Gran Idea

La expansión territorial de Grecia entre 1832- 1947.

La Gran Idea (en griego moderno: Μεγάλη Ιδέα) era la expresión del sentimiento nacional tras el nacionalismo griego en los siglos XIX y XX. Pretendía unir a todos los griegos en un solo Estado nación con su capital establecida en Constantinopla. Tomó ante todo la forma de un irredentismo. El término fue inventado en 1844 por Ioannis Kolettis, primer ministro del rey Otón. La Gran Idea dominó toda la política exterior y por consiguiente la política interior de Grecia: de la guerra de independencia de los años 1820, al problema chipriota de los años 1970 pasando por las guerras balcánicas de principios del siglo XX. El principal adversario de Grecia en su realización de la Gran Idea fue el Imperio otomano y, posteriormente, Turquía.

El sentimiento nacional

El peso de la ocupación otomana

Ilustración de las Crónicas de Juan Chartier que representa la caída de Constantinopla, tercer cuarto del siglo XV, Biblioteca nacional de Francia.

Los ejércitos otomanos se apoderaron sucesivamente de Constantinopla en 1453, de Atenas en 1458 y de Mistra, situada muy cerca de la antigua Esparta, en 1460. Toda forma de Estado griego independiente desapareció entonces. Sin embargo, la administración otomana reconocía que existía una población a la que se podía considerar como "griega". El sistema otomano de los "millets" (naciones) organizaba a las diferentes poblaciones del Imperio: había así un millet otomano y un millet judío, por ejemplo. Existían también un millet-i Rum o millet griego. De hecho, éste incluía a todos los cristianos ortodoxos, que fuesen de lengua griega, búlgara o rumana. Esta ambigüedad desempeñó más tarde un papel en la definición de los límites de la nación griega. La señal de la sujeción era principalmente el impuesto haradj. Hasta finales del siglo XVII, se añadía a eso el paidomazoma (obligación de abastecer a los jenízaros). Estos impuestos, y sobre todo la cascada de reducciones de salario efectuados desde arriba hacia los numerosos funcionarios imperiales, fueron muy mal vistos por la población local. Diversas rebeliones, como la Revolución de Orloff a menudo conllevaban un aumento en las reducciones como castigo.[1] Los kleftes, cuyas exacciones eran una forma de resistencia al impuesto, están a menudo considerados como los precursores del movimiento de liberación nacional.

El millet griego fue dirigido por la jerarquía de la Iglesia ortodoxa. El Patriarca de Constantinopla fue considerado por los Otomanos como el jefe de la "nación griega". El poder de la Iglesia ortodoxa estaba, pues, muy vinculado al poder otomano, por lo que el mantenimiento de los intereses otomanos en la zona acarreaba el mantenimiento de sus propios intereses, lo que le significó un descrédito importante entre la población.[2]

Definir un Estado nación

El objetivo territorial de la Gran Idea: El Imperio bizantino en tiempos de la dinastía macedónica.

Al igual que todos los movimientos nacionales del siglo XIX, la Gran Idea quería reagrupar en un solo y único Estado nación a todos los griegos. Nació en el pensamiento de la Ilustración y de la Revolución francesa. Así, la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano del 26 de agosto de 1789 proclamaba el derecho de los pueblos de disponer de sí mismos. Los griegos, sometidos a los Otomanos, deseaban disponer de idénticos derechos y tener un "gobierno que emanara del consentimiento de los gobernados", como lo proponía la Declaración de Independencia de los Estados Unidos de América. Las ideas ilustradas tocaron a los Phanariotes, quienes por sus funciones administrativas y gubernamentales (entre las que destacaban los papeles de intérpretes para la Gran Puerta) estaban muy en contacto con Occidente.

Intelectuales griegos estaban también en el exilio en Europa occidental: Adamántios Koraïs pasó toda la Revolución francesa en París; Rigas Feraios estaba en Viena; había unos mercaderes debido a la diáspora en Odesa, Venecia o Marsella. Periódicos (como el Mercurio sabio de Anthimos Gazis que era publicado en Viena en 1811 y 1812) y círculos intelectuales habían sido creados por estos griegos en toda Europa. En 1803, apareció en París el Informe sobre el estado actual de la civilización en Grecia; en 1806 se publicó en Livorno un Discurso sobre la libertad. Estas obras transportaban las ideas de las Luces sobre la Libertad o el derecho de los pueblos de autogobernarse.

