Grandes Observatorios

Cuatro Grandes Observatorios

Los Grandes Observatorios son una serie de cuatro grandes y potentes telescopios espaciales puestos en funcionamiento por la NASA. Cada uno de los Grandes Observatorios tiene un tamaño y costo similar al resto, y todos han hecho contribuciones clave a la astronomía. Cada misión está centrada en una región del espectro electromagnético.[1]

Grandes Observatorios

  • Telescopio Espacial Hubble (en inglés Hubble Space Telescope, HST) conocido previamente como Space Telescope (ST). Observa principalmente luz visible y ultravioleta cercano. Una misión de servicio de la lanzadera en 1997 le dotó de capacidad de observar infrarrojo cercano.
  • Observatorio de Rayos Gamma Compton (en inglés Compton Gamma Ray Observatory, CGRO) conocido previamente como Gamma Ray Observatory (GRO). Observaba principalmente rayos gamma, aunque también rayos X duros.
  • Observatorio de rayos X Chandra (en inglés Chandra X-ray Observatory, CXO) conocido previamente como Advanced X-ray Astronomical Facility (AXAF). Observa principalmente rayos X blandos.
  • Telescopio Espacial Spitzer (en inglés Spitzer Space Telescope, SST) conocido previamente como Space Infrared Telescope Facility (SIRTF). Observa el espectro infrarrojo.

De estos satélites el único que no está operativo es el Compton; uno de sus giroscopios falló y la NASA ordenó que fuese incinerado en la atmósfera el 4 de junio de 2000. Las partes que sobrevivieron a la reentrada se hundieron en el Océano Pacífico. Por su parte, estaba previsto que el Hubble volviese a la Tierra en el transbordador espacial pero el plan de recuperación fue abandonado posteriormente. El 31 de octubre de 2006 el administrador de la NASA Michael D. Griffin dio el visto bueno para una última misión de renovación. La misión STS-125 del Atlantis, lanzada el 11 de mayo de 2009,[3]

El Spitzer es el único de los Grandes Observatorios que no fue lanzado por la lanzadera espacial. Tras el desastre del Challenger, la etapa superior requerida para colocar el observatorio en órbita heliocéntrica, la Centaur LH2/OX fue prohibida para los vuelos del transbordador. Los cohetes Titan y Atlas tenían un lanzamiento demasiado costoso, de manera que se optó por un rediseño y el lanzamiento usando un cohete Delta II.

Other Languages