Gran Cartuja

Monasterio de la Gran Cartuja

El monasterio de la Grande Chartreuse (Gran Cartuja) es el primero y la casa-madre de la Orden de los Cartujos. Está situado en la comuna de Saint-Pierre-de-Chartreuse, en el departamento de Isère, a pies del Grand Som, la cuarta cima más alta del macizo de la Chartreuse.

La implantación de los cartujos en el macizo que les da su nombre hace de este sitio el prototipo de espacio monástico cartujano, aunque a partir del siglo XIII también se asentaron en espacios urbanos, llanuras y junto al mar.

De acuerdo con la regla de los cartujos que cuida de la soledad de los monjes, el monasterio no se puede visitar. Pero existe un museo en Correrie, a unos 2 km de distancia, donde las réplicas de las celdas monásticas ayudan a comprender como es la vida de un monje cartujo.

Historia

El primer monasterio

La tradición cuenta que el Maestro Bruno y seis compañeros (dos laicos: Andre y Guerin, y cuatro clérigos: los canónigos Etienne de Bourg y Etienne de Die, Hugues y Laudouin, nativos de la Toscana, que sucederán a Bruno en el gobierno de la casa madre), guiados por el obispo Hugues (Hugo) de Grenoble, se instalaron el 24 de de junio de 1084 en el valle de Chartreuse (Cartuja), al que llamaron "el desierto de chartreusse" debido a su aislamiento. A finales del siglo XI, Bruno ha construido con sus seis compañeros la primera casa de de cartujos para llevar una vida cenovial. El 24 de junio es la fiesta de San Juan Bautista, santo patrón de la cartuja.[1]

El 9 de diciembre de 1086, antes del sínodo diocesano en Grenoble, el obispo Hugo, ratifica solemnemente las donaciones que habían hecho dos años antes los propietarios de tierras de la Cartuja, unas 1.700 ha (17 km2).[3]

El primer monasterio se compone de dos instalaciones distantes entre si cuatro kilómetros: la casa baja (la Correrie) que albergaba a la comunidad de frailes, talleres y dependencias, y la casa alta donde residía el prior y la comunidad de padres, además de uno o dos frailes. De este primer monasterio, construido dos km más arriba que el actual, no queda nada. Se supone que las primeras construcciones se hacen en madera, salvo la iglesia conventual, hecha en piedra. La más antigua descripción conocida, de 1114, se debe a Guibert de Nogent. Aparte de una agrupación de celdas, claustro separado, junto a los edificios de la vida común (iglesia, capítulo, refectorio), la cocina y otro amplio edificio, no se sabe nada de la disposición original de los edificios, probablemente muy distinta a la actual. No obstante, Guibert precisa que las conducciones hechas llevaban agua a las celdas.

Ni cultivos ni pastoreo eran posible en el área de la casa alta, encajada en un valle estrecho, todo bosque. Cada semana, el sábado, los hermanos de la casa baja subían a la casa alta para participar en la liturgia del domingo y la vida común, siguiendo la tradición de los orígenes del monacato cristiano.

El emplazamiento de la casa alta está marcado por dos capillas, situadas a 110 metros de distancia entre si: la de Notre Dame de Casalibus (Nuestra Señora de las cabañas, en alusión a las celdas de los monjes) y la de más arriba, la capilla de San Bruno. Notre-Dame de Casalibus fue edificada en el siglo XV, fuera del alcance de las avalanchas, mientras que la capilla de San Bruno está construida junto a una roca, cerca del sitio original del primer monasterio. Una crónica de la época, la Chronique Magister, relata el suceso desastroyo que tuvo lugar el 30 de enero de 1132, 48 años después de la llegada de San Bruno, cuando hubo una gran avalancha de nieve y rocas.

Rocas en el sitio de la primera cartuja

El monasterio de Guigues

Los supervivientes del desastre no podían reconstruir el monasterio en el mismo lugar. El prior Guigues, elige una nueva ubicación dos kilómetros más abajo, entre dos pliegues del terreno, mejor protegida del alcance de rocas. No obstante, la elección pude tener otras explicaciones. El primer lugar estaba protegido del viento del norte y bien expuesto al mediodía y aunque hoy parece un lugar de austeridad extrema porque hasta los años 1990 la nieve se prolongaba hasta mayo, su clima en la Edad Media fue menos severo (conocido como "Período Cálido Medieval" en Europa).[4]​ Algunos monasterios, como Berthaud, sobrevivieron mucho tiempo en ambientes incluso más difíciles que el de la Gran Cartuja. De todos modos, la nueva ubicación, más abierta, más soleada, se encontraba a salvo de las avalanchas. Estaba más cerca de la casa baja, facilitando así a los monjes el trayecto semanal, cualquiera que fuese el tiempo.

Los trabajos se realizan rápidamente. La iglesia, hoy perdida entre construcciones más recientes, se construye en piedra. Igualmente el capítulo, cuya bóveda del s. XII sigue intacta. Van acompañados de una docena de celdas-apartamentos hechas en madera. La iglesia es consagrada el 13 de octubre de 1133 por un antiguo cartujano, el obispo Hugo, sucesor de san Hugo de Grenoble.

