Guerra árabe-israelí de 1948

Guerra árabe-israelí de 1948
Conflicto árabe-israelí
Raising the Ink Flag at Umm Rashrash (Eilat).jpg
El capitán Abraham "Bren" Adan izando la Degel HaDyo en Umm Rashrash, marcando el final de la guerra
Fecha 14 de mayo de 194820 de julio de 1949 (1 año, 2 meses y 6 días)
Lugar Israel (entonces Mandato Británico de Palestina).
Casus belli Guerra Civil durante el Mandato de Palestina.
Naciones árabes rechazaron la creación del Estado de Israel.
Resultado Victoria decisiva de Israel.
Armisticio árabe-israelí de 1949
Beligerantes
Bandera de Israel  Israel
Grupos paramilitares: Haganá, Palmaj, Irgún, Lehi, Mahal
(hasta el 26 de mayo)
Bandera de Israel FDI (desde el 26 de mayo)
Bandera de Egipto Egipto
Bandera de Siria  Siria
Bandera de Jordania Transjordania
Bandera de Líbano  Líbano
Bandera de Irak  Irak
Bandera de Arabia Saudita  Arabia Saudita
Bandera de Yemen  Yemen[1]
Bandera de Palestina Santo Ejército
Flag of the Arab League.svg Ejército Árabe de Liberación
Muslim Brotherhood Emblem.jpg Hermanos Musulmanes
Comandantes
Bandera de Israel David Ben-Gurión
Bandera de Israel Jaim Weizmann
Bandera de Israel Yigael Yadin
Bandera de Israel Yaakov Dori
Bandera de Israel David Shaltiel
Bandera de Israel Isser Be'eri
Bandera de Israel Moshé Dayán
Bandera de Israel Yisrael Galili
Bandera de Israel Yigal Alón
Bandera de Israel Shimon Avidan
Bandera de Israel Yitzhak Pundak
Bandera de Israel Yisrael Amir
Bandera de Jordania Glubb Pachá
Bandera de Jordania Norman Lash
Bandera de Jordania Habis Pachá
Bandera de Palestina Hasan Salama  
Bandera de Palestina Amin al-Husayni
Flag of the Arab League.svg Fawzi al-Qawuqji
Flag of the Arab League.svg Abdul Rahman Hassan Azzam
Bandera de Egipto Ahmed Ali al-Mwawi
Bandera de Egipto Faruq I de Egipto
Bandera de Egipto Muhammad Naguib
Fuerzas en combate
En 1948:
Haganá: 35 000[2]
Irgún: 1000[4]
Lehi: 1000[3]

Mahal: 4000[5]

En 1949:
Bandera de Israel 100 000 (FDI)[6]
(20 000-25 000 veteranos de la Segunda Guerra Mundial)[6]
En 1948:
Bandera de Egipto 8000-10 000[7]
Bandera de Irak 2000-5000[7]
3000-4000[7]
Bandera de Jordania 4000-5000[7]
Bandera de Líbano 1000-2000[7]
Bandera de Palestina 5000[7]
Flag of the Arab League.svg 5000[8]
Bandera de Arabia Saudita ~800-1200
Flag of the Mutawakkilite Kingdom of Yemen.svg ~300
En 1949:
Bandera de Egipto 20 000
Bandera de Irak 15 000-18 000
5000
Bandera de Jordania 6000-12 000
Bandera de Líbano 2000[9]
Tropas de Yemen, Arabia Saudí y palestinas
Bajas
6373 (4000 soldados y 2373 civiles) Entre 10 000 y 15 000
[ editar datos en Wikidata]

La guerra árabe- israelí de 1948, también conocida por los israelíes como guerra de la Independencia ( hebreo: מלחמת העצמאות) o guerra de Liberación ( hebreo: מלחמת השחרור), fue el primero de una serie de conflictos armados que enfrentaron al Estado de Israel y a sus vecinos árabes, en lo que se conoce globalmente como el conflicto árabe-israelí. Para los árabes palestinos esta guerra marcó el comienzo de lo que ellos denominan Nakba (en árabe النكبة, ‘Catástrofe’).

