Guerra contra el narcotráfico en México

Guerra contra el narcotráfico en México
Guerra contra las drogas
Fuerza del Estado Michoacán.jpg
Elementos del ejército en un enfrentamiento en Apatzingán, Michoacán
FechaDesde el 11 de diciembre de 2006–actualidad (11 años, 9 meses y 3 días)
LugarBandera de México México
Casus belli
  • Enfrentamientos entre cárteles del narcotráfico provocaban un ambiente de violencia, sobrepasando en armamento a los cuerpos de policías municipales y estatales.
  • El gobierno mexicano declara la guerra a los cárteles.
  • El gobierno lanza una ofensiva militar.
  • Carteles reaccionaron violentamente.
  • Surgimiento de grupos de autodefensa.
Beligerantes
MéxicoFlag of Mexico.svg México

Apoyo internacional


Grupos guerrilleros

  • ERPI[2]
  • EPR[2]
  • Flag of the EZLN.svg EZLN (En desacuerdo con el conflicto) [4]
  • Flag of the FAR-LP.svg FAR-LP[6]
Cárteles principales

Debilitados

Desarticulados y/o inactivos

Comandantes
2006-2012

Bandera de México Felipe Calderón Hinojosa
Bandera de México Mariano Francisco Saynez Mendoza
Bandera de México Guillermo Galván Galván
Bandera de México Marisela Morales
2012-actualidad
Bandera de México Enrique Peña Nieto
Bandera de México Salvador Cienfuegos Zepeda
Bandera de México Vidal Francisco Soberón Sanz
Bandera de México Arely Gómez González
Bandera de México Jesús Murillo Karam (2012-2015)


Autodefensas de México

* Amado Carrillo
Fuerzas en combate
Militares:
260,000
Policías federales:
35,000

Policías y Fuerzas Estatales:
190,800

Grupos de Autodefensas:
23,300-53,900
450.000 [8]
Bajas
* 2.887 elementos de seguridad de los cuales 490 (2006-2016) son soldados de los cuales el 96% han muerto en combate[9]​.
  • 197 soldados desaparecidos (2007-2016)[10]
  • 8 suicidios y 305 afectados mentalmente por estrés postraumatico (2007-2016)[11]
  • 175 marinos[13]
  • 552 policías federales(2006-2016)[14]
  • 1822 Policías municipales, y Estatales
  • 105 bajas en la PGR[14]
  • 2 helicópteros derribados (uno de la fuerza aérea, otro de la fiscalía de Michoacán) otros más dañados.
  • Varios vehículos de transporte militares y policiales dañados o destruidos.
Más de 80.000 sicarios
Más de 121.199 detenidos[15]​.

Más de 28.000 muertes en 963 enfrentamientos (CISEN)[16]
486 muertes en 2006.
2.477 muertes en 2007.[18]
9.724 muertes en 2009.[19]
15.273 muertes en 2010[20]

  • 24,068 muertes en 2011
18,061 muertes hasta octubre de 2012
106.199 durante el sexenio de Felipe Calderon

72 176 durante la administración actual del 1 de diciembre de 2012 a octubre de 2017 de Peña Nieto

178.262 muertos hasta marzo de 2015[21]

La guerra contra el narcotráfico es un conflicto armado interno librado en México que enfrenta el estado mexicano y los Grupos de Autodefensa Popular y Comunitaria contra los cárteles que controlan diversas actividades ilegales, principalmente el tráfico ilegal de drogas. Esta situación comenzó el 11 de diciembre de 2006, cuando el gobierno federal anunció un operativo contra el crimen organizado en el estado de Michoacán, donde a lo largo de 2006 se habían contabilizado cerca de 500 asesinatos entre miembros de los cárteles del narcotráfico (véase «Cronología de la guerra contra el narcotráfico en México»)[23]​.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Seguridad Pública Federal, hasta marzo de 2010 se había detenido a 121.199 personas a las cuales se ha vinculado con grupos del crimen organizado. Los grupos más afectados por las detenciones son los cárteles del Golfo y Los Zetas[25]​. Algunas de las aprehensiones y abatimientos más notables son las de Édgar Valdez Villarreal, José de Jesús Méndez Vargas alias "El Chango" y Heriberto Lazcano Lazcano.

