Gobiernos Regionales de Chile

Edificio del GoRe Biobío en julio de 2012, emplazado en la antigua Estación Central de Concepción, en el Barrio Cívico de Concepción, Concepción.

Los Gobiernos Regionales (GORE) son los órganos públicos encargados de la administración superior de cada una de las regiones de Chile, y que tienen por objeto el desarrollo social, cultural y económico de ellas. Para el ejercicio de sus funciones, gozan de personalidad jurídica de derecho público y tienen patrimonio propio. Tienen su sede en la ciudad capital de la respectiva región, sin perjuicio de que puedan ejercer sus funciones transitoriamente en otras localidades de la región.

Los gobiernos regionales están constituidos por dos órganos: por el Intendente respectivo, el cual designado por el presidente de la República y que se mantiene en sus funciones mientras cuente con su confianza, y por el Consejo Regional, compuesto de consejeros elegidos por sufragio universal, en votación directa, por periodos de cuatro años, y que pueden ser reelegidos.

Fueron creados mediante una reforma constitucional efectuada el año 1991[2] Los primeros gobiernos regionales se instalaron en 1993.

Cabe señalar que el gobierno de cada región reside únicamente en el Intendente, como representante natural e inmediato del presidente, en el territorio de su jurisdicción.

Principios que rigen su función

Para cumplir con sus tareas y objetivos el Gobierno Regional se guía por los siguientes principios básicos:[3]

  • La legalidad de la administración pública.
  • El desarrollo armónico y equitativo del territorio.
  • La equidad, eficiencia y eficacia en la asignación y utilización de los recursos públicos.
  • La preservación y mejoramiento del medio ambiente.
  • La efectiva participación de la comunidad regional.
Other Languages