Incendios y pillage

El monasterio de Guigues subsistió algo menos de dos siglos. Entre 1320 y 1676, el monasterio sufrió ocho incendios[5]​ (no once, como a veces se dice): entre 6 y 11 de mayo 1320, durante el Capítulo General, devastación total de los edificios a causa de un incendio en la chimenea de la hostería; en el verano de 1371, fuego de chimenea accidental; a finales de octubre de 1473, incendio debido a la chimenea de la hostería; en 1510; el 5 de junio de 1562, incendio provocado durante las guerras de religión por las tropas del baron de los Adrets (1512-1587); el 31 de de octubre de, 1592; en 1611; el 10 de abril de 1676, debido a un fuego de chimenea procedente de los apartamentos del reverendo padre.

La pobreza de medios en la lucha contra el fuego y sobre todo el tipo de cubierta de los tejados propia de la región, llevaron cada vez que había un incendio a una destrucción casi total de todo lo que podía arder. Después del incendio de 1676, Innocent Le Masson (1627-1703)[6]​ reconstruyó el monasterio de acuerdo con un nuevo estilo arquitectónico más seguro.

Los edificios están clasificados como monumentos históricos desde 1920.

Supresión

La supresión de las congregaciones en la Revolución francesa

La Asamblea Constituyente, por decreto de 2 de noviembre de 1789,[8]

El ministro general de la orden, Nicolas-Albergati de Geoffroy, abandona la Gran Cartuja el miércoles, 17 de octubre de 1792. Desaparece la comunidad de la Gran Cartuja y no queda un solo monasterio de la orden en Francia. En la última reunión del capítulo general se establece que, en caso de dispersión de la comunidad, se nombraría un vicario general que estaría a la espera de tiempos mejores...

Que llegan por real decreto de 27 de abril 1816, cuando el estado permite el retorno de los monjes a la Gran Cartuja para establecer un lugar de retiro. El 8 de julio de 1816, el Vicario General en ejercicio, Romuald Moissonier, procedente de la cartuja Part-Dieu de Suiza (la única que sobrevivió a la tormenta revolucionaria), volvió a la Gran Cartuja con algunos religiosos para retomar la vida monacal (fallece 11 días después). En 1857, un decreto imperial establece una reserva alrededor del monasterio para preservar el entorno y asegurar la tranquilidad de los monjes.

La expulsión de 1903

La expulsión de 1903.

El decreto anticlerical de 29 Marzo, 1880, promulga la disolución de las congregaciones masculinas no autorizados por el Estado, pero una ordenanza real permite a los cartujos seguir en su monasterio (La congregación se consideraba implícitamente autorizada por los decretos de 1816 y 1857). Sin embargo, por la ley de 1901, en el contexto de las medidas excepcionales para las congregaciones, los cartujos presentan una solicitud de licencia que es rechazada por un voto de la Cámara de Representantes, el 26 marzo 1903. Los monjes de la Gran Cartuja fueron desalojadas por la fuerza (manu militari) el 29 de de abril de 1903.[10]

Restauración

Los cartujanos en procesión hacia la Gran Cartuja.

En mayo de 1940, el cónsul francés en Livorno aconsejó al Ministro General y los monjes de Farneta volver a Francia, ante la inminencia de la entrada en guerra de Italia y el posible cierre de fronteras. Los cartujanos del padre Ferdinand Vidal se instalaron temporalmente en Orgeoise, en el barrio de Voiron (Isère), donde vivían los hermanos laicos que producían su conocido licor. Después de solicitar en vano del gobierno francés instalado en Burdeos permiso para volver a la Gran Cartuja, Vidal envía monjes para ocupar la Gran Cartuja antes de que llegaran los alemanes, que ya estaban en Voreppe. Los primeros llegan el 29 de mayo. Haciendo caso omiso del prefecto de Isère, Perrier, el alcalde de Saint-Pierre-de-Chartreuse, M. Villars, abre el monasterio "para albergar a los refugiados". El 9 de junio, Georges Mandel, ministro del Interior, regulariza la ocupación. El 10 de junio, Italia entró en la guerra. El 21 de junio de 1940, tras el anuncio del armisticio, tres padres toman oficialmente posesión de los edificios. La orientación del nuevo gobierno es, sin duda, favorable a la Iglesia y las congregaciones. Petain nombra un nuevo prefecto de Isère, Raoul Didkowski, que facilita la reintegración. El gobierno de Vichy por la Ley de 21 de febrero de 1941 da el reconocimiento legal de los cartujos en Francia. Durante estos años difíciles, la comunidad abrió sus puertas a los judíos y a la gente perseguida.[11]​ Igualmente hizo en el periodo de postguerra dando refugio a colaboracionistas y milicianos.

