Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre

Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre
Grapo.jpg
Operacional Desde 1975
Objetivos Establecimiento de un Estado socialista
Regiones activas España
Ideología Extrema izquierda
Brazo político PCE(r)
[ editar datos en Wikidata]

Los Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre (GRAPO) son una organización terrorista española[2]

Están considerados el brazo armado del Partido Comunista de España (reconstituido),[7]

Historia

Primeros años (1968-1975)

Bandera utilizada históricamente por los GRAPO y sus organizaciones afines como el PCE(r), inspirada en la bandera de la Segunda República Española.

Sus orígenes se remontan a 1968, con el nacimiento en París de la Organización Marxista-Leninista de España (OMLE),[8] escindidos del Partido Comunista de España (PCE), que acusaba de " revisionistas" no solo al PCE, sino también a la URSS y a los partidos que la apoyaban. La OMLE se autodisolvería durante su I Congreso, en 1975, surgiendo de ahí el PCE(r) y su brazo armado: los GRAPO[ cita requerida].

La primera acción armada que todos los medios están de acuerdo en atribuir a los GRAPO tuvo lugar el 2 de agosto de 1975, en el canódromo de Madrid, cuando Enrique Cerdán Calixto, Abelardo Collazo Araújo y José Luis González Zazo, alias "Caballo", atentaron contra dos agentes de la Guardia Civil en un Simca 1000 de color blanco, resultando muerto Casimiro Sánchez García, y su compañero, herido de gravedad.[11]

El atentado que dio nombre a la banda se produjo tan sólo dos días después, el 1 de octubre de 1975, contra cuatro miembros de la Policía Armada en Madrid. Las víctimas fueron Joaquín Alonso Bajo, Agustín Ginés Navarro, Antonio Fernández Ferreiro y Miguel Castilla Martín. Al que estaba en la avenida del Mediterráneo lo asesinaron Enrique/Fernando (según el diario ABC y Pío Moa, respectivamente) Cerdán Calixto (alias "Costa", autor del disparo y jefe del comando), Pío Moa Rodríguez (alias "Verdú", el que, supuestamente, le fracturó el cráneo con un martillo, hecho que desmiente el propio Moa)[9] Este cuádruple asesinato fue en respuesta a los cinco últimos fusilamientos en España durante la dictadura franquista. Se trata de tres miembros del FRAP y dos miembros de ETA, que se produjeron el 27 de septiembre de 1975.

Los GRAPO tras la muerte de Franco (1975-1982)

Tras la muerte de Franco los GRAPO continuaron su actividad armada mediante la realización de acciones terroristas más violentas. En esos primeros años de la Transición los GRAPO realizaron secuestros y atentados con una fuerte repercusión social. La amnistía de 1976 y los golpes policiales convirtieron al PCE(r) en un grupo residual y muy minoritario. Los GRAPO mantuvieron esporádicamente sus acciones armadas a pesar de que varias veces se dio por desmantelada a la organización. Sólo unos pocos militantes siguieron colocando explosivos, realizando atracos y extorsionando a empresarios contando con un casi nulo apoyo social. A lo largo de su historia han asesinado a más de 80 personas, la mayoría policías y militares.

En 1976 secuestraron al presidente del Consejo de Estado, Antonio María de Oriol y Urquijo, y posteriormente, ya en 1977, también secuestraron al presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar, Emilio Villaescusa Quilis. Estos dos secuestros finalizaron el 11 de febrero tras ser liberados por la Policía. El 24 de agosto de 1978 se produjo un ataque contra dos policías en Vigo, los cuales resultaron heridos.[16] El 8 de enero de 1979 asesinaron al presidente de la Sala VI del Tribunal Supremo español, Miguel Cruz Cuenca.

Matanza de California 47

El ataque terrorista más sangriento atribuido a los GRAPO fue el perpetrado en Madrid el 26 de mayo de 1979. Un potente artefacto explosivo fue colocado por miembros del GRAPO en la céntrica cafetería California 47, sita en la madrileña calle de Goya. La explosión de la bomba tuvo lugar a las 18:55 horas en día sábado, cuando el local estaba frecuentado por numerosos clientes. Fueron asesinadas 9 personas y 61 más fueron heridas, muchas de ellas de gravedad. El interior del establecimiento quedó totalmente destruido y calcinado.[17]

Los líderes de la banda, José María Sánchez Casas y Alfonso Rodríguez García, fueron condenados en 1981 por la Audiencia Nacional a 270 años de cárcel por llevar a cabo dicho atentado.[18]

No obstante, los GRAPO nunca reconocieron la autoría del atentado, afirmando que fue perpetrado por grupos de extrema derecha y parapoliciales.[19]

Declive

En 1982 los GRAPO ofrecen un alto el fuego al gobierno de Felipe González y, tras las negociaciones con el Ministerio del Interior en 1983, los GRAPO pierden aún más apoyo ya que parte de sus miembros abandonaron las armas.

