Guerra Boshin

Guerra Boshin
戊辰戦争
Satsuma-samurai-during-boshin-war-period.jpg
Samuráis del clan Shimazu, aliados con la facción imperial durante la guerra Boshin. Fotografía de Felice Beato.
Fecha enero de 1868 - mayo de 1869
Lugar Japón
Resultado Fin del Shogunato
Restauración del poder imperial
Beligerantes
Flag of the Japanese Emperor.svg Facción imperial:
Flag of Satsuma domain.svg Dominio de Satsuma,
Flag of Choshu domain.svg Dominio de Chōshū,
Flag of Tosa domain.svg Dominio de Tosa,
Flag of Hiroshima domain.svg Dominio de Hiroshima,
Dominio de Saga
Tokugawa family crest.svg Shogunato Tokugawa
Flag of Ouetsu Reppan Domei or the Northen Alliance in Japan.svg Ōuetsu Reppan Dōmei
República de Ezo
Comandantes
Gobernante: Emperador Meiji,
Comandante en Jefe: Saigō Takamori,
Ejército: Kuroda Kiyotaka
Shogunato:
Comandante: Tokugawa Yoshinobu,
Ejército: Katsu Kaishu,
Marina: Enomoto Takeaki,
República de Ezo:
Presidente: Enomoto Takeaki,
Comandante en Jefe: Otori Keisuke,
Marina: Arai Ikunosuke
Bajas
cerca de 1000 muertos[1] cerca de 3000[1]
[ editar datos en Wikidata]

La Guerra Boshin (戊辰戦争 Boshin Sensō ?, "Guerra del Año del Dragón")[2]​ es el nombre que se le dio a la guerra civil que tuvo lugar entre 1868 y 1869 en Japón entre los partidarios del gobierno del shogunato Tokugawa en el poder y la facción que pretendía la devolución del poder político a la corte imperial. La guerra tuvo su origen en la insatisfacción existente entre muchos nobles y jóvenes samuráis con el trato a los extranjeros por parte del gobierno como consecuencia de la apertura de Japón en la década precedente.

La alianza entre clanes del sur, especialmente de dominios como Chōshū y Satsuma, y funcionarios de la corte consiguió asegurar el control de la corte imperial e influyó al joven Emperador Meiji. Tokugawa Yoshinobu, el shōgun gobernante, al darse cuenta de la futilidad de la situación decidió abdicar del poder en favor del emperador. Yoshinobu esperaba que con ello el clan Tokugawa pudiera preservarse y tuviera la oportunidad de participar en el futuro gobierno. Sin embargo, movimientos militares de las fuerzas imperiales, violencia partidaria en Edo y un decreto imperial promovido por Satsuma y Chōshū que abolía el gobierno del clan Tokugawa, llevó a Yoshinobu a lanzar una campaña militar con el objetivo de tomar la corte del emperador en Kioto.[3]

La ventaja militar rápidamente estuvo del lado del bando imperial, el cual estaba relativamente modernizado. Después de una serie de batallas que culminaron con la rendición de Edo,[6]

Alrededor de 120 000 soldados fueron movilizados durante el conflicto, de los cuales cerca de 3500 fallecieron en combate.[1]​ Al final, la victoriosa facción imperial abandonó su objetivo de expulsar a los extranjeros de Japón y en su lugar adoptó una política de continua modernización con el objetivo de eventualmente renegociar con las potencias occidentales los tratados desiguales. Gracias a la persistencia de Saigō Takamori, prominente líder de la facción imperial, los partidarios de los Tokugawa recibieron clemencia y a muchos líderes del shogunato se les concedieron posiciones de responsabilidad dentro del nuevo gobierno.

La guerra Boshin da testimonio del avanzado estado de modernización alcanzado por Japón apenas catorce años después de su apertura a Occidente, el elevado nivel de involucramiento de países occidentales (especialmente el Reino Unido y Francia) en la política del país, y la bastante turbulenta instalación del poder imperial. Con el tiempo, el conflicto ha sido idealizado por quienes consideran a la Restauración Meiji como una «revolución sin sangre» por el número relativamente moderado de bajas registradas. En Japón además se han realizado una gran cantidad de recreaciones, por ejemplo algunos de los elementos del conflicto se incorporaron en la película de 2003 El último samurái.

Contexto político

Descontento contra el shogunato

Mapa de la campaña de la Guerra Boshin (1868-1869). Los dominios al sur como Satsuma, Chōshū y Tosa (en rojo) juntaron fuerzas para derrotar a las fuerzas del shogunato en Toba-Fushimi y entonces fueron tomando un control progresivo de todo el país hasta la batalla final en la isla de Hokkaidō, al norte.

Durante los dos siglos que precedieron a 1854, Japón había limitado severamente el comercio extranjero —principalmente con naciones europeas—, con excepción de Corea (a través de Tsushima), la China de la dinastía Qing (a través de las Islas Ryūkyū) y los Países Bajos (a través del puesto comercial de Dejima).[8]

El primer navío de guerra movido por hélices de Japón, el Kanrin Maru, 1855. El shogunato buscó activamente la modernización, pero también tuvo que enfrentarse al creciente descontento interno causado por la injerencia de las naciones occidentales en la soberanía nacional.

