Gueorgui Plejánov

Gueorgui Plejánov
Georgi Plekhanov.jpg
Información personal
Nombre de nacimiento Gueorgui Valentínovich Plejánov
Nacimiento 29 de noviembre jul./ 11 de diciembre de  1856 greg.
Bandera de Rusia Gudálovka, Imperio ruso
Fallecimiento 30 de mayo de 1918 (61 años)
Bandera de Finlandia Terijoki, Finlandia
Causa de muerte Tuberculosis Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad rusa
Partido político Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia
Información profesional
Ocupación Filósofo, político, periodista, escritor, historiador, sociólogo y economista Ver y modificar los datos en Wikidata
Movimientos Bakuninismo, socialismo
[ editar datos en Wikidata]

Gueorgui Valentínovich Plejánov ( Acerca de este sonido  ɡʲɪˈo̯rɡʲɪ(j) vəlʲɪn̩ˈtʲin̩əvʲɪt͡ɕ plʲɪˈxãn̩əf en ruso, Гео́ргий Валенти́нович Плеха́нов Tambov, Rusia; 29 de noviembre jul./ 11 de diciembre de  1856 greg.[1]​- Terijoki, Finlandia; 30 de mayo de 1918) fue un revolucionario ruso, teórico y propagandista del marxismo, del cual se considera el fundador en Rusia.

Nacido en una familia de la baja nobleza con tradición militar en la provincia de Tambov, Plejánov abandonó en 1875 sus estudios militares y de ingeniería para dedicarse a la tarea revolucionaria.

Participó en la manifestación frente a la Catedral de Kazán en San Petersburgo en 1876, y después se unió a la nueva organización revolucionaria bakuninista Tierra y Libertad (Zemliá i Volia). Durante los años siguientes, participó activamente en diversas actividades de agitación para la organización y comenzó a escribir pequeñas obras revolucionarias para la publicación de aquella. La falta de resultados en la agitación del campesinado, sin embargo, llevó a parte de la organización a defender la concentración en el terrorismo como método para acabar con la autocracia. Plejánov se opuso a esta postura con ahínco y, al no lograr que se abandonase la tendencia, en 1879 consiguió dividir la formación. Se formaron dos nuevas organizaciones, una favorable al terrorismo y otra a la agitación, a la que Plejánov se unió como miembro destacado. Esta organización resultó un fracaso frente a la primera, y, a comienzos de 1880, Plejánov fue enviado al extranjero junto con otros compañeros para evitar ser arrestado.

En su largo exilio, que duraría treinta y siete años, Plejánov fue abandonando paulatinamente su bakuninismo inicial y convirtiéndose al marxismo. Aprovechó su alejamiento de Rusia para completar su formación teórica y leer las obras marxistas que, junto con el fracaso de la agitación y los nuevos análisis sobre la decadencia de la comuna rusa, le fueron conduciendo poco a poco a la socialdemocracia. Hasta 1896, la familia pasó gran penuria por la falta de ingresos y Plejánov hubo de cambiar de residencia en varias ocasiones por problemas políticos; vivió en Suiza, Francia y Gran Bretaña. Las privaciones lo llevaron a enfermar de tuberculosis, enfermedad que décadas más tarde acabó con su vida. En 1882 comenzó la publicación de obras marxistas, en defensa de la actividad política y socioeconómica. Fracasados los intentos de reunificarse con los terroristas rusos, fundó junto con otros exiliados el Grupo para la Emancipación del Trabajo, una organización para redactar publicaciones marxistas, la primera organización marxista rusa. En las obras para el Grupo, Plejánov sentó los fundamentos del marxismo ruso, con su convicción sobre el parecido de la evolución en Rusia y la de Europa occidental, las dos etapas para alcanzar el socialismo, la importancia de la conciencia de clase, la del proletariado urbano, así como la relevancia de la intelectualidad radical. Sus tesis influyeron a toda una generación de revolucionarios.

Erudito polifacético, aportó muchas ideas al marxismo en el ámbito de la filosofía y sobre el papel del arte y la religión en la sociedad. Escribió ampliamente sobre el materialismo histórico, sobre la historia de la filosofía materialista, sobre el papel de las masas y los individuos en la historia, sobre la relación entre la base y la superestructura, sobre la importancia de las ideologías, sobre demócratas revolucionarios como Visarión Belinski, Nikolái Chernyshevski, Aleksandr Herzen o Nikolái Dobroliúbov, sobre el origen del arte, etc.

