Guerra antisubmarina

Oficiales en el puente de un destructor en labores de escolta de convoy vigilando la posible aparición de submarinos enemigos durante la Batalla del Atlántico, octubre de 1941.

La guerra antisubmarina, abreviado como ASW (siglas de Anti-submarine warfare; guerra antisubmarina en inglés), es una rama de la guerra naval en la que se usan buques de guerra, aeronaves u otros submarinos para rastrear, encontrar y dañar o destruir submarinos enemigos.

Como muchas formas de guerra, el éxito de la guerra antisubmarina depende de una mezcla de tecnología de sensores y armas, entrenamiento, experiencia y suerte. Un elemento clave de la ASW es el equipamiento de sonar sofisticado para una primera detección, localización y rastreo del submarino objetivo. Para destruir los submarinos se usan torpedos y minas, lanzados desde plataformas aéreas, de superficie y submarinas. En el pasado eran usados otros medios de destrucción pero ahora están obsoletos. La guerra antisubmarina también involucra la protección de barcos amigos.

Historia

Los primeros ataques a un barco por un vehículo sumergible que se cree que fue durante la Guerra de Independencia de 1776, utilizando lo que ahora se llama una mina, lo que entonces se llamaba torpedo, a pesar de diversos intentos de construcción de submarinos que se había hecho antes. El primer torpedo propulsado fue inventado en 1863 y puesto en marcha de las embarcaciones de superficie. El primer submarino con un torpedo fue la II Nordenfeld construido en 1886, aunque se había propuesto anteriormente. En la guerra ruso-japonesa de 1904-5 el submarino fue una amenaza importante. En el inicio de la Primera Guerra Mundial cerca de 300 submarinos en servicio. Los buques fueron construidos con una banda de armadura como protección contra torpedos.

Guerra Civil de EE. UU.

En agosto de 1863 el CNS Hunley zarpó de Charleston para atacar al USS Housatonic, un barco de 1200 toneladas y 12 cañones que patrullaba a cinco millas de costa. Un torpedo hundió al USS Housatonic pero el CNS Hunley, se cree que a causa de la propia explosión del torpedo, se hundió llevándose al fondo a toda su tripulación. Al CSS Hunley le cabe el honor de ser el primer submarino que efectuó un ataque en inmersión y también el perdido en combate.[1]

Primera Guerra Mundial

Durante la Primera Guerra Mundial los submarinos eran una amenaza importante. Que operaban en el mar Báltico, el mar del Norte, mar Negro y el Mediterráneo, así como el Atlántico Norte. Anteriormente se había limitado a aguas relativamente tranquilas y protegidas. Los buques utilizados para luchar contra ellos eran una serie de pequeños buques de superficie rápida. Se basó principalmente en el hecho de un submarino de la jornada fue a menudo en la superficie de una serie de razones, tales como la carga de baterías o cruzar largas distancias. El primer enfoque para proteger a los buques de guerra fueron redes metálicas colgadas de los lados de buques de guerra, como defensa contra torpedos. Las redes también se colocaron en la entrada de las bases Navales del puerto para controlar el tránsito de submarinos y buques. Los Buques de guerra británicos fueron equipados con un espolón para atacar submarinos, el U15 fue hundido en agosto de 1914.

En julio de 1915 los británicos establecieron el "Consejo de la invención y la investigación" para evaluar las sugerencias del público, así como llevar a cabo sus propias investigaciones. Se recibieron unas 14 000 sugerencias sobre la lucha contra submarinos y wireless. En diciembre de 1916 la RN crea su propia División antisubmarinos (de donde vino el término "Asdics"), pero las relaciones con el BIR eran pobres. Después de 1917 la obra más ASW se realizó ASD. Los ASDIC producían una serie de pulsos y recogían un eco, que llegaba con un retraso que determinaba la distancia al submarino.

En los EE. UU. un Consejo Consultivo de la Marina fue creado en 1915 para evaluar las ideas. Después de la entrada de América en la guerra en 1917, animó a avanzar en la detección de submarinos. Los EE. UU. National Research Council, una organización civil, reunió a expertos británicos y franceses en el sonido bajo el agua a una reunión con sus homólogos estadounidenses en junio de 1917. En octubre de 1918 hubo una reunión en París el "Sonics", un término utilizado para la eco-van, pero la técnica estaba aún en la investigación por el final de la guerra.[2]

Guerra Fría

Al inicio de la guerra fría EE. UU. recurrió a la moderrnización de su flota de la Segunda Guerra Mundial. Se recurrió a la incorporación de las innovaciones del submarino Tipo XXI alemán, creando el estándar Guppy (Greater Underwater Propulsion Power Program). A su vez EE. UU. construye el primer submarino de propulsión nuclear, siendo el USS Nautilus botado en 1954. La propulsión nuclear revolucionó la guerra submarina, dando al submarino una autonomía casi ilimitada y más velocidad que los buques de superficie.