El acuerdo de 11 de marzo 1941 entre la Gran Cartuja y la administración de Bellas Artes del Régimen de Vichy define los términos de la concesión del inmueble y permite la rápida restauración de los edificios. La comunidad continúa hasta hoy día en edificios alquilados al Estado francés, a cambio de una renta y del mantenimiento rutinario.

En las dos décadas que siguieron a la Segunda Guerra Mundial, el desarrollo del turismo y la mejora de las redes de carreteras terminan siendo un problema. En la Gran Cartuja, los superiores valoran la idea de llevar la comunidad a un sitio más aislado. Finalmente, consiguieron que el lugar se catalogara como sitio histórico y natural, se prohibiera el sobrevuelo de aviones de turismo (ventaja de la que no gozan otras casa de la orden) y se cierra a la circulación de vehículos. Se crea un museo en las instalaciones de la antigua Correrie, poco más abajo de la Cartuja, que muestra a los turistas como es la vida cartujana. Los vehículos quedan a kilómetro y medio del monasterio, lo que permite a los cartujos vivir en la soledad propia de su vocación. Quieren que este lugar sigue siendo un "desierto", un espacio de silencio.

La Correrie

Los priores

El prior de la Gran Cartuja ha recibido - o tomado - varios títulos a lo largo de la historia. Hoy en día, lleva el de ministro general de la Orden. (Véase el artículo "Orden de la Cartuja") Después de François Marie Velut, que solicitó dejar el cargo por razones de salud, la comunidad de la Grande Chartreuse eligió a Dysmas de Lassus como nuevo prior y ministro general de la orden.[12]

Tabla de los Priores del Desierto de Chartreuse y de Grande Chartreuse [13]

1084 à 2014
Periodo de gobierno Nombre
1084-1089 San Bruno
1090-1100 Dom Landuin
1101-1102 Dom Pierre le Franc
1102-1110 Dom Jean I
1110-1137 Dom Guigues I de Castro
1137-1139 Dom Hugues I
1139-1151 Saint Anthelme
1151-1173 Dom Basile de Bourgogne
1173-1176 Dom Guigues II
1176-1233 Dom Jancelin
1233-1236 Dom Martin
1236-1242 Dom Pierre II
1242-1253 Dom Hugues II
1253-1258 Dom Bernard de la Tour
1258-1268 Dom Riffier
1268-1273 Dom Gérard
1273-1276 Dom Guillaume I
1276 Dom Pierre III
1277-1278 Dom Guillaume Fabri
1278-1313 Dom Boson
1313-1329 Dom Aymon d'Aost
1329-1330 Dom Jacques de Vevey
1330-1336 Dom Clair de Fontenay
1336-1341 Dom Jacques de Vevey
1341-1346 Dom Henri Pollet
1346-1360 Dom Jean II
1360-1367 Hélisaire de Grimoard
1367-1402 Dom Guillaume II
1402-1410 Dom Boniface Ferrier
1410-1420 Dom Jean III
1420-1437 Dom Guillaume III
1437-1463 Dom François I
1463-1472 Dom Jean IV
1472-1481 Dom Antoine I
1481-1494 Dom Antoine II
1494-1503 Dom Pierre IV
1503-1521 Dom François II
1521-1535 Dom Guillaume IV
1535-1540 Dom Jean V
1540-1546 Dom Pierre V
1546-1553 Dom Jean VI
1553-1554 Dom Damien Longuano
1554-1566 Dom Pierre VI
1566-1586 Dom Bernard II
1586-1588 Dom Jérôme I
1588-1594 Dom Jérôme II
1594-1600 Dom Jean VII
1600-1631 Dom Bruno II
1631-1643 Dom Juste Perrot
1643-1649 Dom Léon Tixier
1649-1675 Dom Jean VIII
1675-1703 Dom Innocent le Masson
1703-1731 Dom Antoine III Tocquet Grillet de Montgefond
1731-1732 Dom Ambroise Grollet
1732-1737 Dom Étienne Richard
1737-1758 Michel Brunier de Larnage
1758-1778 Dom Étienne Biclet
1778-1791 Dom Hilarion Robinet
1791-1801 Dom Nicolas Albergati
1801-1813 Dom Antoine Vallet
1813-1816 Dom Romuald Moissonnier
1816 Dom Bonaventure Eymin
1816-1824 Dom Grégoire Sorel
124-1831 Dom Benoît Nizzati
1831-1863 Dom Jean-Baptiste Mortaize
1863-1877 Dom Charles-Marie Saisson
1877-1879 Dom Roch-Marie Boussinet
1879-1892 Dom Anselme-Marie Bruniaux
1892-1905 Dom Miguel II Baglin
1905-1911 Dom Renato Herbault
1911-1938 Dom Giacomo Maria Mayaud
1938-1967 Dom Ferdinand Vidal
1967-2005 Dom Andrea Poisson
2005-2012 Dom Marcellin Theeuwes
2012-2014 Dom François-Marie Velut
2014- Dom Dysmas de Lassus
Other Languages