alemán y resultaron vencedores. Acabada la guerra civil, grupos de activistas nacionalistas finlandeses realizaban frecuentes incursiones armadas en territorios soviéticos con el objetivo de logar imponer la " Gran Finlandia. Por todo ello, en 1932, la Unión Soviética firmó un tratado de no agresión con Finlandia y en 1934 se reafirmó el tratado por diez años más. Sin embargo, Stalin se percató de que la frontera finlandesa (que cruza el istmo de Carelia) estaba a sólo 32 km de Leningrado, siendo una excelente base para una invasión germana en el caso de que estallase la guerra con la Alemania Nazi.

En abril de 1938, los soviéticos iniciaron negociaciones diplomáticas con Finlandia, con el objetivo de desarrollar una defensa unida contra Alemania. Poco a poco, las solicitudes soviéticas de intercambiar territorio con Finlandia se fueron convirtiendo en demandas, y un año después las negociaciones estaban estancadas mientras que la situación política europea se deterioraba rápidamente.

El 23 de agosto de 1939, la Unión Soviética y Alemania firmaron el Pacto Mólotov-Ribbentrop, que estipulaba que no habría agresión entre los dos países durante diez años. El Protocolo Adicional Secreto del pacto desglosaba el reparto de los países de la Europa Oriental entre los países firmantes. Finlandia quedó en la esfera de influencia soviética, mientras que Polonia debía ser dividida entre ambos. El 1 de septiembre del mismo año, Alemania invadió Polonia, y tres semanas después la Unión Soviética la invadió desde el este. De acuerdo con el pacto germano-soviético, Polonia fue dividida.

En otoño de 1939, la Unión Soviética realizó su última demanda a Finlandia: la frontera debía replegarse 25 km atrás desde Leningrado; además debía permitir el establecimiento de una base naval en la península de Hanko por treinta años. La Unión Soviética ofrecía a cambio un área en Carelia el doble de extensa, pero menos desarrollada que el territorio demandado. El Presidente finlandés Urho Kekkonen declararía en septiembre de 1963: "Cuando hoy en día, 20 años después, nos ponemos en la posición de la Unión Soviética, a la luz de la invasión de Hitler en 1941, la preocupación que la Unión Soviética tenía, y debía tener, en relación con su seguridad al final de la década de los 30 se vuelve comprensible."

El gobierno finlandés rehusó aceptar las exigencias soviéticas. El 26 de noviembre tuvo lugar el Bombardeo de Mainila, en el que artillería soviética atacó varias zonas cerca de la aldea rusa de Mainila, anunciando luego que el ataque había sido finlandés y que varios soldados soviéticos habían muerto. Los soviéticos exigieron de nuevo que Finlandia replegara sus tropas 25 km atrás de la frontera y que pidiera disculpas por el incidente. Finlandia negó estar involucrada en él y rehusó pedir disculpas. La Unión Soviética declaró entonces que el Pacto de No Agresión de 1934 dejaba de estar vigente y el 30 de noviembre atacó a Finlandia con 23 divisiones, que sumaban 450 000 hombres, alcanzando rápidamente la Línea Mannerheim.

Se formó entonces un gobierno títere en el pequeño territorio finlandés ocupado, en el pueblo fronterizo de Terijoki el 1 de diciembre, estableciéndose la República Democrática de Finlandia, con Otto Kuusinen como Jefe de Estado. Sin embargo nunca sería reconocida ni sería tenida en cuenta en la firma de los acuerdos de paz.

Other Languages
Afrikaans: Winteroorlog
العربية: حرب الشتاء
žemaitėška: Žėimuos vaina
bosanski: Zimski rat
čeština: Zimní válka
Deutsch: Winterkrieg
English: Winter War
Esperanto: Vintra milito
eesti: Talvesõda
euskara: Neguko Gerra
suomi: Talvisota
français: Guerre d'Hiver
hrvatski: Zimski rat
Bahasa Indonesia: Perang Musim Dingin
íslenska: Vetrarstríðið
日本語: 冬戦争
한국어: 겨울 전쟁
Lëtzebuergesch: Wanterkrich
lietuvių: Žiemos karas
latviešu: Ziemas karš
македонски: Зимска војна
монгол: Өвлийн дайн
Bahasa Melayu: Perang Musim Sejuk
Nederlands: Winteroorlog
norsk bokmål: Vinterkrigen
polski: Wojna zimowa
português: Guerra de Inverno
Scots: Winter War
srpskohrvatski / српскохрватски: Zimski rat
Simple English: Winter War
slovenčina: Zimná vojna
slovenščina: Zimska vojna
српски / srpski: Зимски рат
svenska: Vinterkriget
Türkçe: Kış Savaşı
中文: 冬季战争