Guardia de la Noche

La Guardia de la Noche es una organización militar ficticia dedicada a la defensa de la frontera norte de los reinos de Poniente en la serie de novelas de fantasía épica Canción de hielo y fuego, escrita por George R. R. Martin.

Historia

La Guardia de la Noche controla y dirige el Muro, una gigantesca fortificación de hielo situada al norte de Poniente. El Muro tiene 300 millas (483 Km o 100 leguas) de longitud y más de 700 pies (213 metros) de altura. Se extiende desde la cadena montañosa de los Colmillos Helados, en el Oeste, hasta la Bahía de las Focas en el este, convirtiendose en la frontera norte de los Siete Reinos. De acuerdo con las leyendas de Poniente, fue construido tras el período conocido como La Larga Noche por el mítico Brandon el Constructor, alrededor 8.000 años antes de los eventos transcurridos durante el relato principal. El Muro fue construido después de La Larga Noche, para aislar para siempre a los habitantes del lejano Norte (especialmente a los Otros), que habían invadido Poniente durante esa época, antes de ser rechazados por fuerzas no reveladas (posiblemente los fundadores de la Guardia, los niños del bosque y otros). Varias menciones en el texto sugieren que el Muro era mucho menor y más bajo en aquella época, y que fue reforzado por la Guardia de la Noche a lo largo de los siglos hasta su tamaño actual. Sin embargo, en el tiempo que describen los libros, la Guardia de la Noche está debilitada y se dedica solo a tareas de mantenimiento. El mayor enemigo de la Guardia han sido los Otros, seres malignos con poderes sobrenaturales.

Durante la mayor parte de la historia reciente de la Guardia, esta ha servido en la práctica como una colonia penal, llena de violentos criminales comunes, exiliados políticos y nobles derrotados. Aunque su número disminuye y el título de Hermano de la Guardia ya no conlleva el honor y prestigio que tuvo, el núcleo de la Guardia todavía está compuesto por hombres capaces y entregados que la sirven, así como a los Reinos de los Hombres. Se aseguran de que las bandas de nómadas de los territorios al norte del Muro (los salvajes) no puedan saquear las tierras situadas al sur, aunque frecuentemente comercian con ellos.

Castillos de la Guardia de la Noche

La Guardia de la Noche cuenta con diecinueve castillos a lo largo del Muro, que son simplemente conjuntos de barracones, establos, almacenes, torres y otros edificios auxiliares, ya que no tienen murallas (execepto al norte, donde está El Muro) y, por lo tanto, no pueden ser considerados como "verdaderos" castillos. Fueron construidos de esta forma para que la Guardia pudiera resguardar el Muro y defenderse de las amenazas del Norte, pero no repeler ataques del Sur, en el caso de que la Guardia se rebelara. En la actualidad, debido a la falta de personal, la Guardia solo controla la Torre Sombría, el Castillo Negro y Guardiaoriente del Mar, aunque existen planes para rehabilitar el Fuerte de la Noche. La problemática en turno radica en quién será el responsable de esta tarea, punto de tensión entre el Lord Comandante de la Guardia Jon Nieve y el Rey Stannis Baratheon.

De Oeste a Este estos son los castillos. (En negrita los todavía habitados)

  • Guardiaoccidente del Río
    • No está propiamente en el Muro, sino que guarda la Garganta
  • Torre Sombría
    • Ocupada por doscientos hermanos, vigila el comienzo del Muro junto a la Garganta, en el extremo este.
  • Garita
  • Guardiagrís
  • Puertapiedra
  • Colina Escarcha
  • Marcahielo
  • Fuerte de la Noche
    • Es el más antiguo y grande de los castillos de la Guardia de la Noche, fue la primera residencia del Lord Comandante y el primero en ser abandonado en tiempos de Jaehaerys I
    • Alberga La Puerta Negra, una antigua puerta subterránea de madera de arciano en un túnel que atraviesa el Muro y que solo se abre a un hermano Juramentado de la Guardia de la Noche
  • Lago Hondo
    • Construido a siete millas al este del Fuerte de la Noche y pagado por Alysanne la Bondadosa para acoger a los hermanos del Fuerte de la Noche tras su desalojo
  • Puerta de la Reina
    • Originalmente llamado Puerta de la Nieve
    • Renombrado como 'Puerta de la Reina' después de que Alysanne la Bondadosa durmiera allí una noche
  • Castillo Negro
    • El mayor de los castillos aún ocupados, en él habitan casi seiscientos hermanos
  • Escudo de Roble
  • Guardiabosque del Lago
  • Fortaleza de Azabache
  • Puertaescarcha
  • Túmulo Largo
  • Antorchas
  • Guardia verde
  • Guardiaoriente del Mar
    • El menor de los castillos ocupados, en el extremo oeste, con menos de doscientos hermanos habitándolo y el único puerto marítimo controlado por la Guardia de la Noche para vigilar también los intentos de cruzar el Muro por el mar[1]

El Agasajo y El Nuevo Agasajo

El Agasajo es una franja de tierra de veinticinco leguas hacia el sur del Muro que la Guardia de la Noche recibió del Rey Brandon Stark para su sustento y subsistencia. Este territorio fue conocido como el Agasajo de Brandon. Durante años la Guardia cultivó El Agasajo pero, mientras la organización disminuía, había menos manos para arar los campos, atender las colmenas y plantar los huertos, así que la naturaleza salvaje recuperó gran parte del terreno. Miles de años más tarde, la Reina Alysanne, esposa del Rey Jaehaerys el Conciliador, que deseaba devolver a la Guardia de la Noche y recompensarla por su leal servicio en la defensa del reino, duplicó la extensión de El Agasajo hasta las cincuenta leguas. Los pueblos y aldeas situados dentro de El Nuevo Agasajo sostenían a la Guardia con sus impuestos, en forma de bienes y mano de obra, ayudando a alimentar y vestir a los hermanos negros. No obstante, con el tiempo, mientras la Guardia de la Noche tenía cada vez menos hombres y capacidad de defender el Muro y los saqueos de las bandas salvajes aumentaban, El Nuevo Agasajo perdió población mientras que la gente emigraba al Sur, a las tierras de los Umber o a las montañas, reduciendo aún más el apoyo de la Guardia de la Noche y el Muro.

Actualmente, el lugar civilizado más cercano al Muro es Villa Topo, un poblado subterráneo de unos cien habitantes de cuyo burdel los hermanos de la Guardia son clientes habituales. Según Cotter Pyke, en las cercanías de Guardiaoriente hay una aldea de pescadores que suelen faenar en la costa de la Bahía de las Focas y que comercian su pescado con Guardiaoriente del Mar.