Guardia Urbana de Buenos Aires

Guardia Urbana de Buenos Aires
Guardia Urbana de Buenos Aires
Información general
Fundación 22 de noviembre de 2004
Disolución 30 de enero de 2008
Ámbito Ciudad de Buenos Aires
Flag of Argentina.svg  Argentina
Organización
Empleados 995
Cronología
Cuerpo de Emergencias en la Vía Pública ◄ Actual ► Cuerpo de Agentes de Control de Tránsito y Transporte
[ editar datos en Wikidata]

La Guardia Urbana de Buenos Aires fue un cuerpo civil no armado que trabajó en el área de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires entre 2004 y 2008, en coordinación con las fuerzas de seguridad como la Policía Federal Argentina y otros organismos, como los bomberos, Defensa Civil, el SAME.[1]

La Guardia Urbana no fue concebida como reemplazo de la policía ni compartía sus potestades sino que buscaba servir como fuerza de prevención y orientación; compartió, sin embargo, el poder de labrar Actas de Comprobación y de controlar la venta ambulante no registrada.

Archivo:Agentes de Guardia Urbana.jpg
Dos agentes de la Guardia Urbana de Buenos Aires entregando folletería informativa sobre sus funciones.

Fue creada en el 2004 (por el decreto Nº 2.124/04), como reemplazo del Cuerpo de Emergencias en la Vía Pública (CEVIP), anterior organismo con funciones menores, tales como el control de la asistencia a actos públicos o el reparto de folletos, pero sin poder de sanción alguno.

Funciones

La Guardia Urbana tenía como premisa fortalecer la política de seguridad y reducir los índices de conflictividad urbanos. Para tal fin, buscaba establecer sus lugares de vigilancia en zonas de la vía pública de alto tránsito, donde exista alta peligrosidad de presentarse un conflicto, funcionando preventivamente para evitar su desarrollo. En caso de que la controversia fuera inminente o ya se haya desatado, la Guardia Urbana debía asesorar y brindar ayuda hasta tanto puedan acudir a lugar del incidente los medios de respuesta específica adecuados para cada caso en concreto.

Por otro lado, la Guardia desarrolló actividades de prevención y orden público, custodiando los espacios verdes y asesorando a turistas perdidos o extraviados para lograr su inmediata orientación. Además, procuró promover también el cumplimiento de normas viales realizando controles de alcoholemia, uso de casco para motociclistas, y del cinturón de seguridad para automovilistas. En estos último casos mencionados, a partir de 2006 el personal de la Guardia Urbana estuvo facultado para labrar Actas de Comprobación en caso de incumplimiento de la normativa aplicable. Adicionalmente podía realizar decomisos en bares y restaurantes que incumplían la legislación vigente y colaboró en operativos de verificación y control fizcalizando el cumplimiento efectivo de las clausuras.

En materia de conflictos comunitarios, promueve la mediación entre las partes a fin de arribar a la solución más favorable para ambas. Este accionar se encuentra enmarcado bajo las estrategias estipuladas en el Plan de Prevención del Delito del gobierno porteño de Anibal Ibarra.


El 30 de enero de 2008 el Jefe de Gobierno Mauricio Macri decretó la disolución de la Guardia Urbana por considerar que muchas de sus funciones se correspondían con responsabilidades primarias de otras áreas del Gobierno. Durante su campaña como candidato Mauricio Macri había tildado a la Guardia Urbana como "una estafa"[3]

A raíz de su supresión, el personal, patrimonio y presupuesto de la Guardia Urbana fueron transferidos para formar el Cuerpo de Agentes de Control de Tránsito y Transporte.

Other Languages