Guerra civil angoleña

Guerra civil angoleña
Guerra Fría y Guerra de la frontera de Sudáfrica
Angola Ethnic map 1970.svg
Mapa étnico de Angola ( 1970).
Fecha 1975- 2002 (conflicto aún activo en Cabinda)
Lugar Angola y zonas limítrofes de países vecinos
Resultado Flag of Angola.svg Victoria militar del MPLA que, en contrapartida, tuvo que aceptar un régimen democrático multipartidista. Desaparición de los brazos armados de FNLA y UNITA, y participación de estos movimientos como partidos políticos en el nuevo régimen, a partir de 1992. Continuación del conflicto con el FLEC.
Beligerantes
Flag of Angola.svg Angola ( MPLA)
Bandera de la Unión Soviética URSS
Bandera de República Popular China China
Flag of Cuba.svg Cuba
Flag of South-West Africa People's Organisation.svg SWAPO[1]
Flag of Katanga.svg FNLC
PNA.png ANC[2]
Flag of UNITA.svg UNITA
Flag of South Africa (1928-1994).svg Sudáfrica
Flag of Zaire.svg Zaire
Bandeira da FNLA.svg FNLA
Flag of Cabinda.svg FLEC
Flag of the United States.svg CIA
Comandantes
Flag of Angola.svg Agostinho Neto
Flag of Angola.svg José Eduardo Dos Santos
Flag of South-West Africa People's Organisation.svg Sam Nujoma
Flag of Cuba.svg Cmte:
Arnaldo Ochoa
( 1975- 1989)
Leopoldo Cintra
(1989- 1991)
PNA.png Joe Slovo
Flag of UNITA.svg Jonas Savimbi
Flag of Zaire.svg Mobutu Sese Seko
Bandeira da FNLA.svg Holden Roberto
Flag of Cabinda.svg Henrique N'zita
Flag of South Africa (1928-1994).svg Cmte:
Magnus de Merindol
( 1976- 1980)
Constand Viljoen
(1980- 1985)
Johannes Geldenhuys
(1985-1989)
Bajas
Militares:
Flag of Angola.svg Desconocidas
Flag of South-West Africa People's Organisation.svg 11 000 muertos
Flag of Cuba.svg 2077 muertos
Militares:
Flag of UNITA.svg Desconocidas
Bandera de Sudáfrica 2300 muertos
Flag of Zaire.svg 600 muertos

UNAVEM: Entre 1989 y 1997 la ONU envió una fuerza internacional para intervenir durante el proceso de paz, que finalmente fracasó.[3]
Total de angoleños muertos: entre 500 000[5]
Desmovilizados: durante los procesos de paz unos 85 000 miembros de la UNITA y 300 000 de sus familiares se desmovilizaron e integraron en la vida civil o en las Fuerzas Armadas.[4]
[ editar datos en Wikidata]

La Guerra civil de Angola ( 1975- 2002) fue el conflicto más largo de África y uno de los más largos condicionados por el contexto de la Guerra Fría. Se libró como una escalada de la Guerra de la Independencia de Angola, de 1961 a 1974, que enfrentó a varios movimientos angolanos antagonistas, y a sus aliados respectivos, pero resultó de manera inmediata del proceso de descolonización, de 1974 a 1975, que agudizó y amplificó este conflicto.

El conflicto de Angola enfrentó al gobierno del MPLA y sus aliados de Cuba y la SWAPO, que luchaba por la independencia de Namibia, contra UNITA, el FNLA, Sudáfrica y Zaire. Los primeros recibieron apoyo de asesores y material soviético y los segundos asesores y material de Estados Unidos e Israel, además de mercenarios occidentales.

La contienda comenzó por el rechazo del MPLA y del FNLA a compartir el poder, arrastrando luego a UNITA, pero se perpetuó por el apoyo internacional a cada uno de los bandos, y retomó en su segunda fase – luego de la retirada Cubana – por la negación de Jonás Savimbi a aceptar los resultados electorales de 1992. La guerra terminó sólo tras la muerte de éste, dejando al menos 3500 muertos, cuatro millones de refugiados y unos 100 000 mutilados, especialmente por las minas antipersona.[6]

La codiciada Angola

El país africano comenzó a ser una posesión valiosa para los europeos cuando los portugueses se asentaron en sus costas para utilizarlas como bases en su circunvalación de África hacia la India y sus especias. Especialmente cuando los holandeses comenzaron a poblar su colonia comercial de El Cabo.

