Guardaespaldas Pushtigban

Los Guardaespaldas Pushtigban eran una unidad militar de élite persa durante la época del Imperio sasánida, encargados de la protección del Emperador.

Estaban estacionados durante tiempos de paz en la capital real, Ctesifonte y eran elegidos de entre los mejores caballeros savaranos. La fuerza de la unidad era de 1.000 hombres, bajo el comando del Pushtigban-Salar. En batalla asumían principalmente el rol de catafractos.

Los Pushtigban lucharían con la distinción y celo que les caracterizaba durante la invasión de Persia por parte de Juliano en el siglo IV y causaron gran impresión a las fuerzas romanas. Según fuentes romanas y probablemente el mismo Juliano, las catafractas Pushtigban eran tan poderosas que podían ensartar a dos soldados romanos en sus lanzas de una sola vez debido a su tremenda carga. Con certeza se sabe estuvieron presentes en la última batalla de Juliano en el 363 d. C., aunque según Amiano Marcelino se desconoce quién de entre los persas lanzó la jabalina que acabaría con la vida del emperador.

Los Guardaespaldas Pushtigban también lucharían con distinción durante los años finales de la Persia sasánida para repeler a los invasores árabes musulmanes. Su institución lógicamente desaparecería con la muerte del último emperador sasánida Yazdegerd III y la subsecuente sumisión del trono persa a manos de los árabes en el 651.

Other Languages
English: Pushtigban