Grupos étnicos de América Central

Centroamérica está compuesta por seis países hispanos ( Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá) y uno predominantemente anglosajón ( Belice) a lo largo del istmo que une a Norteamérica con Sudamérica.

La región cuenta con más de 30 grupos autóctonos y mestizos, descendientes de oleadas de inmigrantes provenientes de Europa, Asia, África, Medio Oriente, otros países de América Latina (garífunas, ladinos, mulatos y negros) y su mezcla entre sí.

En 2012 América Central contaba con una población absoluta de 45.481.000 habitantes repartidos desigualmente sobre un área de 523.674km², con una irregular densidad de 77.3 hab./km². Un ejemplo extremo sería el de Belice, con 1.924 km² más que El Salvador y una población 30 veces menor que la de este país. La tabla siguiente muestra la población y la superficie de cada país con su densidad respectiva:

País Superficie Población Densidad
Guatemala 108,894 15.440.000 141
Belice 22,966 340.000 14
Honduras 112.492 8.578.000 76
El Salvador 21.040 6.635.000 315
Nicaragua 129.494 6.216.000 48
Costa Rica 51.100 4.667.000 91
Panamá 78.200 3.605.000 46
Total 521,504 45.481.000 87

Blanco-caucásicos

Generalmente los países con mayor presencias de origen europeo o Euro descendientes son: Costa Rica, Guatemala y Nicaragua. Ya que las incontables oleadas de inmigrantes europeos se establecieron exclusivamente en esos tres países, a pesar de que han llegado inmigrantes de todas partes de Europa, las mayores inmigraciones europeas han sido de:

  • Alemanes: entre 1882 y 1940 llegaron alrededor de 200.000 alemanes a la región de los cuales la mitad se establecieron en Guatemala, la mayor parte del resto a Nicaragua, una décima parte a Costa Rica y unos miles en Panamá[1] . Esta cifra menor que los millones que llegaron a América del Norte y del Sur.
  • Italianos: a pesar de que Italia fue el país que más emigró a América, en el caso de América Central llegaron poco más de 100.000, las mayores diásporas siempre fueron hacia Costa Rica (principalmente), Guatemala, Nicaragua y Panamá, aunque para el siglo XX como Guatemala y Nicaragua estuvo dominada por los alemanes (Nicaragua también por ingleses), los nuevos inmigrantes prefirieron establecerse a Costa Rica.
  • Ingleses: de América Central, Nicaragua fue el destino favorito para Inglaterra, ya que este poseía muchas regiones con oro y otras piedras preciosas lo cual fue la envidia y atrajo a muchos empresarios, burgueses, duquesas, adinerados y gente de la realeza a llegar al país. La diáspora inglesa fue la única que se expandió en el resto del istmo.
  • Franceses: menos de 10.000 franceses se establecieron en la región, quienes se establecieron principalmente a Costa Rica, Guatemala, Nicaragua y Panamá. Hubo una comunidad minoritaria en El Salvador.
  • Españoles: hacia 1927 había más de 2.000 españoles en Costa Rica[2] , lo que representaba el 70% de la total comunidad española en ese tiempo. No obstante, el número de españoles creció hacia la década de 1930.

La presencia europea cambió la cara a América Central, sobre todo en Costa Rica, actualmente la distribución de los blancos hoy en día es de esta forma:

En 1821 Costa Rica había alcanzado su independencia sin luchas. Presentaba un panorama de población escasa (65.000 habitantes en 1824) asentada en núcleos dispersos en el Valle Central y dedicada a una agricultura de subsistencia. Pero en la década de 1830 –con la expansión del cultivo cafetalero– el país se articuló tempranamente al mercado mundial y se abrieron nuevas perspectivas. Para la década de 1840 y comienzos de los 50, los viajeros extranjeros europeos (en especial Italianos y españoles) que pasaban por Costa Rica se quedaban impresionados por la prosperidad general que veían y el desarrollo del mercado interno en relación con el resto de Centroamérica. Hacia 1850 se divisaba con claridad que se había iniciado un proceso de consolidación económica basado en la agricultura cafetalera. Los emigrantes europeos bien podían sentirse atraídos por las promesas de una pequeña y lejana nación en pleno proceso expansivo.

A partir del siglo XXI Costa Rica es declarado un país multirracial. Los resultados del X Censo Nacional de Población evidencian la diversidad étnica y cultural que coexiste en Costa Rica.[3]

En Guatemala, llegaron otras oleadas de inmigración europea a mediados del Siglo XIX, aunque esta vez, constituida principalmente de alemanes, quienes construyeron fincas de café en Alta Verapaz, Zacapa, Quetzaltenango, entre otras regiones[4] , en la actualidad, la mayoría de los guatemaltecos son de origen español y alemán, y más Atrás siguen los de origen italiano, británico, francés, holandés, sueco, etc.

Nicaragua contó con inmigración alemana y española y en menor proporción italiana, francesa, inglesa y de otros países de Europa Oriental. A mediados y finales del siglo XIX e inicios del siglo XX se incentivó la inmigración principalmente de alemanes, franceses y españoles, otorgándoles terrenos para cultivos principalmente en las zonas de Estelí, Jinotega, Matagalpa, Managua-El Crucero, Carazo, Nueva Segovia y Madriz. Además existen comunidades de sirios, armenios, palestinos, judía, y libaneses en Nicaragua con una población cercana a los 30 000.

La siguiente tabla muestra los porcentajes de la población blanca por país, tomando en cuenta que en Costa Rica componen la mayoría, y se puede notar que en Guatemala y Nicaragua hay importantes minorías de estos[5] .

País %local Población % Regional
Guatemala 18,85% 2,756,040
Belice 9% 30,600
Honduras 7% 600,460
El Salvador 12,70% 842,645
Nicaragua 17% 1,056,720
Costa Rica 82,70% 3,859,609
Panamá 15% 540,750
Total 9,686,824
Other Languages