Tras una intensa campaña durante 1984, la nueva reorganización de los GRAPO quedó frustrada el 18 de enero de 1985 cuando en una amplia operación en diversas ciudades de España fueron detenidas 18 personas. Según explicó el entonces ministro del Interior, José Barrionuevo, el 21 de enero de ese mismo año prácticamente todos los integrantes en activo de los GRAPO fueron detenidos, habiéndose escapado Manuel Pérez Martínez, alias camarada Arenas y Milagros Caballero Carbonell, al estar fuera de España desde hacía aproximadamente un mes.

En 1987 se reorganizaron con un nuevo comando itinerante. Meses más tarde, en 1988, asesinaron en su vivienda del centro de La Coruña al empresario gallego Claudio San Martín, entonces presidente de Caixa Galicia. En 1989 actuaron en Gijón con el ataque a la Delegación de Hacienda donde asesinaron a dos guardia civiles.[20]

En 1995 secuestraron en Zaragoza al empresario Publio Cordón; si bien los GRAPO siempre argumentaron que había sido liberado, el 19 de julio de 2012 se supo, tras la detención de tres supuestos militantes de los GRAPO en Sevilla y Cádiz, que el empresario murió dos semanas después de ser secuestrado mientras trataba de escapar de la vivienda donde lo tenían oculto en el sur de Francia. En 1999 los GRAPO volvieron a confirmar su permanencia asaltando una sucursal bancaria en Valladolid y colocando una bomba en una sede del PSOE en Madrid.

En 2000, en un intento de atraco a un furgón blindado en Vigo, mataron a dos vigilantes de seguridad y otro quedó herido de gravedad. Ese mismo año fue desmantelada la cúpula de la organización, con la detención en París de siete dirigentes del PCE(r) y los GRAPO. El 17 de noviembre de 2000 los GRAPO matan a un policía que patrullaba en solitario en el barrio madrileño de Carabanchel, de un tiro en la nuca. Además, colocan diversas bombas contra empresas y edificios públicos. En 2002 fueron detenidos 14 miembros de la organización (8 en Francia y 6 en España). En 2003 vuelven a reaparecer con el atraco a una sucursal bancaria en Alcorcón, y son arrestados otros 18 miembros de la organización. Ese mismo año el juez Baltasar Garzón suspendió las actividades del PCE(r) por considerarlo el brazo político de los GRAPO.

El 6 de febrero de 2006 los GRAPO reaparecieron, ocasionando la muerte de Ana Isabel Herrero e hiriendo a su esposo, el empresario Francisco Colell, dueño de una empresa de trabajo temporal, en un tiroteo ocurrido en la calle Cervantes de Zaragoza y reivindicándolo mediante una carta remitida a la delegación de la cadena de televisión Antena 3 en esa misma ciudad. El 26 de febrero de ese mismo año fue detenido Israel Torralba como presunto autor del atentado, a quien también se le atribuyeron los asesinatos de la banda cometidos en el año 2000.[21]

El 9 de junio de 2006, fruto de la investigación tras el atentado de Zaragoza, se detiene en la localidad catalana de Reus a otros tres miembros de los GRAPO, entre ellos el considerado su máximo dirigente de la banda en el momento, Juan García Martín.[23]

El 4 de julio de 2006, dos miembros de los GRAPO atracaron una sucursal de Caixa Galicia en Santiago de Compostela. Secuestraron durante una hora, y a cara descubierta, al director de la agencia 1 de Caixa Galicia en la ciudad. Tras asaltarlo en plena calle Rosalía de Castro, lo encañonaron con una pistola y le acompañaron hasta la sucursal bancaria, ubicada en el número 89 de esta calle, para atracarla. Se hicieron con un botín de aproximadamente 20 000 euros.

La investigación policial apuntó que los atracadores fueron Israel Clemente y Xurxo García Vidal. Según fuentes de la investigación, eran los integrantes de los GRAPO que presuntamente asesinaron a Ana Isabel Herrero en Zaragoza el 6 de febrero de 2006, y que atracaron otro banco en Castellón de la Plana el 16 de marzo del mismo año, hiriendo de un tiro en la pierna al director de la entidad.

En junio de 2007, se produjo una nueva supuesta desarticulación de la estructura de los GRAPO, registrando dos pisos francos en Barcelona. El 11 de mayo de 2009 la Gendarmería francesa encontró un zulo de los GRAPO cerca de París, que funcionaba a modo de arsenal, desmintiendo así la supuesta desarticulación de la banda. El 10 de marzo de 2011 un pequeño artefacto hizo explosión en un piso de Santiago de Compostela en el que residía antiguamente Xosé Antonio Sánchez Bugallo, alcalde de la ciudad y militante del PSOE. Ese mismo día se produjo la detención del antiguo miembro de los GRAPO Telmo Varela Fernández (desvinculado de los GRAPO y cercano al nacionalismo gallego), acusado de ser uno de los responsables de los atentados.[25] si bien el atentado se considera vinculado al grupo Resistencia Galega.

Other Languages