Aquellos asentamientos de navegantes portugueses fueron esgrimidos por Lisboa durante la Conferencia de Berlín para obtener las colonias de Angola y Mozambique más otras posesiones menores. Inicialmente la pretensión lusitana consistía en unir las dos colonias por tierra; intención nada novedosa porque lo mismo trataban de realizar Gran Bretaña con su ferrocarril de El Cairo-El Cabo, o Francia con su línea Dakar- Yibuti. Pero todos estas iniciativas lograron ser impedidas por el canciller alemán Otto von Bismarck que perseguía, como segunda meta de la Conferencia, dividir lo más posible las colonias para hacerlas más difíciles de defender. De este modo obligaría a las potencias a movilizar más soldados desde Europa, especialmente a países que después serían enemigos suyos en la llamada Gran Guerra.[7]

Antes incluso de comenzar la Primera Guerra Mundial alemanes y británicos tenían un plan secreto para repartirse Angola y otras posesiones portuguesas y belgas sin recurrir a la fuerza. De este modo ambas naciones saldrían beneficiadas y no sería necesario llevar la Guerra al Continente y que los negros pudieran darse cuenta de que los blancos estaban tan desunidos y se mataban con la misma saña que cualquier otra raza.[8]

Pero Portugal entró en el conflicto del lado de la Triple Entente y conservó sus posiciones en África. Al contrario que Alemania, despojada de todas tras él Tratado de Versalles. Entre ellas el África del Sudoeste Alemana ocupada por la Unión Sudafricana de forma temporal, pero que siempre intentaron que fuese permanente y a la larga una de las causas de la guerra.

Los movimientos independentistas

Terminada la contienda europea los conatos independentistas comenzaron a provocar rebeliones, destacan las de 1922 y 1935. Pero fue tras la Segunda Guerra Mundial cuando esos brotes anticolonialistas se organizaron para formar movimientos. Portugal durante mucho tiempo fue una metrópoli pobre necesitada de sus colonias por lo que trató de mantenerlas dividiendo a la población y tratando de ganarse a sus élites.

  • En 1957 Holden Roberto dirige la Unión de Pueblos de Angola (União das Populações de Angola, UPA) que más adelante, juntamente con otro grupo anti-colonial, constituyó el Frente Nacional para la Liberación de Angola (Frente Nacional de Libertação de Angola, FNLA), también nacionalista, pero sin tendencias de izquierda.

Además existía desde 1963 una organización de menor tamaño, el Frente para la Liberación del Enclave de Cabinda (Frente para a Libertação do Enclave de Cabinda, FLEC), organizada por habitantes de Cabinda, un enclave rico en petróleo situado al noreste del país, entre el Congo-Kinshasa y el Congo-Brazzaville. Al contrario de los otros tres movimientos, el FLEC no luchaba por la independencia de Angola, sino que por la independencia de Cabinda, separada de Angola.

Aunque FNLA, MPLA y UNITA se calificaban como pan angoleños lo cierto es que basaban su apoyo en grupos étnicos específicos.[10]

  • El FNLA, tenía su principal base social entre les bakongo del noroeste de Angola, incluso entre los cientos de miles que se refugiaron en el Zaire, en el inicio de los años 1960. Su sede política se encontraba en Kinshasa y su base militar en Kinkuzu. Sus actividades de guerrilla fueran limitadas y tuvieron una cierta incidencia en el la provincia de Uíge, en Cabinda e en un área del norte de la provincia de Moxico.
  • El MPLA se reclutaba, esencialmente entre los ambundus y entre la población "mestiça" (de ascendencia portuguesa y africana) de Luanda, de Benguela y de otras ciudades, incluyendo también un cierto número de jóvenes intelectuales blancos. A partir de sedes en Brazzaville y Argel, operaba en Cabinda, en la zona situada al norte de Luanda (provincia de Cuanza Norte, y en el extremo este, en la zona de la provincia de Moxico.
  • La UNITA, basada principalmente en los ovimbundus, no tuvo su sede en el exterior, sino en la provincia de la Lunda, en el noreste de Angola, desarrollando actividades de guerrilla también las provincias de Moxico y Cuando Cubango, y una movilización política clandestina en las provincias de Bié y del Huambo.

La guerra de la Independencia

En febrero de 1961 el MPLA ataca la prisión de Luanda Ese día se considera el comienzo de la guerra que independizaría el país.

En marzo la UPA se levanta en el norte del país matando a 6.000 angoleños pro-lusitanos y a 2.000 portugueses civiles en su mayoría mujeres y niños.

Lisboa reacciona enviando un contingente de 60.000 soldados para sofocar la rebelión de su productiva colonia. Lo que lograron rápidamente con un baño de sangre exagerado, en esta reacción y en estas revueltas estaba el germen de las luchas por la independencia que comenzarían pronto en la Guinea Portuguesa y Mozambique; pero también está el origen de la guerra civil.

Con la Guerra Fría en un momento de pugna cada uno los movimientos independentistas buscaron sus aliados:

Desde sus bases en el Congo-Brazzaville la primera y en la zona de Congo-Kinshasa la segunda lanzan ofensivas y obligaron a la metrópoli a enviar miles de soldados y realizar una gasto sangrante para la dictadura lusitana.

En 1966 hace su aparición el tercer protagonista del futuro conflicto: UNITA o Unión Nacional para la Independencia Total de Angola creada por Savimbi tras abandonar el FNLA. El grupo armado seria uno de los protagonistas de una de las guerras más largas y sanguinarias de la historia africana.[11]

Other Languages