Gorgias

Gorgias
Gorgias.jpg
Información personal
Nacimiento 483 a. C. Ver y modificar los datos en Wikidata
Leontini, Italia Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento c.  375 a. C. Ver y modificar los datos en Wikidata
Lárisa, Grecia Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Alumno de
Información profesional
Ocupación Sofista Ver y modificar los datos en Wikidata
Estudiantes Hipócrates e Isócrates Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

Gorgias de Leontinos (en griego Γοργίας) ( c. 485 a. C.-c. 380 a. C.)[1]​ fue un filósofo sofista del período antropológico de la filosofía griega.

Biografía

Gorgias, hijo de Carmántides, orador, discípulo de Empédocles, maestro de Polo de Agrigento, de Isócrates y Alcidamante, hermano de Heródico, nació en la ciudad griega de Leontinos, Sicilia, hacia el año 487 a.C aproximadamente. Su vida, en general, transcurrió momentos exitosos. Gracias a su longevidad (vivió ciento ocho años en perfecta lucidez y salud física), en parte, y también por la ingente fortuna que supo granjearse entre los griegos, pudo viajar por toda Grecia. Así, muchos afirman que Gorgias nunca tuvo un lugar definido por largo tiempo, sino que saltaba de charco en charco croando y enseñando, para utilizar una metáfora que Aristófanes le aplica. Prueba de su gran fortuna y de su constante ir y venir nos da las siguientes palabras de Isócrates, su discípulo más destacado y predilecto:

“Pero el que mayor fortuna amasó, de cuantos sofistas recordamos, fue Gorgias de Leontinos. Éste, aunque vivió en Tesalia en la época en que sus habitantes eran los más ricos de Grecia, y a pesar de haber vivido una vida muy larga, dedicado a esa actividad lucrativa, y no haber habitado de una manera estable ninguna ciudad, por lo que no tuvo que contribuir a los gastos del estado ni se vio obligado a pagar impuestos, y, además, no desposó a ninguna mujer ni tuvo hijos, sino que se vio exento de esa contribución, la más constante y costosa (…)”

Gorgias fue el más admirado maestro de retórica de la antigua sofística, y tanto es así que algunos creen, como Filóstrato, que se le debe atribuir la paternidad del arte oratorio de los sofistas. Sofista, que literalmente significa los sabios, es el nombre que recibió un grupo de intelectuales que en la Atenas de mediados del siglo V empezó a hacer del saber una profesión impartiendo, con gran escándalo de los filósofos, lecciones de retórica y elocuencia a los jóvenes de la clase dirigente que pretendían de dedicarse a la carrera política.

El orador alcanzó tan gran fama entre los griegos que, en poco tiempo, obtuvo una pléyade de alumnos cuya prosapia pertenecía a la aristocracia, a quienes cobraba nada menos que cien minas. Esta fama la obtuvo cuando, en ocasión de que su ciudad era hostigada por los siracusanos, fue enviado como cabeza de una embajada a Atenas, con el fin de convencer a los jefes y al pueblo de que los protegieran y formasen con ellos una alianza. Finalmente, los atenienses, impresionados por su arte, se aliaron con Leontinos. Después de este hecho, Gorgias tuvo entrada libre en la gran ciudad, donde amasó lo más grueso de su fortuna, al punto de que se hizo levantar en Delfos una estatua de oro macizo, costeado por su propia bolsa.

Quizá aquello que legó a la posteridad y que, por tanto, ciertamente se le reconoce, sea la extraordinaria importancia que le dio a la retórica, al arte del discurso y de la persuasión, tanto que muchos antiguos estudiaban su Arte Oratoria con fervor. Por otra parte, el mismo Platón le dedica un diálogo denominado, justamente, “Gorgias”; es decir que, sin importar que en éste se lo ataque, al hacer referencia a Gorgias y tomarlo como el centro del diálogo, Platón nos insinúa que éste fue una eminencia de su tiempo, quien, por lo mismo, era bien oído por el pueblo, cosa que de ninguna modo hubiera ocurrido si no hubiese sido un hombre descollante. Así, podemos decir de ambos: el noble guerrea solamente con los de su talla. Para hacer notar lo afilada que fue su lengua y lo celebrada que fue su facundia, Aristófanes, en sus “Aves” 1694ss, dice:

“Hay en Fanas, de la Clepsidra cerca,

Una raza pérfida de lenguaraces,

Que vendimian, siembran y hacen cosecha

Con su lengua y también recogen higos.

Bárbaros de nación, los Gorgias y los Filipos.”

Como orador debe considerársele fundador de la oratoria “epidíctica”. Los discursos que nos han sido conservados son: un Epitafio, un Olímpico, un Pítico, un Elogio de los eleáticos, todos ellos en fragmentos. Nos queda, en cambio, el texto íntegro de los ejercicios sofísticos, el Elogio a Helena y la Apología de Palamedes. En todos ellos, Gorgias hace ostentación de su habilidad dialéctica.

Finalmente, Gorgias fenece en Larisa, alrededor del año 380 a.C.

Other Languages
Afrikaans: Gorgias
العربية: غورغياس
azərbaycanca: Qorgias
български: Горгий
bosanski: Gorgija
dansk: Gorgias
Ελληνικά: Γοργίας
English: Gorgias
Esperanto: Gorgio
eesti: Gorgias
euskara: Gorgias
فارسی: گرگیاس
suomi: Gorgias
français: Gorgias
עברית: גורגיאס
hrvatski: Gorgija
Bahasa Indonesia: Gorgias
íslenska: Gorgías
italiano: Gorgia
日本語: ゴルギアス
한국어: 고르기아스
Кыргызча: Горгий
Latina: Gorgias
Malagasy: Gorgias
македонски: Горгија
മലയാളം: ഗോർഗിയസ്
Nederlands: Gorgias
norsk: Gorgias
polski: Gorgiasz
پښتو: گورجېس
română: Gorgias
русский: Горгий
sicilianu: Gorgia
Scots: Gorgias
srpskohrvatski / српскохрватски: Gorgija
Simple English: Gorgias
slovenčina: Gorgias z Leontín
shqip: Gorgias
српски / srpski: Горгија
svenska: Gorgias
Türkçe: Gorgias
українська: Горгій
Volapük: Gorgias
中文: 高爾吉亞