Green Card

Green Card de Estados Unidos.
La Tarjeta de residencia permanente en Estados Unidos, conocida popularmente como Green Card es un 
documento de identidad para residentes permanentes en los 
Estados Unidos que no posean la 
nacionalidad estadounidense. Los poseedores de esta tarjeta tienen derecho a residir y trabajar en el país. No obstante, deben mantener el estatus de residente en Estados Unidos aunque puede ser retirada si se demuestra que han cometido unos delitos determinados. El nombre Green Card (en 
español: Tarjeta verde) se debe al color de un documento similar introducido a finales de la 
[1]. En 
1977 se adoptó el documento actual, habiendo sido impreso en varios colores. En 
2006 el color de la tarjeta tornaba entre el blanco y el amarillo con una franja verde en fondo. En la tarjeta se incluye el nombre del titular y una fotografía, así como información personal.

Los portadores de la tarjeta deben llevarla consigo en todo momento y mostrarla a los agentes de inmigración si se les solicita. Pese a que a los extranjeros con residencia permanente en el país se les exige portar el documento, a los nacionales estadounidenses no se les exige llevar documentación alguna.

Vías hacia la nacionalidad estadounidense

Una persona que tenga la residencia permanente legal en EEUU puede solicitar la nacionalidad estadounidense, o naturalización, después de cinco años de residencia legal. Este periodo se acorta a tres años si la persona esta casada con un ciudadano estadounidense. Las personas que tengan residencia permanente legal pueden hacer la solicitud hasta 90 días antes de completar este requisito temporal. Los ciudadanos tienen más derechos (y obligaciones) que un residente permanente legal (a los cuales se les califica como Extranjeros o Aliens, en Inglés, en este respecto). Los residentes permanentes legales no tienen el derecho al voto, el derecho a ser elegidos en elecciones federales o de estado, la habilidad de traer miembros de sus familias a los Estados Unidos (los residentes permanentes si pueden patrocinar ciertos miembros de sus familias, aunque no es practico porque conlleva largos retrasos). Los varones residentes permanentes entre las edades de 18 y 26 años tienen la obligación de registrarse en el "Selective Service System". Los residentes permanentes que vivan en los EEUU tienen la obligación de pagar los impuestos de todos sus ganancias a nivel mundial, como los otros ciudadanos de EEUU.

Other Languages