Guardia Imperial

Granadero de la Guardia Imperial, por Édouard Detaille.

La Guardia Imperial (en francés: Garde Impériale) francesa, conocida también como «Vieja Guardia», era un cuerpo de soldados veteranos curtidos en la batalla. Entre otras campañas de las Guerras Napoleónicas, tuvo intervenciones en batallas de gran importancia como Austerlitz, Eylau y finalmente en Waterloo, donde tuvieron su último día de gloria. A ellos se les atribuye la toma de La Haye Sainte, punto fortificado británico que pasó a manos de ambos bandos en varias ocasiones. Por orden de Napoleón, se le encargó la heroica misión de cubrir la retirada del ejército francés, donde fue arrollada por la caballería prusiana, con bastantes bajas.

La Guardia Imperial francesa era la unidad de élite de aquel tiempo en el ejército francés, y había evolucionado a partir de las Guardias de los Cónsules y de la Guardia Consular. Eran, literalmente, una unidad del ejército por sí misma con divisiones de infantería y caballería, un ejército dentro del ejército. Napoleón la quería como ejemplo a seguir por el ejército y también como una fuerza que lucharía con él en numerosas campañas, que serían completamente leales al emperador, aunque en su inicios no eran más que un cuerpo que lucía bien en actos oficiales acompañando a Napoleón. Aunque la infantería de Guardia raramente era usada en combate, la caballería era lanzada frecuentemente en la batalla en gloriosas y renombradas cargas.

Creación

En el año 1804, el entonces emperador francés Napoleón Bonaparte (Napoleón I) decidió crear una guardia que luciera en actos públicos y privados y a la vez como seguridad personal. La Guardia además mostraba el poderío militar que tenía Francia. Pero con el tiempo esta unidad se convirtió en el cuerpo principal en combate para Napoleón, que lo mejoraba constantemente y lo usaba en sus campañas, primero como su protección y luego como división individual.

Other Languages