Pero la misma definición sobre qué era "griego" o qué era lo "griego" planteaba en sí un problema (ver, por ejemplo, el artículo Nombres de los griegos). ¿Qué principio se debía aplicar: la etnia "griega", religión ortodoxa "griega", lengua "griega", la geografía, la historia?

Iakovos Rizos-Neroulos declaró durante la primera conferencia de la Sociedad Arqueológica de Atenas, en 1838, sobre la Acrópolis de Atenas:

Señores, estas piedras, gracias a Fidias, Praxíteles, Agoracrita y Mirón, son más preciosas que diamantes o ágatas: es a las piedras a las que debemos nuestro renacimiento político.[3]

Evocaba aquí el papel de los viajeros occidentales, a los del Grand Tour, en el nacimiento del sentimiento nacional griego a finales del siglo XVIII. Su interés por los monumentos antiguos le mostró tanto a los griegos eruditos, como a las poblaciones locales, que existía otra Grecia como referencia además de la Grecia de la Iglesia ortodoxa sometida al poder otomano. Nacieron entonces en Grecia una progonoplexia (obsesión por los antepasados) y una arkhaiotreia (fascinación por lo antiguo). Se comienza a dar a los niños nombres a la antigua. Se hizo lo mismo con los nombres de las embarcaciones y con la propia lengua griega: la lengua vernácula estuvo considerada "contaminada" por palabras extranjeras (turcas sobre todo). Había que reencontrar una lengua "pura": se eligió el Ático del Siglo V a. C.[4] La antigüedad se hizo, pues, la nueva referencia para definir "Grecia".

La extensión máxima de este Estado nación sería, para los más extremistas, la extensión del mundo griego según Estrabón, pero la referencia histórica escogida será: de Italia del sur ( Magna Grecia), a Antioquía, pasando por Creta, Chipre y toda Anatolia; del norte, del mar Negro (Ponto Euxino) a Creta, pasando por la misma Grecia continental, el norte de los Balcanes y Asia Menor. Esto correspondía a la extensión del Imperio bizantino de tiempos de la Dinastía macedónica.

Hay que añadir a este sentimiento el traumatismo político y religioso de la Toma de Constantinopla por los Otomanos en 1453. Constantinopla era la capital religiosa de la ortodoxia y la capital política del Imperio bizantino. Su pérdida coincidió con la desaparición de Grecia y el sometimiento de los griegos. Su libertad y su existencia como nación podía pasar sólo por la reconquista de la "Ciudad".

En 1796, mientras estaba en Viena Rigas Feraios, el poeta precursor de la insurrección contra los Otomanos, había publicado una carta de Grecia (Χάρτας της Ελλάδας), prevista en un comienzo para ilustrar Los viajes del joven Anacharsis en Grecia del francés Jean-Jacques Barthélemy. Si este mapa inmenso (4 m²) se centraba sobre la Grecia antigua (la historia antigua es la única historia representada en el mapa), incluía a Constantinopla y Valaquia; pero también las actuales Bosnia, Serbia y Albania. La Grecia descrita comprendía de hecho todos los Balcanes y Rumania. La lengua de esta entidad debía ser el griego, elemento de base de la definición de la nacionalidad. La carta de Rigas sufrió de la ejecución de su creador, pero en 1800, Anthimos Gazis publicó una versión simplificada, añadiendo a eso la Magna Grecia y Chipre.[5]

Other Languages
العربية: فكرة ميغالي
български: Мегали идея
català: Gran Idea
čeština: Megali idea
Deutsch: Megali Idea
Ελληνικά: Μεγάλη Ιδέα
English: Megali Idea
français: Grande Idée
galego: Megáli idea
italiano: Megali Idea
한국어: 위대한 이상
Latina: Megale idea
македонски: Голема идеја
Nederlands: Megali Idea
polski: Megali Idea
português: Megáli Idea
română: Megali Idea
srpskohrvatski / српскохрватски: Megali Idea
Simple English: Megali Idea
slovenščina: Velika ideja
српски / srpski: Мегали идеја
Türkçe: Megali İdea
українська: Велика ідея
中文: 伟大理想