Guardarraíl

Guardarraíl junto a la calzada.

Una barrera de metal, quitamiedos, bionda o guardarraíl es un elemento de protección de seguridad vial pasiva, colocado a los lados de la vía, para separar calzadas de sentido contrario, o en tramos peligrosos para impedir que los vehículos se salgan de la vía o puedan chocar con elementos más peligrosos que la misma barrera. Algunos poseen reflectores incorporados. La palabra «guardarraíl» y su plural «guardarraíles» provienen del inglés guard- (guardar, cuidar) y -rail (camino, vía).

Historia y contexto

El quitamiedos es una barrera de seguridad actualmente formada por unos piquetes de acero hincados en el borde de la calzada, que sujetan una barrera asimismo de acero galvanizado en frío, de doble onda, por lo que técnicamente se conoce por barrera bionda. Inicialmente, fueron de una sola onda, y por lo tanto su deformación con el impacto era mayor. Existen modelos incluso forradas de madera, para tramos con categoría de parques naturales o similares.

Los piquetes se hincan mediante martinetes de impacto sobre los que se sitúan los denominados amortiguadores, que a su vez soportan la barrera de seguridad. Estos piquetes provocan al año un 15% de la muertes y un 60% de las lesiones producidas en accidente de moto lo que está llevando al colectivo motero a realizar numerosas movilizaciones para lograr la retirada de los anticuados guardarraíles y la instalación de una nueva generación de guardarraíles que lleva instalada una segunda placa por delante de los piquetes y que evita el impacto directo de las personas contra estos elementos tan peligrosos situados a los bordes de las carreteras.

Guardarraíl de tipo Super-Rail (izquierda).
Other Languages
български: Мантинела
čeština: Svodidlo
فارسی: گاردریل
Nederlands: Geleiderail
norsk bokmål: Autovern
português: Mureta