Las Naciones Unidas acordaron la partición del Mandato Británico de Palestina en dos estados: uno judío, con el 55 % del territorio, y otro árabe, con el resto excepto Jerusalén, que sería considerada zona internacionalizada. Esta resolución fue aceptada por los dirigentes judíos, pero rechazada por las organizaciones paramilitares sionistas y por los árabes en su conjunto.[10]

Dicho mandato expiró el 15 de mayo de 1948. Seis horas antes, para no coincidir con el sabbat, en la tarde del 14 de mayo, había sido proclamada por David Ben-Gurión la independencia de Israel en Tel Aviv, reconocida rápidamente por Estados Unidos, la Unión Soviética y muchos otros países. El mismo día de la retirada británica de la región, tropas egipcias, iraquíes, libanesas, sirias y transjordanas, apoyadas por voluntarios libios, saudíes y yemeníes, comenzaron la invasión del recién proclamado Estado judío.

Contexto

Antecendentes

Tras la derrota del Imperio otomano en la Primera Guerra Mundial, la Sociedad de Naciones garantizó a británicos y franceses la administración temporal de las provincias otomanas. Estas regiones, que bajo el dominio otomano se denominaban vilayatos, quedaron divididas en mandatos: Francia pasó a controlar el de Siria, mientras que el Reino Unido administró los mandatos de Mesopotamia (posteriormente Irak) y el de Palestina. Esta región, cuyas fronteras fueron revisadas repetidamente bajo la dirección de Winston Churchill, se dividió a su vez en dos áreas: la parte al este del río Jordán se conoció como Transjordania (que en 1950 pasaría a nombrarse como Jordania), mientras que el área occidental siguió conservando el nombre de Palestina.

En 1922 la población del mandato (incluyendo Transjordania) estaba conformada por 589 200 musulmanes, 83 000 judíos, 71 500 cristianos y 7600 de otras confesiones. Durante todos estos años la inmigración judía fue aumentando, en gran parte debido a la persecución que los judíos sufrían en Europa. Esta inmigración, junto con los continuos llamamientos para el establecimiento de un estado judío en Palestina, no fue bien recibida por los árabes.

Bajo el liderazgo de Amin al-Husayni, el gran muftí de Jerusalén, los árabes locales se rebelaron contra los británicos y atacaron repetidamente a la creciente población judía. Estos ataques dieron lugar a diversos disturbios como el motín de Palestina de 1920, el motín de Jaffa de 1921 o el motín palestino de 1929, en el que 135 judíos fueron asesinados en Hebrón y alrededores.

La Gran Revuelta Árabe y sus consecuencias

En abril de 1936, los dirigentes árabes en el Mandato Británico de Palestina, liderados por Amin al-Husayni, declararon una huelga general para protestar contra la inmigración judía. Alrededor de un mes después del inicio de la huelga general, estos dirigentes declararon la negativa a pagar impuestos como oposición explícita a la inmigración judía, lo que dio comienzo a una insurrección armada. Así, dicha insurrección empezó siendo esporádica, volviéndose más organizada con el tiempo, llegándose a prolongar hasta 1939. Cuando el orden se estableció en marzo de ese mismo año, más de 5000 árabes, 400 judíos y 200 británicos habían muerto.

Los ataques árabes a la población judía durante esta revuelta tuvieron tres efectos: en primer lugar, dieron lugar a la formación y desarrollo de milicias paramilitares judías de autodefensa como la Haganá, que en la guerra de 1948 resultó ser decisiva. En segundo lugar, quedó patente que ni judíos ni árabes podrían convivir juntos en un mismo estado, tomando forma la idea de la partición del territorio en dos estados. Por último, los británicos promulgaron el Libro Blanco de 1939, que restringía severamente la inmigración judía, lo que provocó que segmentos de la población judía se radicalizaran y se negaran a colaborar con los británicos.

