Golpe de Estado en Chile de 1973

Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973
Golpe de Estado 1973.jpg
Bombardeo al Palacio de La Moneda en Santiago.
Contexto del acontecimiento
Fecha 11 de septiembre de 1973
Sitio Flag of Chile.svg  Chile
Impulsores Fuerzas Armadas de Chile, con apoyo del Partido Nacional, sectores de la Democracia Cristana y otros civiles. Apoyo internacional del Gobierno de Estados Unidos y la Agencia Central de Inteligencia.[2]
Motivos Guerra Fría: crisis política, social y económica en el gobierno de Salvador Allende.[3]
Influencias ideológicas de los impulsores Anticomunismo
Gobierno previo
Gobernante Salvador Allende
Forma de gobierno República presidencial
Gobierno resultante
Gobernante Junta de Gobierno, liderada por Augusto Pinochet
Forma de gobierno Gobierno militar
[ editar datos en Wikidata]

El golpe de Estado en Chile del 11 de septiembre de 1973 fue una acción militar llevada a cabo por las Fuerzas Armadas de Chile conformadas por la Armada, la Fuerza Aérea y el Ejército, en conjunto con Carabineros de Chile para derrocar al presidente socialista Salvador Allende y al gobierno izquierdista de la Unidad Popular.

Salvador Allende asumió en 1970 como presidente de Chile, siendo el primer político de orientación marxista en el mundo que accedió al poder a través de elecciones generales en un Estado de Derecho.[4]Su gobierno, de marcado carácter reformista, se caracterizó por una creciente polarización política en la sociedad y una dura crisis económica que desembocó en una fuerte convulsión social.

La posibilidad de ejecutar un golpe de Estado contra el gobierno de Allende existió incluso antes de su elección. El gobierno de Estados Unidos, dirigido por el presidente Richard Nixon y su secretario de Estado Henry Kissinger, influyeron decisivamente en grupos opositores a Allende, financiando y apoyando activamente la realización de un golpe de Estado.[n 2]​ Dentro de estas acciones se encuentran el asesinato del general René Schneider y el Tanquetazo, una sublevación militar el 29 de junio de 1973.

Tras el Tanquetazo, grupos dentro de la Armada de Chile planearon derrocar al gobierno,[6]​ al que posteriormente se sumaron los altos mandos de la Fuerza Aérea y grupos dentro de Carabineros. Días antes de la fecha planificada para la acción militar, se sumó Augusto Pinochet, comandante en jefe del Ejército. En la mañana del 11 de septiembre de 1973, las cúpulas de las Fuerzas Armadas y de Orden lograron rápidamente controlar gran parte del país y exigieron la renuncia inmediata de Salvador Allende, quien se refugió en el Palacio de La Moneda. Tras el bombardeo de la sede presidencial, Allende se suicidó y la resistencia en el Palacio fue neutralizada.

El golpe de Estado marcó el fin del gobierno de la Unidad Popular, que fue seguida por el establecimiento de una junta militar liderada por Pinochet. Chile, que hasta ese entonces se mantenía como una de las democracias más estables en América Latina[ cita requerida], entró en una dictadura militar que se extendió hasta 1990. Durante este periodo, fueron cometidas sistemáticas violaciones a los derechos humanos,[8]​ se limitó la libertad de expresión, se suprimieron los partidos políticos y el Congreso Nacional fue disuelto.

Denominación y discrepancia

Entre partidarios y detractores del golpe de Estado chileno existe discrepancia respecto a su denominación: los primeros lo califican de pronunciamiento militar, mientras los últimos rechazan tal definición por considerarla eufemística. Al respecto, la guía titulada "¿Golpe militar o pronunciamiento?"[9]​ (Proyecto Enlaces MINEDUC en conjunto con la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso) coteja ambas visiones:

Visión N.º 1: Pronunciamiento militar

La Junta de Gobierno integrada por los cuatro Jefes de las Fuerzas Armadas, asumió el mando supremo del país el 11 de septiembre de 1973, constituida como tal por Decreto Ley N.º 1 de esa misma fecha. El movimiento militar que se produjo, se califica dentro de la tipología de las intervenciones castrenses como un pronunciamiento militar. En efecto, "éste se caracteriza porque es perpetrado por la unanimidad de las Fuerzas Armadas, con el consentimiento expreso de las mismas y en muchas circunstancias con el consentimiento tácito de la población".

Centro de Estudios de Derecho Informático de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, 2002.[10]

Visión N.º 2: Golpe militar

Las naciones civilizadas tienen los medios para establecer la inconstitucionalidad e ilegalidad eventual de un determinado gobierno y, de ninguna forma, conforme a la doctrina del derecho más puro, corresponde a las Fuerzas Armadas y de Orden la restauración de las instituciones que aseguran un Estado con los requisitos y condiciones que conforme a las instituciones políticas son inherentes a la democracia. Uno de ellos es el plebiscito que se ha asegurado, con documentación y testimonios fidedignos, habría sido una opción que no estaba lejos de ser materializada. Por ello es que al «pronunciamiento militar» se le llama, no por ser más peyorativo sino más preciso: « Golpe de Estado». Precisamente es en éste, donde se impone un « Gobierno de Facto» que se aleja, por doctrina y praxis, de un verdadero Estado de Derecho. Si en el gobierno de Salvador Allende existía un claro debilitamiento y deterioro grave de las instituciones, fue en el gobierno de la Junta Militar y luego en el de Augusto Pinochet en donde efectivamente, se pone término a un Estado de Derecho. Los fundamentos están en el Derecho Constitucional, en el Positivo y, especialmente, en el Derecho Comparado.

Alicel Belmar Rojas, Estado de Derecho: ¿Cuándo se vulneró?[11]
Other Languages
Bahasa Indonesia: Kudeta Chili 1973
srpskohrvatski / српскохрватски: Državni udar u Čileu 1973