Guerra civil chilena de 1891

Guerra civil chilena de 1891
Batalla de Concon.JPG
Batalla de Concón.
Fecha 1891
Lugar Iquique, Valparaíso y Santiago, Chile.
Casus belli Conflicto sobre presupuesto fiscal de 1891 entre el Presidente José Manuel Balmaceda y el Congreso Nacional.
Resultado Bandera de Chile Victoria de los congresistas. Balmaceda entrega el poder a Manuel Baquedano y luego se suicida. Instauración del Régimen Parlamentario y Crisis del Baltimore.
Beligerantes
Flag of the President of Chile.svg
Balmacedistas
Bandera de Chile
Congresistas
Comandantes
José Manuel Balmaceda
Orozimbo Barbosa
José Miguel Alcérreca
José Velásquez Bórquez
Eulogio Robles Pinochet
Jorge Montt
Estanislao del Canto
Emilio Körner
Ismael Valdés Vergara
Arturo Fernández Vial
Adolfo Holley
Fuerzas en combate
Ejército de Chile Armada de Chile
Ejército de Chile
Mineros reclutados
[ editar datos en Wikidata]

La Guerra civil chilena de 1891, también conocida como Revolución de 1891, fue un conflicto armado ocurrido en Chile entre partidarios del Congreso Nacional contra los del presidente de la República José Manuel Balmaceda.

Tras una serie de disputas entre los Poderes Ejecutivo y Legislativo, la discusión sobre el presupuesto fiscal de 1891 generó finalmente el estallido del conflicto interno. Mientras las fuerzas del Ejército de Chile se dividieron, apoyando a ambos bandos, la Armada se unió a los congresistas. Desde Iquique y con apoyo de material británico, los revolucionarios iniciaron una serie de campañas con el fin de derrocar a Balmaceda, quien estableció una férrea opresión sobre sus opositores.

Tras las batallas de Concón y Placilla, las fuerzas leales al presidente fueron derrotadas. Balmaceda entregó el poder al general Manuel Baquedano el 28 de agosto, mientras las fuerzas revolucionarias entraban a Santiago, y se refugió en la legación argentina, suicidándose el 19 de septiembre de 1891, un día después de que expirara su periodo constitucional como presidente.

La victoria de las fuerzas congresistas marcó un importante hito en la historia de Chile. La sociedad chilena enfrentó una gran división tras el conflicto bélico, que dejó entre 5000[2] muertos. Las reformas a la Constitución de 1833 terminaron con la llamada República Liberal y se inició el Régimen Parlamentario, que imperó en Chile hasta 1925.

Causas

Las principales causas de esta guerra fueron:

  • Conflicto presidencialismo-parlamentarismo: El mandatario gobernó interpretando la constitución como presidencialista, con lo que se ganó la oposición de los partidos políticos y el Congreso Nacional, que habían desarrollado una lectura parlamentarista de la carta fundamental. Ello le significó múltiples obstáculos a Balmaceda para poder cumplir sus propósitos.[3]
  • Intervención electoral: Balmaceda pretendía designar, tal como lo habían hecho sus antecesores, al Congreso y a su sucesor en la presidencia por medio de la intervención electoral; esto, yendo en contra del llamado de los partidos políticos a respetar la libertad electoral.
  • Hegemonía oligárquica en peligro: Balmaceda nombró como Ministros a jóvenes no pertenecientes a la oligarquía tradicional. Este grupo reaccionó al prever la posibilidad de disminuir su poder político y social.[ cita requerida]
  • Proyecto económico de Balmaceda: El Presidente tenía la intención de aumentar la exportación del salitre para incrementar los ingresos fiscales y poder financiar el plan de obras públicas del Gobierno. Sin embargo, los empresarios del salitre (principalmente John North), parte de la oligarquía y el Parlamento, querían exportar cantidades limitadas para que no disminuyera su precio en el mercado internacional.[ cita requerida]
  • División de las Fuerzas Armadas: Para el desarrollo de la guerra fue fundamental la división de las Fuerzas Armadas, ya que sin este suceso, el bando de Balmaceda no hubiera podido oponer resistencia. El Ejército apoyó al Presidente, y la Armada a la causa congresista.
  • Crecientes niveles de rivalidad política: El respeto a las autoridades de Gobierno y a los opositores, que habían marcado la convivencia anterior, se vio sobrepasado por una prensa virulenta que llegó a incluir en sus ataques a familiares y vidas privadas de los hombres públicos.[4]
  • Conflicto con la Iglesia: Por la condición liberal de Balmaceda, y su antiguo apoyo al traspaso del poder eclesiástico al Estado, los clérigos, los políticos y particularmente los jóvenes conservadores mantuvieron una oposición virulenta al Presidente.[5]
Other Languages