Gran Pirámide de Cholula

Vista de la Pirámide con el santuario
Vista norte de la Pirámide de Cholula con el Santuario de la Virgen de los Remedios
Maqueta.

La Gran Pirámide de Cholula o Tlachihualtépetl (del náhuatl "cerro hecho a mano") es el basamento piramidal más grande del mundo con 400 metros por lado.[1] Es también la pirámide más grande en volumen con 4.500.000 m³ (cuatro millones quinientos mil metros cúbicos) aunque no en altura; tiene 65 m de alto (similar a la del Sol en Teotihuacan que tiene 64 m y superada por la del Templo IV de Tikal que tiene 70 m y la Pirámide de la Danta con 72 m, ambas ubicadas en Guatemala) mientras que la Gran Pirámide de Giza en Egipto tiene una altura de 139 m y el Complejo La Danta en Guatemala tiene una altura de 170 m.

La construcción forma parte de la zona arqueológica de Cholula, en el centro del estado mexicano de Puebla.

Historia

No se sabe con exactitud cuándo se empezó a construir la pirámide pero los arqueólogos creen que fue en el 300 antes de Cristo o al comienzo de la era cristiana. Se estima que duró entre 500 y 1000 años hasta que la pirámide fue acabada.

La construcción del templo de Chiconaquiahuitl (dios de las nueve lluvias) se realizó a lo largo de varias generaciones. Dio inicio en el siglo II antes de nuestra era, y concluyó a la caída de Teotihuacán, que fue la última cultura prehispánica que imprimió su sello en el gran basamento (900 d. C. - 1100 d. C.), antes de la llegada de los españoles. Una de las prácticas constructivas de los mesoamericanos era la remodelación de antiguos edificios, remodelaciones que tenían como objetivo la ampliación y mantenimiento de las construcciones originales, por lo que el dilatado período de construcción de este templo debe ser entendido en ese contexto.

El fin del Clásico en el Altiplano mexicano fue un momento de gran violencia que en el registro arqueológico se expresa en la profanación de los símbolos y monumentos icónicos del poder establecido. En Cholula, la saña se centró en el Patio de los Altares, que era la sede del ceremonial político-religioso de la ciudad sagrada.

Para el 1300 d.C, Cholula fue abandonada por los toltecas y a la llegada de los españoles en el año 1519, los cholultecas eran tributarios privilegiados de tenochtitlan y enemigos de los tlaxcaltecas. En ese momento, el templo de quetzalcoatl se ubicaba al lado poniente de la gran pirámide, el cual fue destruido y con sus piedras se edificaron los principales monumentos coloniales. Cholula, además, posee notables ejemplos de pintura mural, como el llamado "Mural de los Bebedores".

El Patio de los Altares

Ubicado sobre el costado sur de la Gran Pirámide de Cholula, este conjunto es contemporáneo de las diversas estructuras que se encuentran en el interior del gran basamento y, al igual que éstas muestra por lo menos seis etapas constructivas. Su piso original se localiza aproximadamente 9 metros abajo del nivel actual. Se trata de un gran patio abierto en su extremo sur que originalmente debió tener más de 80 metros de ancho y que aparece limitado en sus extremos oriente y poniente por largos edificios rectangulares ; en éstos es común encontrar pinturas en sus tableros. Debe su nombre a tres altares colocados simétricamente : uno al norte, otro al oriente y otro al poniente. Pese al gran número de sobreposiciones que se pueden observar en varios extremos del patio, su construcción queda comprendida dentro de las fases Cholula II y III (años 200 a 450)[2]

Altar ceremonial

Relatan los cronistas que cuando en Cholula había escasez de agua, y esto era muy grave dado a que la mayoría de la población se dedicaba al cultivo de la tierra, los campesinos acudían a los sacerdotes para solicitar ayuda; éstos subían en romerías a a la parte superior del cerro en donde sacrificaban niños de entre seis y siete años, ya que, según las costumbres, los niños son los mensajeros de Tláloc y al sacrificarlos irían a pedir agua. En el altar ceremonial, construido después del abandono de la Gran Pirámide y Patio de los Altares, tenía, a manera de ofrenda frente a su escalinata del lado poniente, dos cráneos de niños decapitados, en lo que además era posible distinguir una fuerte deformación craneal. [3]

Mural de los bebedores

El mural tiene como tema central una ceremonia de embriaguez.Hombres que aparecen en el mural son esbeltos, sostienen grandes recipientes con líquido, que se ha interpretado como la bebida que se consumía en ese tiempo llamada pulque. El mural de los bebedores muestra a 110 personas bebiendo, este mural es considerado una obra extraordinaria de gran formato en mesoamérica.

Dice Sahagún (1969, p. 325) que:

También hacían fiesta a todos los dioses del vino, y poníanles… una tinaja… llena de vino, con unas cañas con que bebían el vino los que venían a la fiesta, y aquellos eran viejos y viejas, y hombres valientes y soldados y hombres de guerra, bebían vino de aquella tinaja, por razón que algún día serían cautivos de los enemigos…; y así andaban holgándose, bebiendo vino, y el vino que bebían nunca se acababa, porque los taberneros cada rato echaban vino en la tinaja.

Fray Bernandido de Sahagún

Las fiestas en el s. XVI cuando se festejaba el Dios del Pulque, era permitido la embriaguez en la sociedad. Fray Bernardino de Sahagún, jamás pensó que si interpretación encajaría tan bien en escenas de 1400 años atrás. Para Fray Bernardino fue contrastante que las bebidas alcohólicas estaban concedidas únicamente para ancianos y guerreros, mientras que en Cholla el consumo de bebidas embriagantes provenian de tradiciones ancestrales que permitan un consumo mayor al pueblo en general. El mural fue descubierto por el arqueólogo Ponciano Salazar en el año 1969 a 6 niveles del patio de los altares, la pintura tiene una longitud de 56 m por 2,5 m de altura. El mural se encuentra delimitando un espacio palaciego y su temática desinhibida le ha dado importancia como una obra pictórica sobresaliente en mesoamérica.

Other Languages