En la década de 1890, su influencia entre el creciente movimiento revolucionario ruso aumentó; a finales de la década, sin embargo, este crecimiento se vio amenazado por el surgimiento de nuevas corrientes críticas, el economicismo ruso y el revisionismo alemán, que lo llevaron a dedicarse intensamente a su crítica. Intolerante con las nuevas corrientes que consideraba completamente erróneas, transmitió esta actitud a Vladímir Lenin, parte de la organización con la que el Grupo se había aliado a final del siglo contra los economicistas. En la nueva publicación conjunta, Iskra, Plejánov obtuvo privilegios como editor pero la principal influencia fue la de Lenin, con el que compartió la defensa de lo que consideraban marxismo ortodoxo. Durante el II Congreso del nuevo partido socialdemócrata Plejánov se alineó con Lenin, temeroso aún de que el economicismo dividiese a la formación y deseoso de mantener la unidad y la ortodoxia. Las luchas con las nuevas corrientes acentuaron su jacobinismo y lo acercaron a los bolcheviques. De pluma acerada, Plejánov polemizó durante su vida con los revolucionarios terroristas de Naródnaya Volia, el populismo naródnik, el anarquismo y el liberalismo, además de con las corrientes marxistas que consideraba equivocadas contribuyendo a la difusión del marxismo entre los obreros e intelectuales de Rusia.

Poco después del congreso, empero, Plejánov rompió con Lenin y se acercó relativamente a los mencheviques. Sus intentos de reunificar a las fracciones fracasaron y su influencia en el partido fue decayendo. En la Revolución rusa de 1905 promovió, con escaso éxito, la cooperación con la burguesía contra la autocracia. Favorable a la inclusión de los trabajadores en las organizaciones laborales legales para fomentar el desarrollo de su conciencia de clase, se opuso, no obstante, a los liquidacionistas, que deseaban acabar con las organizaciones clandestinas del partido y limitarse a las primeras.

Durante la Primera Guerra mundial abandonó su primer internacionalismo para defender una postura nacionalista e intensamente defensista, favorable a la Entente en la guerra, que no gozó de popularidad en Rusia. Tras la Revolución de Febrero de 1917, regresó a Rusia, donde su actitud favorable a la cooperación con los partidos burgueses y la continuación del conflicto bélico lo aislaron del grueso de los socialistas. Opuesto a reformas radicales, rechazó de plano las posiciones radicales de los bolcheviques. Contrario a su toma del poder, auguró el advenimiento de la guerra civil antes de exiliarse en Finlandia, donde murió en la primavera de 1918.

Juventud

Familia

Plejánov nació en Gudálovka, un pueblo de la gubérniya rusa de Tambov el 29 de noviembre jul./ 11 de diciembre de 1856 greg..[1]

El padre de Plejánov, conservador y tradicionalista, apegado a su rango aristocrático y su carrera militar, se opuso a las reformas impulsadas por Alejandro II de Rusia.[2]

Su madre, María Fiódorovna Belýnskaya, era veintitrés años menor que Valentín Petróvich, con el que se casó cuando este contaba con 45 años y siete hijos —Plejánov tuvo once hermanos y era el mayor de los hijos del segundo matrimonio de su padre—.[4]

Educación

El joven Plejánov en fecha desconocida. Su conversión a la actividad revolucionaria y abandono de sus estudios universitarios tuvo lugar en 1875-1876.

Plejánov no recibió educación formal hasta los diez años, cuando en 1866 ingresó en el segundo año de la Academia Militar de Vorónezh.[7]

Su acercamiento a los revolucionarios fue haciéndose mayor en los años siguientes: asistió a reuniones clandestinas de revolucionarios,[11]

Su creciente involucramiento en actividades revolucionarias hizo que se resintiesen sus estudios y, al finalizar su segundo año en el Instituto de Minería,[13]

De esta época data una descripción de Plejánov que se considera fiel a la realidad:[13]

En su aspecto externo y en su indumentaria, Plejánov –al contrario que todos nosotros, los revolucionarios de entonces– no se parecía a los nihilistas: vestía con pulcritud y elegancia, pero sin pretensiones, se peinaba hacia atrás y llevaba la barba, de un color pelirrojo oscuro, recortada, mientras que muchos de nosotros rara vez tocábamos una cuchilla o un peine de forma que nuestro cabello lucía un «desorden pintoresco».
En modales, formas y costumbres, Plejánov también se distinguía intensamente de nosotros: era educado, correcto y daba la impresión de ser un joven bien educado, mientras que nosotros, con nuestros «modales nihilistas», nos habíamos ganado fama de alborotadores.
Al recordar ahora al joven de veinte años que he descrito y compararlo con el Plejánov maduro, no encuentro diferencias apreciables en sus modales, formas o carácter: la forma general permaneció casi sin cambios. Hasta edad avanzada, conservó su tez morena, su porte militar y su cabello entrecano.
Las mujeres lo encontraban atractivo pero en las facciones regulares de su cara había algo de mongol, que él mismo explicaba por su lejana ascendencia tártara que se reflejaba, según sus propias palabras, en su apellido: Ple-jan-ov.
Tenía un rostro inteligente y muy expresivo que atraía inmediatamente la atención. Especialmente notables eran sus ojos de color avellana oscuro que parecían penetrar a su interlocutor y que miraban severamente desde unas cejas extraordinariamente pobladas y unas largas pestañas con una sonrisa irónica.

Lev Deutsch
Other Languages
Afrikaans: Georgi Plechanof
македонски: Георгиј Плеханов
مازِرونی: گئورگی پلخانف
Nederlands: Georgi Plechanov
norsk bokmål: Georgij Plekhanov
português: Gueorgui Plekhanov
Türkçe: Georgi Plehanov