Gran Logia de Francia

La divisa de la República francesa, Libertad, igualdad, fraternidad, es compartida por la Gran Logia de Francia

La Gran Logia de Francia es una de las principales obediencias masónicas de Francia y de Europa, contando actualmente con más de 28.000 miembros. Cuando se habla de Gran Logia de Francia, es necesario distinguir dos obediencias que surgieron en momentos diferentes, aunque manteniendo un nexo histórico entre ambas: la primera en 1738 y la segunda en 1894.

Orígenes de la Gran Logia de Francia

Es frecuente encontrar en diversos medios la idea de que la primera Gran Logia de Francia fue fundada en 1728 por el Duque de Wharton, que anteriormente había sido Gran Maestro de la Gran Logia de Londres. Sin embargo, los historiadores masones franceses (en especial Albert Lantoine, de la Gran Logia de Francia) no consideran 1728 como año de la fundación de la Gran Logia de Francia. Las logias francesas existentes durante el primer tercio del siglo XVIII fueron fundadas por masones ingleses, con participación frecuente de franceses, pero sin constituir una Obediencia o Gran Logia nueva. Fue el Duque de Antin, quien, en 1738, fue elegido por diversas logias francesas "Gran Maestre general y perpetuo de los masones en el reino de Francia", con el respaldo del duque de Richmond*, quien le había iniciado como Aprendiz, Compañero y Maestro masón en la señera Logia de Aubigny (París). Según Albert G. Mackey, otro historiador masón, sería en 1743 cuando la Gran Logia británica habría "reconocido" a la formación del duque de Antin el título de "Gran Logia Inglesa de Francia", lo que carece absolutamente de respaldo documental, ya que la misma logia de Aubigny continuó figurando en las listas de logias dependientes directamente de la Gran Logia de Inglaterra hasta 1768, en que esa y otras logias francesas fueron eliminadas de tal lista "en prueba de amistad" hacia la Gran Logia de Francia (según el historiador Preston). Por ora parte, aquel primer Gran Maestre solo fue elegido por las logias de París y ello crearía problemas serios con las logias "de provincias". Problemas que, en cierto modo, cristalizaron mucho después con la escisión que dio nacimiento al Gran Oriente de Francia (1773). Carece de fundamento documental la extendida idea de que el duque de Wharton hubiera sido el primer Gran Maestre de una magmática y teórica Gran Logia de Francia que habría existido desde 1728.

En 1799 se produjo la integración forzada de las logias subsistentes de la primera Gran Logia de Francia en el Gran Oriente de Francia. Tal integración se llevó a cabo por el deseo unificador imperativo de Napoleón Bonaparte, tratando de facilitar o simplificar su control de la Masonería francesa. Nunca logró el Gran Oriente de Francia integrar real y definitivamente a buen número de logias que se separaron del mismo tras aquel período. Primeramente lo hicieron en torno a la que había sido una de las más renombradas logias de la original Gran Logia de Francia: la "Logia del Contrato Social", fundada en 1766, que adoptó el nuevo nombre de "Logia de San Alejandro de Escocia", integrándose en una Gran Logia General Escocesa (1804) que más tarde, en 1821, tras la caída de Napoleón, pasó a llamarse "Gran Logia Central", bajo los auspicios del Supremo Consejo de Francia del Rito Escocés Antiguo y Aceptado.


Other Languages