Grabado Flammarion

El pie de la ilustración reza:
Un misionero medieval cuenta que había encontrado el lugar en el que el Cielo y la Tierra se encontraban.

El grabado Flammarion es una famosa ilustración aparecida en el libro de Camille Flammarion L'Atmosphere: Météorologie Populaire ( París, 1888) en su página 163 y utilizada en multitud de ocasiones para representar el descubrimiento de la astronomía por el hombre.[1]

Descripción

Esta enigmática ilustración, de autor desconocido, muestra un hombre (posiblemente un astrónomo) observando a través de la atmósfera terrestre como si ésta fuera una cortina que se pudiese apartar para observar el funcionamiento del Universo. El texto acompañando la obra original de Flammarion dice:

Qué es entonces esta bóveda azul, que ciertamente existe y nos impide ver las estrellas durante el día.

Other Languages