Entre diciembre de 2006 y enero de 2012 se estima que han muerto alrededor de 60.000 personas mediante ejecuciones, enfrentamientos entre bandas rivales y agresiones a la autoridad[30]​.

En diversos sectores del país se ha observado un incremento en los indicadores de incidencia del delito. Juárez se ha convertido en la ciudad más insegura del mundo, donde se cometieron más asesinatos que en todo el territorio de Afganistán en el año 2009[32]​.

Antecedentes

Dada su ubicación geográfica, México ha sido utilizado como un punto de parada y transbordo para narcóticos y contrabando entre América Latina y el mercados de Estados Unidos. Contrabandistas mexicanos suministraban alcohol a los gángsters de los Estados Unidos durante la época de la prohibición, y la aparición del comercio ilegal de drogas con los EE.UU. comenzó cuando la ley de prohibición de drogas se aprobó en 1933. Hacia el final de la década de 1960, los contrabandistas de narcóticos mexicanos empezaron a introducir drogas a gran escala.

Durante las décadas de 1970 y 1980, Pablo Escobar era el principal exportador de cocaína y se ocupó de las redes criminales del negocio en todo el mundo. Cuando se intensificaron los operativos de vigilancia en Florida y el Caribe, Escobar y las demás organizaciones criminales colombianas formaron asociaciones con traficantes mexicanos para transportar cocaína por México hacía Estados Unidos[33]​.

Esto se logró fácilmente debido a que México era una fuente importante para Estados Unidos de heroína (producida gracias a los cultivos de amapola o adormidera concentrados en el llamado "Triangulo Dorado" mexicano: Sinaloa, Durango y Chihuahua, además de 6 estados más[35]​.

Los transportistas mexicanos, por lo general, se les daba el 35% o el 50% de cada envío de cocaína. Esta disposición significaba que las organizaciones mexicanas estaban implicadas en la distribución, así como el transporte de la cocaína, y se convirtieron en traficantes formidables en su propio derecho. En la actualidad y luego de varias décadas de disputas y guerras entre los carteles mexicanos, además de la desarticulación y debilitamiento de varios de estos por parte de las autoridades mexicanas y estadounidenses, el Cártel de Sinaloa es el único que ha mantenido su poder internacional pese a los golpes sufridos en su estructura luego de la captura y extradicción de su máximo líder, Joaquín "El Chapo" Guzmán, a Estados Unidos, apoderándose del tráfico de cocaína colombiana en los mercados mundiales gracias a los contactos establecidos con la guerrilla de las FARC y los paramilitares de las AUC, ayudados también en el desmantelamiento, por parte de las autoridades colombianas, del último cártel importante que quedaba en el país: El Cártel del Norte del Valle. Luego de la desmovilización de estos grupos beligerantes en Colombia, los contactos pasan a aquellos que no aceptaron desmovilizarse conformando las llamadas Bandas Criminales o Bacrim, siendo el Cártel de Sinaloa el principal comprador de la cocaína que producen estos grupos criminales en las selvas colombianas, compras que se hacen en efectivo o intercambiando armas por drogas. Se dice que el Cartel de Sinaloa, al igual que Los Zetas, compra cocaína colombiana en Venezuela al llamado "Cártel de los Soles", una organización criminal supuestamente conformada por miembros corruptos de las fuerzas armadas de este país enquistados en el poder. Los Zetas también tienen negocios en Colombia, no tan importantes como los del Cartel de Sinaloa, para comprarle cocaína al Clan del Golfo. Ambas organizaciones también trafican con drogas sintéticas como metanfetaminas, las cuales traen de Asia para Estados Unidos.

El equilibrio de poder entre los distintos carteles mexicanos se ha venido desplazando continuamente, a raíz de la guerra entre carteles, luego que nuevas organizaciones emergían y las mayores se debilitaban hasta el colapso. Una interrupción en el sistema, tales como las detenciones o muertes de líderes de los carteles, generaban grandes derramamientos de sangre para ver quien seria el sucesor[36]​. Debido a que las acciones del gobierno mexicano eran malas para el negocio del tráfico de drogas, los cárteles comenzaron a sobornar funcionarios mexicanos para tomar medidas contra un cartel rival o dejaban fugar información de inteligencia sobre las operaciones del cártel rival para el gobierno mexicano o para la DEA.