En 1959 EE. UU. botó el primer submarino armado con misiles balísticos (SSBN), seguido pocos años después por submarinos soviéticos similares. En 1967 la Royal Navy botó su primer SSBN, seguido poco después por Francia.

Hasta los años 80 los medios de vigilancia espaciales, aéreos y navales de la OTAN permitían la detección, seguimiento y rastreo de los submarinos soviéticos desde sus bases navales a las zonas de patrulla. En 1985 un ejercicio soviético demostró que sus mejores submarinos eran capaces de superar las barreras antisubmarinas de la OTAN y desplegar una fuerza de combate en las costas de Norteamérica sin ser detectados.[4]

India-Pakistán

En 1971 la Armada pakistaní contaba con cuatro submarinos, tres de ellos correspondían a la clase “Daphne” recientemente comprados en Francia. Desgraciadamente para Pakistán uno estaba sin tripulación, al ser de origen bengalí desertó en Francia antes de su entrega. En cuanto a los otros dos uno estaba en patrulla y el otro regresando de su periodo de patrulla.

Tres fragatas ASW de la armada india fueron destinadas a patrullar frente Bombay para proteger la navegación. El 4 de diciembre el destructor INS Rajput tuvo contacto sonar con el submarino PNS Ghazi, un viejo submarino de la Segunda Guerra Mundial (ex USS Diablo). El submarino es atacado con cargas de profundidad, siendo destruido.

EL PNS Hangor patrulló frente a Bombay durante la guerra. El 9 de diciembre se encuentra con las tres fragatas ASW. El submarino disparó un torpedo pero falló, siendo a su vez objetivo del ataque de las fragatas. El submarino logró zafarse y torpedear a la INS Khukri, que se hundió rápidamente.

Malvinas

Por parte británica se cree que hasta unos siete submarinos opararon durante la guerra en el Atlántico Sur, entre nucleares y convencionales. 23 de abril el HMS Splendid hizo contacto con el portaviones ARA 25 de Mayo a pocas millas de Puerto Belgrano, pero recibió órdenes de no atacar y decidió romper el contacto. Unos días después el HMC Conqueror torpedea y hunde al ARA Belgrano, haciendo que el grupo naval del portaviones ARA 25 de Mayo buscara la protección de aguas poco profundas, dejando así de amenazar a la flota inglesa.[5]

El 1 de mayo el submarino argentino ARA San Luis trata de lanzar un ataque pero fracasa y es atacado por las fragatas HMS Brillant y Yarmouth, apoyadas por helicópteros Sea King. Cinco días después el submarino sufre un segundo ataque. El 9 de mayo el submarino entra desde el Norte en el estrecho de San Carlos y ataca a las fragatas HMS Alacrity y a la HMS Arrow que salían del estrecho, sin éxito. Los fallos y problemas con los torpedos impidieron cobrarse ningún barco.

Corea

Corea del Norte cuenta una gran flota submarina, unos 80 submarinos y 40 minisubmarinos de ataque. A ello deben unirse los minisubmarinos empleados para inserción de Fuerzas Especiales. Todos ellos pueden armarse con minas y torpedos y en caso de guerra intentarían dificultar al máximo la llegada de refuerzos a Corea del Sur, minando los puertos y hundiendo barcos.[6]

En ocasiones Corea del Norte ha empleado sus submarinos. En 2010 se atribuyó el misterioso hundimiento de la corbeta surcoreana Cheonan a un torpedo norcoreano. Asimismo en septiembre de 1996 un minisubmarino encalló en la costa al intentar infiltrar tropas especiales para llevar a cabo espionaje en una base naval del Sur. Se cree que los minisubmarinos son empleados con cierta frecuencia para insertar espías en el Sur y para realizar inserciones de Fuerzas Especiales para entrenarlas.[7]​ Prueba de esto sería el incidente sucedido en junio de 1998 cuando un minisubmarino fue descubierto en aguas surcoreanasy sus tripulantes se suicidaron al no poder escapar.

En el otro lado 13 submarinos están en servicio en la Armada de Corea del Sur. Entre ellos dos unidades de la clase Dolgorae, un minisubmarino cuya misión secundaria es entrenar en la detección de minisubmarinos de Corea del Norte. Está previsto comprar minisubmarinos KSS-500A, más silenciosos y que podrán operar con pelotones de fuerzas de operaciones especiales para misiones de vigilancia e inserción en Corea del Norte.[8]​ A su vez el hundimiento de la corbeta en 2010 desencadenó la decisión de fortalecer la capacidad marítima. Así por ejemplo se han comprado fragatas clase Incheon y aviones ASW. Corea del Sur tiene un total de 16 P-3C Orion y 23 helicópteros Lynx ASW. Se está modernizando la flota aérea y comprando helicópteros AW159 Wildcat y KUH-1 Súrion. Corea estudia la posibilidad de comprar alrededor de 20 aviones mientrás los P-3C están en proceso de modernización.