La Segunda Guerra Mundial

El ocaso del dominio colonial en la región

Mientras tanto, las naciones árabes comenzaron a deshacerse del dominio colonial. Transjordania, bajo el dominio de la dinastía hachemita de Abdullah, declaró su independencia de Gran Bretaña en 1946. Los británicos pusieron al hermanastro de Abdullah, Faysal, en el trono de Iraq. En 1945 Egipto negociaba los términos de su independencia. Líbano sería un estado independiente en 1943, si bien los franceses no retiraron sus tropas hasta 1946, el mismo año que Siria declaró su independencia también de Francia.

Plan de partición para Palestina
A favor (verde oscuro), en contra (marrón), abstenciones (verde claro) y ausentes (rojo) en la resolución 181

El Plan de Partición de la ONU

El 29 de noviembre de 1947 la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Resolución 181 que ponía fin al Mandato Británico de Palestina y que dividía el territorio en dos estados: uno judío y otro árabe. Jerusalén y Belén, debido a su importancia histórico-religiosa, permanecerían como zona internacional administrada por la ONU. Aunque tanto judíos como árabes criticaron determinados aspectos del plan, pues era territorialmente poco viable para ambos, fue recibido con entusiasmo por la mayoría de la población judía, incluyendo la Agencia Judía. Sin embargo, fue considerado inaceptable por parte de los estados árabes vecinos y de los propios árabes que vivían en Palestina.

La resolución 181 de la ONU otorgó a las aspiraciones sionistas aval jurídico y legitimación moral para constituir su propio Estado pero en modo alguno aseguraba su realización, ya que en aquel entonces la ONU no contaba con ninguna clase de fuerza armada capaz de garantizar sus propias decisiones. Tampoco Estados Unidos, que creía ver veleidades filosoviéticas en Ben Gurión y en el Mapai, estaba dispuesto a apoyar el envío de un contingente internacional e incluso embargó la venta de armas a Palestina. Ante el cariz violento de los hechos, llegó a plantearse el aplazamiento del Plan. Por su parte, la única potencia colonial en la zona, Reino Unido, se inhibió en la complicada tarea de hacer cumplir el plan de partición e, incluso, en ciertos momentos lo boicoteó, oponiéndose a todo mandato internacional que redujese su influencia en la zona. Todos esos factores adversos al plan de partición se unían a la abierta oposición árabe y árabepalestina, que tildaba la decisión de la ONU de «injusta [e] ilegal» y se empleaba en su retórica bélica advirtiendo que, de llevarse a cabo, provocaría la guerra.

La URSS fue la única potencia que apoyó decididamente el mantenimiento firme del plan aprobado, oponiéndose a la marcha atrás de Estados Unidos en aquellos meses que transcurrieron entre la resolución de la ONU y el final del mandato británico. La URSS confiaba en poder establecer un Estado satélite en la zona, afín al bloque socialista. En estrecho contacto con la Agencia Judía, impidió que ninguna otra resolución de la Asamblea General se opusiese al Plan de Partición. Así, Andréi Gromiko al frente de la delegación soviética, declaró el 23 de marzo de 1948: «El único medio de reducir el baño de sangre es la creación rápida y efectiva de dos Estados en Palestina». Para entonces, los dirigentes de la Agencia Judía y del yishuv tenían perfectamente claro que la creación del Estado no podía depender exclusivamente de la vía diplomática, sino de la firme determinación de los propios sionistas para llevarlo a cabo.

Other Languages
العربية: حرب 1948
مصرى: حرب 48
Bahasa Indonesia: Perang Arab-Israel 1948
srpskohrvatski / српскохрватски: Arapsko-izraelski rat 1948.