El Emperador Kōmei simpatizaba con tales sentimientos, y —rompiendo con siglos de tradición imperial— comenzó a tomar un papel activo en asuntos de Estado: en cuando tuvo la oportunidad denunció los tratados e intentó influir en la sucesión del shōgun. Sus esfuerzos culminaron en marzo de 1863, con su « Orden de expulsar a los bárbaros». A pesar de que el shogunato no tenía la más mínima intención de hacerla cumplir, la orden sin embargo inspiró ataques contra el mismo shogunato y contra extranjeros en Japón. El incidente más famoso fue el asesinato del comerciante inglés Charles Lennox Richardson, por cuya muerte el gobierno Tokugawa tuvo que pagar una indemnización de cien mil libras esterlinas.[10]

Tropas del shogunato en 1864. Illustrated London News.

Durante 1864, los actos xenófobos fueron respondidos con éxito por las potencias extranjeras mediante represalias, como el bombardeo de Kagoshima por parte de los británicos y el multinacional bombardeo de Shimonoseki. A la vez, las fuerzas de Chōshū, junto con los rōnins xenófobos, desencadenaron la rebelión Hamaguri con el objetivo de tomar el control de la ciudad de Kioto, donde estaba establecida la corte imperial, pero el futuro shōgun Tokugawa Yoshinobu dirigió una expedición de castigo y los derrotó. En este punto, la resistencia de los líderes de Chōshū y la corte disminuyó, pero a lo largo del siguiente año los Tokugawa se mostrarían incapaces de mantener el control del país, ya que muchos daimyos comenzaron a ignorar las órdenes y las reclamaciones de Edo.[11]

Asistencia militar extranjera

A pesar del bombardeo en Kagoshima, el dominio de Satsuma había establecido relaciones con los británicos y, con su apoyo, inició la modernización de sus tropas y de su marina.[15]

Entrenamiento de tropas del shogunato por parte de la Misión Militar Francesa mandada a Japón en 1867.

El shogunato también estaba preparándose para futuros conflictos modernizando sus fuerzas. En línea con los proyectos de Parkes, los británicos, hasta ese punto los principales aliados del shogunato, se mostraron reacios a proporcionar ayuda.[19]

Golpes de Estado (1866-1868)

Tokugawa Yoshinobu en uniforme militar francés, c. 1867.

Como consecuencia de un golpe de estado en Chōshū que devolvió el poder a la facción extremista opuesta al shogunato, este anunció su intención de enviar una segunda expedición a Chōshū para castigar al dominio rebelde. Esto, a su vez, movió a Chōshū a establecer una alianza secreta con Satsuma. En el verano de 1866 las fuerzas de Chōshū derrotaron a la expedición enviada por el shōgun, lo que llevó a una considerable pérdida de autoridad. Sin embargo, a finales de 1866 murieron el shōgun Iemochi y el Emperador Kōmei, siendo sucedidos respectivamente por Tokugawa Yoshinobu y el Emperador Meiji. Tales acontecimientos «hicieron inevitable una tregua».[22]

Si bien la renuncia de Yoshinobu había creado un vacío nominal en el nivel más alto de gobierno, su aparato estatal continuaba existiendo. Además, el gobierno del shogunato y la familia Tokugawa en particular seguirían siendo una fuerza importante en el nuevo orden y conservarían un gran poder político,[25]

Fuerzas del shogunato destruyen el Palacio de Satsuma en Edo.

Aunque en un principio Yoshinobu aceptó las demandas, el 17 de enero de 1868, declaró que «no se sentía obligado a aceptar la proclamación de la Restauración» y apeló a la corte para rescindirla.[27]

Other Languages
العربية: حرب بوشين
azərbaycanca: Boşin müharibəsi
беларуская: Вайна Басін
brezhoneg: Brezel ar Boshin
català: Guerra Boshin
čeština: Válka Bošin
Deutsch: Boshin-Krieg
Ελληνικά: Πόλεμος Μπόσιν
English: Boshin War
euskara: Boshin Gerra
فارسی: جنگ بوشین
français: Guerre de Boshin
Bahasa Indonesia: Perang Boshin
italiano: Guerra Boshin
日本語: 戊辰戦争
한국어: 보신 전쟁
lietuvių: Bošino karas
Bahasa Melayu: Perang Boshin
Nederlands: Boshin-oorlog
polski: Wojna boshin
português: Guerra Boshin
русский: Война Босин
Simple English: Boshin War
slovenščina: Bošinska vojna
српски / srpski: Бошин рат
svenska: Boshinkriget
Türkçe: Boshin Savaşı
українська: Війна Босін
Tiếng Việt: Chiến tranh Boshin
中文: 戊辰戰爭
粵語: 戊辰戰爭