Mientras que muchos factores han contribuido a la escalada de violencia, los analistas de seguridad en la Ciudad de México trazaron los orígenes del flagelo creciente de la desintegración a un acuerdo implícito de toda la vida entre los narcotraficantes y los gobiernos controlados por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que perdió su control sobre el poder político a partir de finales de 1980[37]​.

Inicios de la guerra entre carteles

Los enfrentamientos entre los cárteles rivales comenzaron en serio después de la detención, en 1989, de Miguel Ángel Félix Gallardo, quien dirigía el negocio de las drogas en México con el poderoso Cártel de Guadalajara, desintegrándose para dividir el negocio entre cuatro organizaciones criminales que terminaron enfrentándose entre sí por el control total del negocio ilícito, provocando atentados contra los antiguos socios del Cártel de Guadalajara que afectaron también a civiles inocentes, estas organizaciones fueron: Cártel de Sinaloa, Cártel del Golfo, Cártel de Tijuana y Cártel de Juárez[38]​. Hubo una pausa en los combates durante la década de 1990 pese a hechos relevantes sucedidos en esta época como los asesinatos de Luis Donaldo Colosio y Paco Stanley, pero la violencia continuó y empeoró en la década del 2000, quedando disminuidas las organizaciones de Tijuana y Juárez, mientras que las del Golfo y Sinaloa se terminaron atomizando para conformar otras estructuras que se siguieron enfrentando entre sí, algunas aún activas como Los Zetas, Jalisco Nueva Generación, Guerreros Unidos y Cártel del Noreste; y otras que fueron eliminadas por acciones de cárteles rivales o de las autoridades como La Familia Michoacana, Caballeros Templarios, Cártel del Milenio y Cártel de los Beltrán Leyva, entre otras. Pese a esta atomización, el Cartel de Sinaloa es la más poderosa de las organizaciones criminales de México y una de las más importantes del mundo.

Los presidentes del PAN

Antes del año 2000, el PRI gobernó México durante 70 años. En este tiempo, los cárteles de la droga ampliaron su poder y la corrupción. Las operaciones de lucha contra las drogas se centraron principalmente en la destrucción de la marihuana y el cultivo de opio en las regiones de montaña, pero nunca se realizaron operaciones militares a gran escala en centros urbanos, hasta el cambio de régimen en el año 2000, cuando el PAN ganó la presidencia y se comenzaron a hacer ofensivas contra los cárteles en su propio terreno[cita requerida].

Presidencia de Vicente Fox

En 2004, el ex-presidente Vicente Fox envió tropas militares a Nuevo Laredo a combatir a los cárteles. Se estima que alrededor de 110 personas murieron en Nuevo Laredo, entre enero y agosto de 2005, como consecuencia de los enfrentamientos entre el Cártel del Golfo y el de Sinaloa[39]​. En 2005, La Familia Michoacana se estableció en el estado de Michoacán incrementando la violencia[cita requerida].

Presidencia de Felipe Calderón

El 10 de diciembre de 2006, Calderon declaró una ofensiva total contra todo cártel de la droga en México, dando oficialmente inicio a la guerra contra el narcotráfico. El 11 de diciembre de 2006, el entonces presidente electo Felipe Calderón envió 6.500 soldados del Ejército Mexicano a Michoacán, para poner fin a la narco violencia en aquel estado. Esta acción es considerada como la primera represalia importante hecha contra la narco violencia, y es generalmente vista como el inicio de la guerra contra el narcotráfico.[40]​ A medida que pasaba el tiempo, Calderón continuó intensificando su campaña contra las drogas, y junto con él, los índices delictivos, violencia, pobreza, corrupción y ataques a la población civil en el que en la actualidad hay unos 267,494 soldados que participan en conjunto con las fuerzas policiales estatales y federales. Se estiman más de 103,000 muertes en su sexenio. Pero también la desarticulacion o debilitamiento de cárteles de la droga[cita requerida].

Presidencia de Enrique Peña Nieto

Al tomar protesta el 1 de diciembre de 2012, después de firmar el Pacto por México, se lanzaron nuevas ofensivas esta vez más organizadas por las fuerzas militares de las 3 órdenes de gobierno. Para inicios del 2014, los índices delictivos, pobreza, corrupción y violencia habían descendido en la zona norte, centro y sureste del país, pero en septiembre de ese año se dió la desaparición de 43 normalistas en Iguala, Guerrero. Se estiman en 220.000 los efectivos de las fuerzas armadas y 60.500 de la Policía Federal que participan en la guerra contra los cárteles del narcotráfico. A pesar de esto, se estiman 66.000 muertes desde 1 de diciembre de 2014 al 12 de enero del 2017; igualmente, se destaca en el sexenio de Peña Nieto la recaptura y extradicción a Estados Unidos del líder del Cartel de Sinaloa, Joaquín "El Chapo" Guzmán, la captura de Luis Fernando Sánchez Arellano, debilitamiento y desaparición de los carteles en la zona norte y el surgimiento de bandas delincuenciales en Guerrero, Michoacán y Colima como los sucesos más notables de la confrontación.

Causas principales

Tráfico de drogas

México tiene un importante tránsito de drogas a través de la frontera con Estados Unidos, y es un país productor de drogas. Es el principal proveedor extranjero de cannabis, aunque su comercialización ha perdido importancia debido a la legalización, con fines medicinales, en varios estados norteamericanos, y un importante punto de entrada de la cocaína de América del Sur[42]​.

El Departamento de Estado de Estados Unidos estima que el 90% de la cocaína que entra en Estados Unidos se produce en Colombia [45]​.

A pesar de que México representa sólo una pequeña parte de la producción de heroína en todo el mundo, México suministra la mayor parte, sino casi toda, la heroína que consume Estados Unidos[46]​.

Uso

La prevalencia del consumo de drogas ilícitas en México es todavía baja en comparación con Canadá y los Estados Unidos[47]​.

Estados Unidos es el mayor consumidor de cocaína del mundo[49]​, su demanda es lo que motiva al negocio de la droga, el objetivo principal de los cárteles de la droga mexicanos es introducir narcóticos a los Estados Unidos.

La tasa de exportación de cocaína a los Estados Unidos ha disminuido gracias a que los controles fronterizos se hicieron más estrictos en respuesta a los ataques del 11 de septiembre.[47]

Como consecuencia el precio de las drogas ha aumentado, especialmente en las zonas fronterizas populares entre los turistas de bajos ingresos de América del Norte.

Los envíos de drogas a menudo se retrasan en las ciudades fronterizas de México antes de la entrega a estadounidenses; lo que ha obligado a los traficantes de droga a aumentar los precios para tener en cuenta los costos de transporte de los productos a través de fronteras internacionales, por lo que es un negocio más rentable para los capos de la droga, y probablemente ha contribuido a las mayores tasas de consumo local de drogas[47]​.

Con el aumento de consumo de cocaína, se ha producido un aumento paralelo de la demanda de tratamiento de usuarios de drogas en México[47]​.

Pobreza

Uno de los principales factores que impulsa la guerra contra las drogas es la voluntad de las personas, principalmente de clase baja para ganar dinero fácil uniéndose a las organizaciones criminales, y el fracaso del gobierno para proporcionar los medios legales para la creación de puestos de trabajo bien pagados. De 2004 a 2008, la porción de la población que recibe menos de la mitad del ingreso medio aumentó del 17% al 21% y la proporción de población que vive en condiciones de pobreza extrema o moderada aumentó del 35 al 46% (52 millones de personas) entre 2006 y 2010[52]​.

Entre los países de la OCDE, México tiene el segundo mayor grado de disparidad económica entre los extremadamente pobres y extremadamente ricos. La parte inferior del diez por ciento en la jerarquía dispone de ingresos de 1,36% de los recursos del país, mientras que el 10% dispone del 36%. La OCDE también señala que los gastos presupuestados de México para el alivio de la pobreza y el desarrollo social son sólo alrededor de un tercio de la media de la OCDE[51]​.

En 2012 se estimó que los cárteles mexicanos emplean a más de 450.000 personas en forma directa y que más de 3,2 millones de personas dependían de forma indirecta en el tráfico de drogas[54]​.

Ineficacia del Sistema Educativo

El analfabetismo y la falta de educación han perseguido a México durante gran parte de su historia. En 1940, el 58% de todos los mexicanos mayores de seis años eran analfabetos; en 1960, el 38%[55]​.

Other Languages
Bahasa Indonesia: Perang Narkoba Meksiko
Bahasa Melayu: Perang Dadah Mexico